SE TRATA DE FAMILIAS VULNERABLES
Lupa a 25.000 hogares que no cuentan con servicios del Distrito

Foto cortesía
Secretaría Social trata de verificar cuáles son las ayudas que requieren
__________________

La Secretaría Social inició la búsqueda activa de la población vulnerable de la ciudad que no cuenta con los servicios del Distrito actualmente.

Para esta labor se adelantarán visitas a más de 25.000 hogares bogotanos para verificar sus condiciones de vida y mirar a qué servicios se pueden acoger.

Asimismo, se verificarán las condiciones de vida de alrededor de 75.000 beneficiarios de los servicios del Distrito. Con esto se busca validar que realmente necesiten estas ayudas que entrega la Administración Distrital.

El Sisbén será una herramienta fundamental para garantizar que los servicios y ayudas le estén llegando realmente a la población vulnerable que los necesita.

Por esto, desde el pasado 14 de junio, cinco de los 30 servicios y apoyos sociales que brinda la Secretaría Social requieren el Sisbén para la focalización de nuevos beneficiarios.

“Vale la pena aclarar que los beneficiarios que hacen parte de los cinco servicios no serán egresados por no tener Sisbén o por tener un mayor puntaje al requerido. Ellos deben esperar nuestra visita en la que validaremos su condición de vulnerabilidad”, explicó la secretaria social de Bogotá, Cristina Vélez Valencia.

Los cinco servicios son: atención integral a mujeres gestantes, niños y niñas menores de dos años, creciendo en familia; comedores; bonos canjeables por alimentos y canastas alimentarias; bonos canjeables por alimentos para personas con discapacidad y apoyos económicos para personas mayores.

“Es importante reiterar que tenemos largas listas de espera de personas vulnerables que están esperando una oportunidad de acceder a nuestros apoyos, por lo que tampoco vamos a reducir cupos”, señaló la secretaria.

No a los ‘colados’

Una de las principales problemáticas detectadas a la hora de prestar los servicios es que, en algunos de los casos, las personas que los recibían no cumplían todos los criterios requeridos. Es decir, se habían hecho merecedores a los mismos sin serlo (o en su defecto, había otra persona aún más vulnerable que estaba esperando el cupo).

En 2016, la Secretaría Social detectó que existían numerosos beneficiarios de subsidios y servicios sociales que podrían no ser personas vulnerables o no necesitar las ayudas.

Entre junio de 2016 y junio de 2018, se han reemplazado más de 90.000 personas en los cinco servicios y apoyos sociales, que ahora requieren Sisbén. Gracias a la verificación de condiciones de vida, la Secretaría identificó a quienes ya no estaban en condiciones de vulnerabilidad y se reasignaron esos cupos.

Puntajes

Los puntajes de Sisbén para los cinco servicios y apoyos quedaron establecidos así:

1. Atención integral a mujeres gestantes, niños y niñas menores de dos años: creciendo en familia. 57,21

2. Comedores: 46,77

3. Bonos canjeables por alimentos y canastas alimentarias: 46,77

4. Bonos canjeables por alimentos para personas con discapacidad: 46,77

5. Apoyos económicos para personas mayores: 43,63

“No se va a reducir ni un solo cupo. Los cupos que se abran o liberen por ‘colados’ que salgan de los servicios serán reasignados a las personas más vulnerables que identifiquemos”, concluyó Cristina Vélez.