La ley 1715 de 2014

Este 13 de mayo se cumplieron los primeros ocho años de la sanción de la Ley 1715 de 2014 “por medio de la cual regula la integración de las energías renovables no convencionales al Sistema energético nacional”. Este proyecto fue concebido y radicado por el senador José David Name Cardozo y como ministro de Minas y Energía le brindamos todo el apoyo requerido en su trámite en el Congreso de la República.

Este 13 de mayo se cumplieron los primeros ocho años de la sanción de la Ley 1715 de 2014 “por medio de la cual regula la integración de las energías renovables no convencionales al Sistema energético nacional”. Este proyecto fue concebido y radicado por el senador José David Name Cardozo y como ministro de Minas y Energía le brindamos todo el apoyo requerido en su trámite en el Congreso de la República.

Las redes

Hace unas semanas, después de la extradición de Dairo Antonio Úsuga -Otoniel-, el Clan del Golfo nos recordó qué tan poderoso sigue siendo el narcotráfico en Colombia y qué tan débil se muestra el Estado al combatirlo. La organización criminal declaró el paro armado y 178 municipios del país no tuvieron otra opción que obedecer, pues nadie acudió en su defensa.

Hace unas semanas, después de la extradición de Dairo Antonio Úsuga -Otoniel-, el Clan del Golfo nos recordó qué tan poderoso sigue siendo el narcotráfico en Colombia y qué tan débil se muestra el Estado al combatirlo. La organización criminal declaró el paro armado y 178 municipios del país no tuvieron otra opción que obedecer, pues nadie acudió en su defensa.

Falta empatía

Definitivamente no hay mejor manera de ver nuestra realidad que cuando estamos en época electoral porque en ésta vemos cómo se saca lo peor de nuestra sociedad y de cada uno de sus integrantes, cómo las ideas y las propuestas toman un segundo plano porque pasan al primero, los ataques personales, los insultos por defender a mi candidato y mentiras que se dicen de lado y lado para desprestigiar al otro como forma de ganar votos.

Definitivamente no hay mejor manera de ver nuestra realidad que cuando estamos en época electoral porque en ésta vemos cómo se saca lo peor de nuestra sociedad y de cada uno de sus integrantes, cómo las ideas y las propuestas toman un segundo plano porque pasan al primero, los ataques personales, los insultos por defender a mi candidato y mentiras que se dicen de lado y lado para desprestigiar al otro como forma de ganar votos.

España, café y narrativa

Una noche cualquiera a finales del invierno, cuando mi novia me invitó a ver con ella “una serie colombiana llamada Café con Aroma de Mujer” de la que toda España estaba hablando en Instagram, no pude evitar embarcarme en un frenético viaje hacia el pasado, convirtiéndome así en el improvisado pasajero de mi propia memoria.

Una noche cualquiera a finales del invierno, cuando mi novia me invitó a ver con ella “una serie colombiana llamada Café con Aroma de Mujer” de la que toda España estaba hablando en Instagram, no pude evitar embarcarme en un frenético viaje hacia el pasado, convirtiéndome así en el improvisado pasajero de mi propia memoria.

De la casa Gómez

No le resultó fácil seguramente a Mauricio Gómez Escobar ser el hijo del inmolado Álvaro Gómez Hurtado. Tanta responsabilidad aunada a ser nieto del expresidente conservador Laureano Gómez, fue la que llevó consciente en cada actuar de su vida.

Pudo el país haber esperado que, en su condición de heredero de ese ADN político, su futuro con garantía de éxito sería el Congreso, las discusiones partidistas o la confirmación de movimientos políticos, pero prefirió otros horizontes, los suyos.

No le resultó fácil seguramente a Mauricio Gómez Escobar ser el hijo del inmolado Álvaro Gómez Hurtado. Tanta responsabilidad aunada a ser nieto del expresidente conservador Laureano Gómez, fue la que llevó consciente en cada actuar de su vida.

Pudo el país haber esperado que, en su condición de heredero de ese ADN político, su futuro con garantía de éxito sería el Congreso, las discusiones partidistas o la confirmación de movimientos políticos, pero prefirió otros horizontes, los suyos.

¿Dónde firmo?

