Santos deja embajada en EU y no acepta otros cargos

Archivo
Esta mañana, en una entrevista, el Presidente Iván Duque dijo que el ahora exembajador "es una persona que puede seguir colaborando en otros frentes"

____________

El embajador de Colombia en los Estados Unidos, Francisco Santos Calderón, presentó su renuncia al cargo argumentando razones personales.

En su carta al presidente Iván Duque, Santos agradece “por la confianza depositada a mi nombre” y dice que “fue un honor para mí contribuir al fortalecimiento de la relación con el país del norte y la recuperación de la confianza en la palabra de nuestro Gobierno”.

También le agradece al Presidente “los ofrecimientos” que le hizo para continuar en el Gobierno desde otra posición. “Pienso que ha llegado, para mí, el momento de recuperar la posibilidad de opinar con libertad sobre la interesante y desafiante coyuntura que está viviendo nuestro país y que reclama plena franqueza. Deseo seguir sirviendo a los colombianos a través de mi lucha indeclinable por las ideas democráticas y por la verdad”, afirma en su comunicación.

Esta parte de la carta es muy diciente y se da luego de las declaraciones del Jefe de Estado, quien ante los rumores de renuncia de su Embajador y antes de que fuera oficializada, sostuvo que “el doctor Francisco Santos es una persona que puede seguir colaborándonos en otros frentes, en ese lugar o donde yo lo determine”.

Y es que Duque, en declaraciones a la emisora Auténtica, dijo que “los embajadores y los ministros están en su cargo hasta cuando el Presidente determine. Nosotros tenemos un gran aprecio por el embajador Francisco Santos, yo lo he tenido siempre, creo que es una persona que le ha servido bien a Colombia y nosotros tenemos claro que ha tenido una gran gestión en los Estados Unidos y que esa gestión la ha desarrollado con lujo de detalles”.

Frente a los logros del dimitente diplomático, el Primer Mandatario destacó “la institución financiera de desarrollo internacional del gobierno de Estados Unidos entregará al país 5 mil millones de dólares para invertir en zonas afectadas por el narcotráfico”.

 

Le puede interesar: EE.UU. invertirá US$5.000 millones en lucha contra el narcotráfico

Además, recordó que “se incrementó de manera sustancial la ayuda económica anual para Colombia y se elevó el perfil de la crisis de Venezuela y sus repercusiones para nuestro país con la visita de delegaciones de importantes congresistas”.

Según Santos “gracias a esto hoy contamos con más recursos por parte de Estados Unidos para contribuir a la atención de la crisis y esperamos que en los próximos meses se conozcan más noticias del resultado de nuestra gestión. En conclusión hoy tenemos una relación bipartidista fortalecida en el Congreso y una agenda estratégica con el gobierno americano del más alto nivel”, señala en su misiva de renuncia.

Visita de Pompeo

La renuncia del Embajador se da tres días antes de la visita del secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, a Colombia para reunirse con el presidente Duque, pero Santos no fue incluido en la comitiva oficial. Dicha visita hace parte de una gira internacional en la que también visitará San José de Costa Rica y Jamaica.

El funcionario estadounidense ha visitado varias veces Colombia durante la presidencia de Duque, la última se realizó el pasado 14 de abril donde el diplomático norteamericano visitó la capital de Norte de Santander, Cúcuta, con el fin de observar la situación en la frontera con Venezuela, además de conocer el estado en que se encontraban las donaciones de varios países que no pudieron ingresar al vecino territorio.

Los temas que tratarán en esta ocasión son recurrentes entre los funcionarios el primero: la lucha contra el narcotráfico; y el segundo la crisis migratoria de Venezuela.

La renuncia de Santos también se da casi un mes después de la visita de la Ministra de Relaciones Exteriores, Claudia Blum a Estados Unidos donde fue recibida por el Secretario de Estado de Estados Unidos.

En su momento, la Canciller expuso los avances del Gobierno colombiano en la lucha contra las drogas, la situación política de Venezuela y la atención del flujo migratorio proveniente de ese país.

Igualmente, se mostraron los progresos de Colombia en la implementación de la estrategia ‘Paz con Legalidad’ y los esfuerzos del Gobierno para brindar garantías de protección para los defensores de derechos humanos, líderes sociales y periodistas.

El escándalo

A finales del mes de noviembre del año pasado se conoció una conversación entre el embajador en Washington y la recién nombrada canciller, para ese entonces, Claudia Blum.

En la conversación se escucha a Santos decir que el Departamento de Estado de Estados Unidos está “destruido”. “Aquí el Departamento de Estado, que era importantísimo, está destruido, no existe, no existe. Trump puso a Tillerson y Tillerson le salió con un chorro de babas”, dijo en referencia al exsecretario de Estado, quien renunció al cargo hace más de un año.

Además el embajador criticaba al entonces saliente ministro de Relaciones Internacionales Carlos Holmes Trujillo de quién dijo “no hizo nada, no tenía una estrategia”.

“Yo quiero que te conozcan y vamos armando una agenda estratégica porque Carlos no hacía nada. No tenía nada estrategia. No estaba haciendo nada. Yo decía: ‘A qué viene’. Nos ponía a correr, a sacar citas y cancelaba”, dijo Santos en la conversación.

En respuesta, Blum afirmó que Trujillo “estaba haciendo política” y posteriormente le pregunta a Santos sobre una estrategia que él armó y que a ella le gustaría ver: “Sí, me encantaría ver eso, porque vamos es a trabajar. Yo exijo. Yo exijo resultados”.

Santos fue citado por el presidente de la República, Iván Duque a descargos en Bogotá. Sin embargo, en su momento la reunión no tuvo ningún resultado.

Santos en entrevistas con medios radiales afirmó que el contenido de su conversación “no es nada nuevo” y “no es ningún problema”. Además, cuestionó el modo en que se filtró la conversación.