Duque endureció su posición frente a Cuba

cortesía
El Mandatario colombiano instó a La Habana a definir de qué lado está, frente a la permanencia de los exnegociadores del Eln en la isla

____________

“Yo no estoy en confrontación con el gobierno cubano, lo que le he dicho y lo reitero, es qué quieren privilegiar: la relación con el Eln o la relación con Colombia”.

Así, de esta manera, por primera vez el presidente Iván Duque parece haber endurecido su postura frente al gobierno de la isla al que en varias oportunidades le ha solicitado la extradición de los jefes del grupo armado ilegal Eln que permanecen allí tras la ruptura de los diálogos de paz que venían desde la administración anterior.

Duque hizo estas afirmaciones en entrevista con Radio Auténtica, poco antes de presidir el viernes pasado los actos conmemorativos del primer aniversario del atentado terrorista de esa guerrilla que cobró la vida de 22 cadetes en la Escuela General Santander, y dejó más de 70 heridos.

“El gobierno cubano debe tomar una clara decisión: o está con los criminales que están solicitados en extradición por la justicia colombiana por haber ordenado, participado y fraguado un acto terrorista de esta naturaleza, o está con los países con los que quiere tener una relación diplomática seria, franca y sincera”, agregó el Presidente en la entrevista radial.

Sin embargo, este es un tema muy sensible no solo para la actual Administración nacional sino para el Estado colombiano en su conjunto, pues la relación con Cuba atravesaba por su mejor momento hasta 2016 cuando terminaron allí las negociaciones que permitieron la desmovilización de la guerrilla más antigua de América, las Farc, hoy convertidas en el partido político del mismo nombre.

Cuando asumió el cargo, en agosto de 2018, Duque suspendió cualquier acercamiento con el Eln pues dijo en ese momento que en los 17 meses de negociaciones con el gobierno anterior “perpetraron más de 400 actos de terror, asesinaron más de 100 ciudadanos y cometieron más de 10 secuestros”.

Y tras el ataque terrorista a la Escuela General Santander rompió las conversaciones sepultó cualquier posibilidad de acercamiento y pidió la extradición de los antiguos negociadores subversivos.

“Colombia quiere construir paz y paz con legalidad, sin impunidad, Colombia quiere construir una paz creíble y sólida, pero esa paz creíble y sólida empieza porque crímenes como el que se cometió en esta escuela, hace un año, jamás queden en la impunidad”, afirmó en los actos conmemorativos.

El protocolo

No obstante, el gobierno de La Habana se ha negado sistemáticamente a conceder la extradición de los exnegociadores de la guerrilla argumentando la firma de un protocolo acordado previamente cuando las negociaciones se trasladaron a la isla.

Según ese documento, el protocolo de negociación pactado por las delegaciones del Eln y la administración Santos estableció que en caso de ruptura del proceso habría una garantía de retorno para los negociadores subversivos.

Pero Noruega, otro de los países garantes, también le ha pedido al Gobierno colombiano que cumpla el protocolo.

Sin embargo, el Ejecutivo insiste en que con el cambio de administración el nuevo gobierno “no está obligado a cumplir con el protocolo”, como ha advertido en varias oportunidades el alto comisionado de Paz, Miguel Ceballos.

“Los protocolos jamás pueden estar por encima del derecho internacional ni pueden implicar impunidad para actos terroristas”, dijo Ceballos un día antes del aniversario del ataque terrorista a la Escuela General Santander.

Incluso, el Comisionado ha insistido en que Colombia y Cuba tienen un tratado de extradición vigente. “Este es un buen momento para que Cuba lo piense muy bien. Colombia respeta las decisiones de Cuba como país soberano pero hay un tratado de extradición vigente”, reiteró.

Pero en defensa del protocolo suscrito con el Eln en 2016 salió el exnegociador del gobierno Santos Frank Pearl, quien ha planteado la misma posición que el jefe de la delegación oficial, Juan Camilo Restrepo.

Ambos, al igual que los países garantes y otros expertos, consideran que Cuba no extraditará a los guerrilleros “porque estaría incumpliendo el protocolo”.

Más aún, Pearl es claro en advertir que “el protocolo no tiene fecha de vencimiento”, y aunque descalificó el accionar terrorista del Eln insistió en que “el Gobierno tiene que cumplir la palabra empeñada”.

En la solicitud de extradición de los exnegociadores del Eln fue reforzada esta semana por la canciller Claudia Blum, quien se reunió con José Luis Ponce, embajador de Cuba en Colombia, para tratar el tema del pedido de extradición.

“El Gobierno de Colombia ratifica la importancia de la cooperación judicial internacional en el objetivo común de los Estados de evitar la impunidad y de asegurar la prevalencia de la Justicia”, dijo la Ministra de Exteriores en un comunicado.

La solicitud de extradición

Desde que el Gobierno del presidente Iván Duque rompió las negociaciones de paz con el Eln, tras el atentado terrorista contra la Escuela General Santander, anunció el levantamiento de los salvoconductos para sus delegados.

También le pidió al gobierno de Cuba que extradite a Colombia a los exjefes guerrilleros que permanecen en su territorio. 

Son ellos, Nicolás Rodríguez Bautista alias ‘Gabino’, máximo comandante del Eln;  Víctor Orlando Cubides, alias ‘Pablo Tejada’ o ‘Aureliano Carbonell’; Luz Amanda Pallares, alias ‘Silvana Guerrero’; Juan de Dios Lizarazo Astroza, alias ‘Alirio Sepúlveda’; e Israel Ramírez Pineda, alias ‘Pablo Beltrán’.

A finales de diciembre las autoridades capturaron en Cali a Juan Carlos Cuéllar, alias ‘Silvio’, uno de los exnegociadores del Eln y miembro del ‘frente de guerra sur-occidental’.