Deuda externa llegó a 42,9% del PIB

Foto archivo

El saldo de la deuda externa de Colombia alcanzó US$136.184 millones (42,9% del PIB) a septiembre de 2019, con un incremento de US$4.256 millones (3,2%) respecto a diciembre de 2018. De acuerdo con el informe del Banco de la República, el 84% de este saldo corresponde a créditos con vencimiento original mayor a un año y el 16% a créditos con vencimiento igual o menor a un año.

Por tipo de instrumento, el saldo de la deuda externa corresponde principalmente a préstamos y a títulos de deuda. El aumento del saldo en lo corrido del año (US$4.256 millones) se explica por el mayor endeudamiento de largo y de corto plazo en US$2.528 millones (2,3%) y US$1.728 millones (8,6%) respectivamente. Por sectores, el saldo de la deuda externa pública representa el 54% del total y la del sector privado el 46%.

Sector público

En el mes referenciado, el saldo de la deuda externa del sector público alcanzó un monto de US$72.873 millones, menor en US$126 millones (0,2%) respecto a diciembre de 2018. Dicho saldo equivale al 23% del PIB estimado para 2019. El aumento del saldo fue explicado por el menor endeudamiento de corto y largo plazo, US$124 millones (16,2%) y US$2 millones respectivamente. Del saldo de la deuda contratada a mediano y largo plazo, el 71% está en cabeza del Gobierno central, seguido por las entidades descentralizadas nacionales que responden por el 20% y el restante 9% corresponde a obligaciones de otros deudores. Por prestamistas, el 57% de esta deuda corresponde a títulos de deuda emitidos en los mercados internacionales, el 32% a deuda contratada con la banca multilateral y el restante 11% pertenece a entidades bilaterales y a bancos e instituciones financieras.

Por tipo de instrumento, el aumento del saldo de la deuda de largo plazo del sector público durante el primer semestre de 2019, se explica principalmente por el mayor endeudamiento neto por concepto de bonos, US$1.241 millones , que fue contrarrestado por la caída en monto similar del saldo de préstamos. De la deuda total del sector público, respecto a diciembre del año anterior, las entidades no financieras aumentaron sus obligaciones externas en US$156 millones (0,2%) mientras que las financieras la redujeron US$282 millones (8,9%) respectivamente.

En lo corrido del año hasta septiembre de 2019, el servicio de la deuda ascendió a de US$6.815 millones, superior en US$1.594 millones respecto al mismo periodo del año anterior. Del monto del servicio, US$4.031 millones (59%) fueron por pago de amortizaciones y US$2.784 millones (41%) por intereses.

Durante el periodo de análisis, la tasa de interés promedio de las nuevas contrataciones de deuda se estima en 5%, explicada principalmente por la colocación de un bono de una empresa pública. En el mismo periodo de 2018, esta tasa fue del 2%, explicada principalmente por contratos de préstamos celebrados con la banca multilateral y bilateral

Deuda externa sector privado

Al cierre del tercer trimestre de 2019, el saldo de la deuda externa del sector privado fue de US$63.311 millones (20% del PIB). De este monto, el 75,2% correspondió a obligaciones del sector no bancario y el restante 24,8% a deudas adquiridas por instituciones del sector bancario.

Con relación al saldo de la deuda del sector no bancario, los préstamos con entidades financieras del exterior representaron el 75,2%, los créditos de leasing financiero el 10,9%, las obligaciones por concepto de crédito de proveedor el 7,6%, el 6,3% restante corresponde a bonos y pasivos de seguros. En cuanto al sector bancario, a junio de 2019, las obligaciones por concepto de préstamos representaron el 52,3% de la deuda externa, el 44,8% correspondió a bonos adquiridos por inversionistas extranjeros y el restante 2,9% a depósitos de no residentes.

De otro lado, el sector privado no bancario incrementó sus obligaciones externas en US$3.868 millones (8,8%) frente a lo registrado en diciembre de 2018. Este aumento lo explica, principalmente, los ingresos netos por concepto de préstamos de corto plazo. Por su parte, el saldo del sector privado bancario aumentó en US$514 millones (3,4%) frente al observado en diciembre de 2018. Este resultado se explica por desembolsos de préstamos tanto de largo como de corto plazo.

El 19,7% de los desembolsos recibidos en lo corrido de 2019 fueron adquiridos en su orden por auxiliares financieros (28%), empresas manufactureras (17%), por el sector minero (8%), y el sector de transporte y comunicaciones (9%). El resto de actividades (en el que sobresale comercio) responden por cerca del 37%.