Sigue álgido debate por la ‘Ley Arias’

Fotomontaje ENS
Petro asegura que esta ley significa la impunidad para toda la parapolítica, mientras que Lara dice reglamenta la reforma constitucional sobre segunda instancia para aforados
______________________________

La polémica ley sobre el derecho fundamental a la impugnación, que aprobó la semana pasada la Comisión Primera del Senado, sigue dando de qué hablar.

Mientras la iniciativa se prepara para recibir segundo debate en la plenaria del Senado, la controversia se agudiza, pues los promotores de la iniciativa sostienen que garantiza el derecho a quienes no tuvieron doble instancia mientras que los detractores sostienen que es una ley hecha a imagen y semejanza del exministro Andrés Felipe Arias (por eso la apodan ‘Ley Arias’).

“Yo no sé qué consecuencias vaya a tener esto en las instituciones de nuestro país: abrir una segunda instancia casos que son cosa juzgada. No lo sé. Mirar para atrás cuál es el plazo, por qué justificar 10 años, 15 años, por qué no revisar casos de 30 años. Una caja de pandora que estamos abriendo aquí”, expresó el senador Rodrigo Lara, de Cambio Radical.

Sin embargo, Lara aseguró que su voto fue positivo por la ley, pues “reglamenta la reforma constitucional sobre segunda instancia para aforados. Voté con la condición de prohibir la retroactividad en la ponencia, pero no fui escuchado. Y ahora la discusión se dará en la plenaria”.

El senador Gustavo Petro, de Colombia Humana, criticó la iniciativa diciendo que esto significa “la impunidad en ciernes para toda la parapolítica, para los grandes carteles de la corrupción, como para los magnicidios, fundamentalmente el caso de Luis Carlos Galán”.

También el senador Gustavo Bolívar, de la Lista de la Decencia, arremetió contra la iniciativa indicando que los hechos por los que fue condenado el exministro Arias están probados: “Los Dávila que partieron en cuatro pedazos la finca de Magdalena para que madre, padre, hijo y novia recibieran gratis $2.200 millones de Agro Ingreso Seguro, tienen otra finca de 777 hectáreas de caña en el Valle, avaluada en $3 mil millones. Así son los hampones que nos gritan vándalos”.

Según dijo, la ley aprobada por el Congreso demuestra que “el Poder Legislativo está al servicio del hampa y el crimen. Una ley hecha por el uribismo para sacar de la cárcel uribistas. Pero hay un poder superior que no hemos usado. El poder constituyente. Nunca hemos echado abajo una ley. Por eso nos ven la cara y se ríen”.