“París bien vale una misa”, exclamó Enrique IV, para justificar cínicamente su conversión al catolicismo y poder ceñirse la corona de Francia. Y para cínicos desvergonzados, el candidato del Pacto Histórico, para quien la presidencia bien vale una promesa o mil promesas, o cualquier alianza con tránsfugas y delincuentes, ¡qué más da!

“París bien vale una misa”, exclamó Enrique IV, para justificar cínicamente su conversión al catolicismo y poder ceñirse la corona de Francia. Y para cínicos desvergonzados, el candidato del Pacto Histórico, para quien la presidencia bien vale una promesa o mil promesas, o cualquier alianza con tránsfugas y delincuentes, ¡qué más da!

Ilusión o frustración

Una gran parte de la población colombiana no desea más de lo mismo. Y otra, supuestamente satisfecha, fiel a sus jefes políticos, prefiere y apoya el continuismo. En dicho escenario se elige al próximo presidente de la República. 

Dos fuerzas políticamente opuestas, una que se dice cansada de la corrupción, de la concentración de privilegios, y la otra, consecuente con quienes desean mantenerse en el poder. 

Una gran parte de la población colombiana no desea más de lo mismo. Y otra, supuestamente satisfecha, fiel a sus jefes políticos, prefiere y apoya el continuismo. En dicho escenario se elige al próximo presidente de la República. 

Dos fuerzas políticamente opuestas, una que se dice cansada de la corrupción, de la concentración de privilegios, y la otra, consecuente con quienes desean mantenerse en el poder. 

El Boyacá, decano de los santanderinos

El general Francisco de Paula Santander, no solo es conocido por el denominativo que Bolívar le dio luego de la Batalla de Boyacá: “El organizador de la victoria”, ni por su proceder de legislador unipersonal como “El hombre de las Leyes”, sino, por ser el padre de la educación pública en Colombia, verdadero calificativo que lo debería preservar como la mejor gestión de éste, uno de nuestros founding fathers.

El general Francisco de Paula Santander, no solo es conocido por el denominativo que Bolívar le dio luego de la Batalla de Boyacá: “El organizador de la victoria”, ni por su proceder de legislador unipersonal como “El hombre de las Leyes”, sino, por ser el padre de la educación pública en Colombia, verdadero calificativo que lo debería preservar como la mejor gestión de éste, uno de nuestros founding fathers.

Aluvión de barbaries

El mundo requiere de otros tipos de aires más respetuosos con la vida y el itinerario de las gentes. ¡Cómo no tomar nuevos hábitos y distinta concepción en favor de un espíritu conciliador, a fin de trazar caminos más templados y un futuro esperanzador para las generaciones actuales y futuras! El dejar hacer sin más, con desconocimiento y menosprecio a los derechos humanos, han originado actos de salvajismo injuriosos para la conciencia de la humanidad.

El mundo requiere de otros tipos de aires más respetuosos con la vida y el itinerario de las gentes. ¡Cómo no tomar nuevos hábitos y distinta concepción en favor de un espíritu conciliador, a fin de trazar caminos más templados y un futuro esperanzador para las generaciones actuales y futuras! El dejar hacer sin más, con desconocimiento y menosprecio a los derechos humanos, han originado actos de salvajismo injuriosos para la conciencia de la humanidad.

La explosión de la burbuja

Un diario nacional publicó en primera página y a varias columnas, la admisión de un general del ejército de su haber participado en el genocidio de más de cuatro mil cuatrocientas personas durante el gobierno de Álvaro Uribe. Debajo de la línea de doblez, el mismo diario anuncia que una juez no archivará el juicio contra el mismo Uribe, por una acusación de un delito incomparablemente menor.

Un diario nacional publicó en primera página y a varias columnas, la admisión de un general del ejército de su haber participado en el genocidio de más de cuatro mil cuatrocientas personas durante el gobierno de Álvaro Uribe. Debajo de la línea de doblez, el mismo diario anuncia que una juez no archivará el juicio contra el mismo Uribe, por una acusación de un delito incomparablemente menor.

