¿Cómo solucionar crisis de Electricaribe?

Foto Senado.

Incluir en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 10 artículos con el fin de dar solución a la situación de Electricaribe fue lo que propuso la bancada costeña a los ponentes del proyecto, durante la reunión que sostuvieron con la Superintendencia de Servicios Públicos y el Ministerio de Hacienda.

Para el representante por el Atlántico, Cesar Lorduy, de Cambio Radical, los artículos “apuntan fundamentalmente al salvamento de Electricaribe y a resolver el tema de la prestación del servicio público”.

El legislador señaló que se definió que la propuesta fuera en el Plan Nacional de Desarrollo frente a la segunda alternativa de presentarlo por proyecto de ley, que en últimas no se tomó como opción, debido a los cronogramas relacionados con Electricaribe, los cuales “están acelerados” y tienen como fecha definida el mes de septiembre para que el nuevo operador entre en funcionamiento.

“Si eso va por proyecto de ley es muy probable que no esté listo antes de septiembre y la idea es que los nuevos operadores reciban una señal positiva, se prepararen para ello, puedan participar de tal manera que arranquemos en septiembre con operadoras nuevo”, dijo.

Asimismo, el senador Eduardo Emilio Pacheco, de Colombia Justa Libres, señaló que lo que se pretende es “darle una salida al problema de Electricaribe” y respalda los artículos del 1 al 6 de la propuesta, debido a que “el Gobierno asume una gran responsabilidad respecto a darle salida al pasivo tanto pensional como prestacional, también pasivo por la actividad empresarial que Electricaribe ha realizado hasta el día de hoy”.

El articulado presentado se enfoca en atender tres frentes: el primero, que el Gobierno asuma el pasivo pensional; segundo, sanear las finanzas para que el nuevo operador entre de cero; en tercer lugar, incluir un nuevo gravamen del 4% en los estratos cuatro, cinco y seis, recursos que irían al Fondo Empresarial de la Superintendencia de Servicios Públicos.

Sin embargo, en este último punto del incremento en la tarifa para dichos estratos se produjo polémica entre algunos congresistas tanto de la bancada Caribe como fuera de ella.

El senador Pacheco afirmó que “no estamos de acuerdo con el aumento del 4%”.

Al respecto, el senador barranquillero Efraín Cepeda, del Partido Conservador, afirmó que únicamente aplicaría para los estratos del cuatro al seis, a los que impactaría “muy poco” y sostuvo que el artículo se podría dejar como transitorio, porque al igual que lo dijo Lorduy, “la idea es que a finales de septiembre se tenga nuevo operador y cese esta horrible noche de energía del Caribe colombiano”.

Cabe señalar que la propuesta tiene como objetivo adoptar las medidas necesarias para asegurar la prestación eficiente y sostenible del servicio público de distribución y comercialización de electricidad en la Costa Caribe del país, en desarrollo del Artículo 365 de la Constitución.

La representante por Atlántico, Martha Villalba, del Partido Social de Unidad Nacional (La U), celebró que el nuevo gobierno haya atendido el llamado que durante muchos años los congresistas y los gobernadores del Caribe han venido haciendo, en el sentido de que la Nación asuma la problemática de esta empresa prestadora del Servicio de Energía a través de un proyecto de ley.

Villalba explicó con relación a los artículos 8 y 9, sobretasa por kilovatio hora consumo y contribución adicional a la contribución definida en el Artículo 85 de la Ley 142 de 1994, respectivamente, “que estos deberán ser analizados rigurosamente por el impacto que van a generar en los estratos cuatro, cinco y seis del país, por lo que hay que revisar qué tan convenientes y oportunos resultan ser para no arriesgar el articulado”.

De otro lado, Villalba sostuvo que “este es un proyecto integral que busca darle solución al problema del mal servicio de energía que nos viene afectando desde mucho tiempo atrás en la región. Es el momento de hablarle claro al Caribe y con este proyecto la Superintendencia lo está haciendo porque vemos con mucha preocupación que hoy existen recursos destinados para la compra de energía más no para las intervenciones y el mantenimiento de una infraestructura obsoleta”.