‘Fragmentos’, una obra de arte viva en la pantalla grande

Foto @fragmentosarteymemoria

Fragmentos, Espacio de Arte y Memoria, junto a la Cinemateca de Bogotá, se une a la conmemoración del Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado con la proyección del documental Fragmentos, este viernes, a las 6:00 p.m. en la Sala Capital.

Este documental, dirigido por la artista Doris Salcedo y Mayte Carrasco, narra el emocionante proceso de construcción de la obra a través de los testimonios de las personas que participaron de manera activa en su creación.

Además de la proyección, el evento contará con una charla introductoria a cargo de Gloria Pinilla Vázquez, quien estuvo a cargo de la redacción del documental y las entrevistas que aparecen en él. Al finalizar, se abrirá un espacio para preguntas de los asistentes con la participación virtual de Doris Salcedo. Los interesados en asistir deberán reclamar la boleta digital en la taquilla de la Cinemateca el mismo día de la proyección. 

Fragmentos es un espacio comprometido con la realización de diferentes actividades culturales que promueven la reflexión crítica sobre la violencia política, la memoria de las víctimas y la construcción de paz.

Salcedo creó Fragmentos, Espacio de Arte y Memoria en Bogotá como un lugar de reflexión sobre el conflicto armado en Colombia. Al haber invertido su significado, la artista concibió un contra-monumento que, en vez de exponer una versión épica de la historia, busca crear diálogos a partir de las rupturas que el conflicto ha generado, reconociendo las experiencias extremas sufridas por millones de colombianos.

Este contra-monumento se ha dispuesto como un espacio físico abierto al público para reflexionar a través de procesos artísticos sobre las múltiples memorias del conflicto. Su objetivo no es generar una mirada única sobre la historia, sino dar cabida a diversas lecturas que promuevan diálogos difíciles, provocadores y, por ende, reflexivos.

Fragmentos se presenta simultáneamente como una obra de arte viva, un lugar de memoria y un espacio de creación artística; se trata de una construcción cuyo piso se elaboró con las armas fundidas de la depuesta guerrilla de las FARC y contó en su creación con la participación de mujeres víctimas de violencia sexual durante el conflicto armado en Colombia.

En este espacio, se busca que generaciones presentes y futuras de artistas exhiban obras de arte que reelaboren las memorias del conflicto y que, a través de ellas, permitan construir una visión colectiva del futuro.