En qué queda el partido Farc tras la evasión de ‘Jesús Santrich’

Diana Rubiano/ Nuevo Siglo

A pesar de que tras la evasión de ‘Jesús Santrich’ y no atender la citación el pasado martes de la Corte Suprema a indagatoria en la investigación que le adelanta por narcotráfico, el Gobierno ha destacado que 10 mil desmovilizados de las Farc sí están cumpliendo con el acuerdo de paz, se ven consecuencias políticas en el horizonte para el partido del mismo nombre por la actitud de este excomandante y otros como ‘Iván Márquez’ y ‘El Paisa’, que podrían ir desde perder una curul en la Cámara hasta ser castigado en las urnas en los comicios de octubre próximo.

El partido Farc se jugó el ‘pellejo’ por ‘Santrich’ desde su captura en abril de 2018 ante un pedido de extradición que presentó Estados Unidos porque, supuestamente, participó después de la firma del acuerdo en diciembre de 2016 en una conspiración con el cartel mexicano de Sinaloa para enviar 10 toneladas de cocaína. Entonces la dirección de la colectividad y su bancada en el Congreso hicieron eco a que esta persona juró inocencia y  dijo que se trataba de un supuesto montaje de la Fiscalía colombiana y los  norteamericanos.

Entonces Farc clamó por la libertad de ‘Santrich’ y exigió que su caso saliera de la jurisdicción ordinaria con destino a la JEP porque los desmovilizados se sometieron a ella para responder ante la justicia transicional por los delitos que cometieron en el conflicto armando.

Parlamentarios de Farc como Victoria Sandino y Carlos Lozada estuvieron a la salida de La Picota el pasado 30 de mayo, cuando la Corte Suprema ordenó la libertad de ‘Santrich’ al reconocer su fuero como congresista y que por ello asumió por competencia la investigación por narcotráfico en su contra, dejando sin efecto la que adelantaba la Fiscalía.

También la bancada de este partido acompañó a ‘Santrich’ a principios de junio a posesionarse en la Cámara para ocupar una de las 10 curules asignadas a Farc, producto del acuerdo de paz, y se solidarizó con este por las manifestaciones de rechazo en su cara por su presencia en el Congreso por parlamentarios de diferentes colectividades.

No obstante, un baldado de agua fría cayó sobre el partido Farc el pasado 30 de junio pues ‘Santrich’ desapareció de un espacio de capacitación en el Cesar, sin que al día de hoy explique por qué lo hizo y dónde está.

Luego de que el pasado martes ‘Santrich’ no asistiera a la Corte para indagatoria Farc lo calificó como “un hecho muy grave”, frente al cual el Consejo Político Nacional de la colectividad dijo que “su no presentación a la diligencia citada desmiente su propia palabra y defrauda la confianza del país y de nuestro partido”.

Impactos

A pesar de que este partido busque poner distancia con el accionar de ‘Santrich’ se prevén consecuencias políticas como un mayor distanciamiento entre su presidente Rodrigo Londoño e ‘Iván Márquez’, quien fue jefe negociador en La Habana por esta guerrilla, pero que desde agosto pasado nada se sabe de su paradero, y quien es muy cercano a ‘Santrich’, incluso una de las razones que dijo para no ocupar su curul en el Senado fue la captura de este.

El pasado 22 de mayo Londoño reprendió a ‘Márquez’ porque aduciendo presuntos incumplimientos del Gobierno con el acuerdo consideró que fue un error que las Farc entregaran las armas. Frente a lo cual Londoño dijo que el grueso de los desmovilizados están firmes con el cumplimiento del acuerdo y añadió "Iván no percibió la dimensión del puesto que nuestra larga lucha lo llevó a ocupar. Se fue, sin ningún tipo de explicación, y se negó a ocupar su curul  en el Senado, dejando acéfala nuestra representación parlamentaria en el momento en que más requería su presencia".

El caso ´Santrich’ también podría conspirar contra las intenciones de Farc de obtener buenos resultados en las elecciones de octubre próximo, después de que su estreno en las urnas en los comicios parlamentarios de 2018 fueran pálidos: 55.400 votos en Senado y  32.636 en Cámara.

De igual forma ‘Santrich’ se expone a su expulsión del  partido Farc, como lo dejó entrever ‘Pastor Alape’, quien anunció que el Consejo Nacional de los Comunes evaluará la situación de esta persona.

También Farc podría perder por Silla Vacía la curul que tenía ‘Santrich’, como lo solicitó Emilio Archila, alto Consejero para la Estabilización y el Posconflicto.

No obstante ayer el senador Lozada dijo que “esa es una decisión que deberá tomarse por parte de la Corte Suprema. Nosotros vamos a dar la batalla porque esa curul es designada en virtud de un acuerdo de paz y por lo tanto consideramos que esa curul debe mantenerse para el  partido”.

Quedó en firme muerte política de ‘Iván Márquez’

Al no presentarse ningún recurso de apelación, quedó en firme el falló del Consejo de Estado que le quitó la investidura al desmovilizado Luciano Marín (‘Iván Márquez’), del partido Farc.

La Constitución establece que si el Consejo de Estado le declara la pérdida de investidura a un congresista, este no podrá presentarse de nuevo a cargos de elección popular, por eso se habla de que se le decreta la muerte política.

Según el magistrado ponente Alberto Montaña, no hubo ninguna circunstancia de fuerza mayor que le impidiera a Marín posesionarse en la curul de senador que se le otorgó al partido Farc como parte de los acuerdos de paz.

“Como garantía para la reintegración política de la extinta guerrilla de las Farc, la Constitución Política previó un régimen de transición que otorga al partido que surja de su desmovilización, cinco curules en cada cámara. Quienes resulten designados para ocupar estas curules, adquieren obligaciones constitucionales cuyo incumplimiento puede motivar un proceso de pérdida de investidura”, recordó el Consejo de Estado.

Para el magistrado Montaña, esta sanción para quien decide no tomar posesión del cargo protege la reintegración política colectiva de quienes dejaron las armas y evita que se defraude nuevamente la confianza depositada en el acuerdo.

El Consejo de Estado declaró la pérdida de investidura de Marín por haber incurrido en la causal tercera del Artículo 183 de la Constitución Política (no tomar posesión de su cargo dentro de los ocho días siguientes a la fecha de instalación de las Cámaras, o a la fecha en que fueren llamados a posesionarse). “Todos los componentes objetivos y subjetivos de la causal se encontraron acreditados dentro del proceso”, indicó el fallo de primera instancia.