Primera expedición autónoma del país a la Antártica

Cortesía
En la madrugada de este viernes despegó el Hércules C-130 rumbo a Cali para después seguir su rumbo a Chile y la isla Rey Jorge 

____________

Por primera vez en la historia, Colombia, sin el apoyo de otros países, lleva a cabo una nueva misión en la Antártica. Se trata de la VI Expedición Científica y IV Campaña en el Polo Sur. 

Esta, que es realizada por la Fuerza Aérea Colombiana en el marco del Programa Antártico, tiene como objetivo identificar los peligros operacionales para la actividad aérea colombiana, analizar el comportamiento de las comunicaciones satelitales y hacer estudios para el desarrollo de misiones análogas espaciales en la Antártida.

El equipo científico lo conforman 16 oficiales y suboficiales de la FAC, quienes estarán junto a los 22 tripulantes del Hércules C-130, quienes cumplirán su misión de manera autónoma, sin necesidad de recibir instrucción de pilotos de otro país. 

Para el teniente coronel Julián Marín, piloto de la FAC e  instructor de aeronaves C-130 en operaciones polares, esta misión constituye un reto del que “me siento orgulloso, vamos de manera autónoma. Este año desarrollamos las capacidades del curso de operaciones antárticas. Voy como piloto instructor para formar tripulantes colombianos sin necesidad de recibir instrucción de otro país”.

La expedición

El Hércules C-130  despegó de Bogotá, a las 5:30 de la mañana  con rumbo a Cali, de donde partirá hacia Santiago de Chile, donde se reabastecerá de combustible y desde la capital chilena volará 15 horas hasta la base aérea de Punta Arenas.

En Punta Arenas se efectuará un análisis meteorológico –previo a la ‘Operación Antártica’– y también se revisarán las condiciones de tránsito y aterrizaje en la zona y finalmente arribará al aeródromo Teniente Rodolfo Marsh en la Isla Rey Jorge, la mayor de las islas Shetland del Sur en la Antártida.

Allí se enfrentarán a condiciones naturales extremas como la congelación atmosférica o engelamiento, que ocurre cuando gotas de agua en la atmósfera se congelan y se crea una capa de hielo en los objetos que tienen contacto con este tipo de atmósfera.

Esa situación exige una rigurosa preparación y conocimiento para lograr un desempeño excelente y desarrollar la misión de vuelo segura y exitosa.

La Fuerza Aérea cumplió su primera operación en el año 2015, cuando instructores chilenos adiestraron a los tripulantes colombianos en esta clase de operaciones.

El oficial Marín cuenta que para el 2018 “estuvimos viajando a la Antártica con los pilotos chilenos, como observadores y realizamos la preparación académica en Santiago de Chile

Ya en el 2019 “tuve la oportunidad de impartir este conocimiento de operaciones en Colombia”, agregó el coronel Marín.

Durante su tercera campaña en el 2019, la Fuerza Aérea Colombiana en la Antártica prestó apoyo logístico y abastecimiento a la tripulación del buque ARC- 20 de Julio de la Armada Nacional, en el que iba un equipo de científicos.

En la misión de este año, el Hércules C-130 transportará 15 toneladas de equipo,  entre estas dos toneladas de elementos técnicos para que la tripulación supere cualquier problema de la aeronave, que -según el plan de vuelo- llegará el día 19 a las 6:00 de la tarde a la Antártica.

A partir de la experiencia recogida en estos años, el coronel Marín señala que para el país este tipo de operaciones “permite desarrollar exploración científica permanente y aportar a los países miembros del Tratado Antártico, pues la Antártica representa la medición de cómo esta ambientalmente el planeta”.

El Tratado Antártico, suscrito en 1959, se ha constituido en un instrumento fundamental para la preservación de esta inmensa superficie de 14 millones de kilómetros cuadrados, lo que es de máxima importancia para la vida del planeta.