Off the record

Foto cortesía

Condición a Gutiérrez

 

Mañana, según los anuncios del presidente Iván Duque hace dos semanas, se debería producir el paso de Nancy Patricia Gutiérrez de la cartera del Interior a la Consejería Presidencial para los Derechos Humanos, cargo que dejó vacante Francisco Barbosa, quien ayer se posesionó como Fiscal General de la Nación. Si bien todavía hay algunos sectores que no entiende cómo la saliente ministra aceptó pasar de la cartera política a una consejería, lo cierto es que en varias organizaciones de derechos humanos se afirma que la llegada de Gutiérrez a este cargo será positiva, siempre y cuando se cumpla una condición que les parece inamovible: que el Presidente le dé la responsabilidad de coordinar toda la política de protección a los líderes sociales, que hoy se encuentra en cabeza de una comisión en donde tienen asiento múltiples entidades sin una responsable o responsable específico.

 

Dedicación exclusiva

 

“… La Ministra del Interior tiene muchas ocupaciones en el campo político, que le absorbe mucho tiempo, y dada la crisis en materia de derechos humanos y el asesinato sistemático de los líderes sociales se requiere un funcionario de alto nivel que se ponga al frente, casi que con dedicación exclusiva de las distintas estrategias y planes de choque que se han lanzado para detener la sangría, sin que ese objetivo se cumpla”, dijo a EL NUEVO SIGLO un vocero de una ONG que trabaja en el suroccidente del país, que pidió la reserva de su nombre. Agregó que Gutiérrez lleva año y medio recorriendo todo el país conociendo de primera mano el problema de los líderes sociales y haciendo seguimiento a los planes de protección. “… No se puede perder todo ese proceso y lecciones aprendidas…”, agregó la fuente consultada.

 

Plan premonitorio

 

Lo cierto es que fue clave que esta semana, uno de los últimos actos de Gutiérrez como Ministra del Interior haya sido, precisamente, el de la presentación del nuevo Plan de Acción del Programa Integral de Garantías Para Mujeres Lideresas y Defensoras de DD.HH., en el marco de la Comisión Intersectorial de Garantías para Mujeres Lideresas y Defensoras de DD.HH. Según se informó, la finalidad de este plan es generar garantías integrales para la labor de liderazgo y defensa de los derechos humanos que desarrollan las mujeres lideresas y defensoras. "… Esta comisión se constituye en el primer ejemplo de protección colectiva que ha salido desde las comunidades y me enorgullece que ha sido formada por las propias mujeres", precisó Gutiérrez. El plan de acción con vigencia 2019-2022, involucra 27 entidades del orden nacional, en los ejes de prevención, protección y garantías de no repetición para mujeres lideresas y defensoras de derechos humanos. Por último la saliente Ministra resaltó el trabajo de las mujeres empoderadas y afirmó que teniendo una red viva, son capaces de generar las garantías que requieren para que el Estado esté presente.

 

De aquello, nada…

 

En altos círculos políticos se asegura que ya la Casa de Nariño informó a la Casa Blanca del candidato a ocupar la embajada de Colombia en Estados Unidos, pero su nombre solo se informaría a la opinión pública una vez se dé el beneplácito por parte del gobierno Trump. Sin embargo, en fuentes de la Cancillería se dice que esa versión no es cierta. Por lo pronto, se continúa rumorando que la opción de trasladar a Washington a Guillermo Fernández de Soto, hoy en la ONU, no es la única opción que se está estudiando en la Casa de Nariño. Lo cierto es que la posibilidad de que el sucesor de Francisco Santos se posesionara junto a los nuevos ministros ya no se concretó.