HERRAMIENTAS PARA PROFESIONALES
Hay 400.000 abogados y muy pocos se apoyan en las app

Foto cortesia

Solo el 10% de los abogados colombianos se apoyan en la tecnología para su labor. Esta cifra tan limitada, contrasta con las tendencias mundiales que apuntan a firmas y abogados particulares cada vez más tecnológicos. Aunque a nivel global, Estados Unidos y Canadá marchan a la vanguardia, de acuerdo con el informe ‘Innovación y tendencias del sector jurídico empresarial 2016-2017”, Barcelona es la urbe que más innova adoptando nuevas tecnologías con el propósito de lograr una mayor competitividad en esta era digital.

En este sentido, ciudades como Berlín, París, Munich, Londres y Madrid, según cita el informe, le siguen los pasos, con miras a transformar significativamente el modelo tradicional del abogado de archivadores, carpetas, libreta y bolígrafo, a otro más colaborativo y multidisciplinario, que sea capaz de gestionar efectiva y organizadamente las enormes cantidades de información que crecen a diario, con el propósito final de beneficiar a sus clientes.

Mirando hacia el futuro inmediato, Legis, hace un recuento de las cinco herramientas tecnológicas que los abogados colombianos de 2020 se verán obligados a conocer e implementar porque con seguridad serán de manejo cotidiano en sus entornos de trabajo:

1-Los textos digitales. Estos ya han comenzado a reemplazar al papel y desde las aulas de Derecho, las soluciones virtuales sobresalen sobre los “clásicos” libros de hojas sustituibles y los códigos bajo el brazo que, aunque siguen existiendo, hoy le dan paso a documentos virtuales e interactivos que pueden consultarse con facilidad desde diferentes dispositivos móviles.

Según Erick Rincón, Gerente General de Legis, “En el caso del Derecho, los “textos” han evolucionado a través de la tecnología y son ahora, en su mayoría, aplicativos virtuales en forma de cartillas, textos o enciclopedias on line. Estos han logrado un alto grado de practicidad pues no solo facilitan al estudiante, y abogado del futuro, la accesibilidad y la movilidad sino una permanente actualización temática y funcionalidades adicionales como búsquedas inteligentes, análisis de casos y el simulacro para la preparación de exámenes”.

2- Los softwares de aplicación legal. Aunque son de uso cotidiano en todo el mundo, Colombia es tímida en la implementación de estas poderosas herramientas que permiten controlar de manera inteligente todas las actividades de una oficina legal, como la trazabilidad sobre las actuaciones de sus casos, alertas, agendamiento y escalonamientos sobre el vencimiento de términos.

3- Los documentos inteligentes. Softwares como HotDocs, permiten el manejo de documentos especializados tales como contratos de arrendamiento, compra venta, documentación legal para creación empresas, ejecución de hipotecas y reestructuraciones empresariales, franquicias, patentes, títulos de propiedad, testamentos y muchos otros, facilitando la vida a los abogados y a las empresas al ahorrar tiempo valioso que se dedicará seguramente a actividades que generan un mayor valor agregado para los clientes.

4- Herramientas forenses. Con el uso cotidiano de teléfonos móviles y todas sus funcionalidades, además de aplicaciones que corren en internet, los casos legales asociados a estos dispositivos y herramientas son el pan de cada día y es por eso que el mundo del Derecho ha tenido que acudir a mecanismos válidos que certifiquen la información en medios como portales web, e mails, chats, videos, redes sociales o registros fotográficos.

 

5- Las apps especializadas. Entre una gran variedad, estas aplicaciones tienen infinidad de usos como la facilidad de consultar jurisprudencia, legislación y acceder a resúmenes y análisis de los acontecimientos jurídicos. Otras muy usadas por los abogados son las grabadoras de conversaciones de llamadas y las transcriptoras de dictados que funcionan convirtiendo la voz en textos al estilo de una eficiente secretaria virtual.