Off the record

Xinhua

Factura laboral


Un experto en temas de empleo les dijo a varios reporteros del área económica que el “gran problema” en Colombia es que el Gobierno no quería “admitir” ante la opinión pública que era necesario pagar la “factura que deja el avance tecnológico y la reconversión productiva automatizante y robótica”. Explicó que ya hay cálculos internacionales que hablan de un impacto de entre tres y cuatro puntos porcentuales en la tasa de desocupación por cuenta de las personas que pierden sus empleos por la automatización de las líneas de producción de bienes y servicios, así como por la digitalización de muchas actividades. “… En Colombia no queremos pagar esa factura y, lo que es peor, nos negamos a reconocer un costo que es inevitable”, sostuvo.

 

Por partida doble

 

En las toldas del Partido Liberal hay dirigentes y parlamentarios que sostienen que se pudo haber “descachado” el exdirector de Planeación, Simón Gaviria, al haberse asomado al sonajero ministerial, según la lectura que muchos hicieron de la entrevista en la que admitió que el Gobierno no le había ofrecido cargo alguno pero que, si lo hiciera, aceptarlo no dependería del guiño del partido que dirige su padre, el expresidente César Gaviria. Para algunos dirigentes de las toldas rojas, si a Simón lo nombran firmaría el ‘divorcio’ del liberalismo, pero si no lo hacen, entonces habría alborotado el avispero partidista de forma absolutamente gratuita.

 

Fiscalía muy territorial

 

En los pasillos de la Fiscalía hay expectativa por conocer cuáles serán los énfasis de trabajo del nuevo titular del ente acusador, Francisco Barbosa, quien se posesiona esta semana ante el presidente Iván Duque. Se recuerda que cuando llegó Néstor Humberto Martínez fijó como una de sus prioridades el fortalecimiento de la Fiscalía en la persecución de los delitos económicos y financieros, bajo la tesis de que lo más importante para atacar la corrupción era golpear en donde más les duele a los delincuentes de cuello blanco, el bolsillo. De Barbosa, por el momento, se cree que la bandera será aumentar la cobertura de la Fiscalía en los territorios, incrementando sus sedes en muchas regiones y municipios en donde acceder a la entidad es muy difícil por los largos desplazamientos, poco personal técnico así como sobrecarga procesal.

 

Coletazo en inteligencia

 

Tras el nuevo escándalo de presuntas ‘chuzadas’ desde los servicios de inteligencia del Ejército, circulan versiones en los estamentos castrenses en torno a que hay una parálisis en este campo crucial de la estrategia militar. Se afirma, en privado, que muchos operadores de inteligencia están actuando con tal cautela cada vez que tienen que proceder a la búsqueda de fuentes humanas y técnicas, que se está perdiendo eficiencia y oportunidad operacional en la lucha contra los actores armados ilegales.