El nuevo monaguillo

La santa sede no tiene ejército, salvo unos cuantos guardias suizos que cuidan la entrada a la Basílica de San Pedro. No tiene tampoco aviones ni drones. Solo tiene la palabra del Papa como arma preeminente para influir en los asuntos internacionales.

La santa sede no tiene ejército, salvo unos cuantos guardias suizos que cuidan la entrada a la Basílica de San Pedro. No tiene tampoco aviones ni drones. Solo tiene la palabra del Papa como arma preeminente para influir en los asuntos internacionales.

Natalie se puede quedar sin con qué comer

“Vale más un tarro de aceite que un día laboral”, dijo Natalie Martínez, como respuesta a mi queja por el costo de una botella de agua y un chocolate, que acababa de comprar en un local del aeropuerto El Dorado de Bogotá. Natalie es una excelente vendedora, atiende con una gran sonrisa y palabras amables.

“Vale más un tarro de aceite que un día laboral”, dijo Natalie Martínez, como respuesta a mi queja por el costo de una botella de agua y un chocolate, que acababa de comprar en un local del aeropuerto El Dorado de Bogotá. Natalie es una excelente vendedora, atiende con una gran sonrisa y palabras amables.

La revolución que no hemos querido hacer

Hay mucho miedo en el ambiente. Los que tienen algo y los que mandan la parada están suplicando de rodillas que nadie les quite nada a las malas, aunque a las buenas tampoco van a dar mucho. Hay temor a que las cosas, incluso por razones buenas y serias, lleguen a ser de otra manera, sobre todo para los que viven más estrechamente. Ni siquiera se hace el ejercicio mental de pensar por qué existe en algunos la idea de quitarle bienes, capitales, propiedades a los que las poseen.

Hay mucho miedo en el ambiente. Los que tienen algo y los que mandan la parada están suplicando de rodillas que nadie les quite nada a las malas, aunque a las buenas tampoco van a dar mucho. Hay temor a que las cosas, incluso por razones buenas y serias, lleguen a ser de otra manera, sobre todo para los que viven más estrechamente. Ni siquiera se hace el ejercicio mental de pensar por qué existe en algunos la idea de quitarle bienes, capitales, propiedades a los que las poseen.

La radiografía político-social

Siguiendo con los comentarios sobre la política, la revolución en general y recordando algunas de las reflexiones del Libertador Simón Bolívar, que como profecías bíblicas después de dos siglos se repiten en nuestro tiempo, percibimos que su desconfianza sobre el voto popular y las decisiones de los ciudadanos en democracia dependen, en gran parte, de lo que denuncia como incultura política, el engaño de los demagogos a las masas y la inmadurez ciudadana.

Siguiendo con los comentarios sobre la política, la revolución en general y recordando algunas de las reflexiones del Libertador Simón Bolívar, que como profecías bíblicas después de dos siglos se repiten en nuestro tiempo, percibimos que su desconfianza sobre el voto popular y las decisiones de los ciudadanos en democracia dependen, en gran parte, de lo que denuncia como incultura política, el engaño de los demagogos a las masas y la inmadurez ciudadana.

Un logro de Putin

Va quedando en evidencia, y tan claro como el vodka, que algún logro ha obtenido Rusia con la guerra de agresión que emprendió hace ya 81 días contra Ucrania.  Aunque, al menos por ahora, ninguno de los que fácilmente creyó que alcanzaría, sobreestimando sus propias capacidades y subestimando las de Ucrania (entre otras, el tesón de los propios ucranianos y el formidable desempeño de Zelenski), así como la magnitud de la reacción del Occidente geopolítico.  Es lo que suele suceder con toda política imprudente, hija de la testarudez y el autoengaño, de la

Va quedando en evidencia, y tan claro como el vodka, que algún logro ha obtenido Rusia con la guerra de agresión que emprendió hace ya 81 días contra Ucrania.  Aunque, al menos por ahora, ninguno de los que fácilmente creyó que alcanzaría, sobreestimando sus propias capacidades y subestimando las de Ucrania (entre otras, el tesón de los propios ucranianos y el formidable desempeño de Zelenski), así como la magnitud de la reacción del Occidente geopolítico.  Es lo que suele suceder con toda política imprudente, hija de la testarudez y el autoengaño, de la