Gobierno ofrece diálogo directo, pero comité mantiene el paro

Foto El Nuevo Siglo
La reunión entre el Ejecutivo y el Comité quedó agendada para este martes a las 8 de la mañana
______________________________________

Reunirse en una mesa paralela a la de “Conversación Nacional” que seguirá avanzando, le propuso el Gobierno al comité que promueve una nueva jornada de paro para mañana, a cambio de que la suspenda.

“Les planteamos que de forma novedosa abordáramos una mesa paralela a la ‘Conversación Nacional’ para que inicie la discusión de los 13 puntos señalados, por supuesto en el avance de esa discusión con la ‘Conversación Nacional’, habrá ciertos puntos de contacto donde tengamos que encontrar soluciones para no cruzarse los cables y tener una respuesta muy coordinada”, dijo Diego Molano, director administrativo de Palacio, quien junto al ex vicepresidente Angelino Garzón, son delegados por el presidente Iván Duque para coordinar estos temas.

Esto quiere decir que el diálogo que ya inició con distintos sectores se mantendrá, pero se podría instalar una nueva mesa exclusiva con los integrantes del Comité para conjurar el paro.

Agregó que “las dos mesas en algún momento se cruzarán en ciertos puntos y las soluciones deben ser conjuntas, pero será un trabajo articulado”. Indicó además que se les pidió a los promotores de las movilizaciones no hacer el paro programado para mañana ya que hay muchas afectaciones económicas en distintos sectores.

“Hemos solicitado ante el clamor colombiano, ante la necesidad de que Colombia inicie una temporada navideña tranquila, que suspendieran el paro convocado para el 4 de diciembre para que los efectos económicos no sigan afectando las actividades de comercio y de transporte”, sostuvo Molano.

Añadió que “el Gobierno sigue con una ‘Conversación Nacional’ que es un proceso incluyente abierto, con una mesa paralela con los promotores del paro, con una reunión de hoy (lunes) o mañana mismo”.

La respuesta del Comité fue que es imposible desmontar las movilizaciones proyectadas para mañana porque ya está lista toda la logística. “Tenemos toda la voluntad de negociar y lo haremos en medio de la movilización social”, fue la respuesta. No obstante, el Ejecutivo los convocó a las 8:00 de la mañana, pese a que aún no se ha fijado el lugar del encuentro.

A su vez, el procurador Fernando Carrillo y el presidente de la CGT, Julio Roberto Gómez, señalaron que el diálogo para avanzar en las soluciones del paro nacional deben darse sin condiciones.

Para el procurador Carrillo no sería necesario desmontar las movilizaciones programadas, sobre todo si son pacíficas, “no creo que haya que desactivar las movilizaciones sociales, sobre todo si son pacíficas, hay que desactivar la violencia y ese tiene que ser un compromiso de todo el país”.

De otro lado, hace varios días, los directivos del Comité Nacional del Paro anunciaron que no participarán en ninguna de las reuniones que el Gobierno ha convocado en el marco de la ‘Gran Conversación’ con los diferente sectores económicos, laborales, agrarios y educativos del país.

El presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Diógenes Orjuela, dijo que ellos solo tendrán encuentros directos con el presidente Iván Duque, a quien le presentaron su pliego de peticiones de 13 puntos.

“El Comité Nacional del Paro es la cabeza visible de este paro, con la estructura de los comités departamentales y municipales con los que le hemos presentado el pliego de peticiones con 13 puntos al Gobierno, al que le hemos dicho que es de interlocución directa con este comité”, afirmó.

De otro lado ayer la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, le salió al paso a las críticas que recibió luego de publicar una serie de tuits, promoviendo las etiquetas #NoPudieron y #NoVanaPoder para referirse a lo que llamó “las mentiras” que se usaron para convocar las jornadas de marchas.

“¿A quién le queda duda de la estrategia para derrocar al Gobierno? Convocaron un paro basado en mentiras”; “Atacaron a la Fuerza Pública buscando que reaccionaran para acusarlos de violar los derechos humanos”, estos fueron dos de los tuits y que generaron malestar en algunos, que los consideraron desafortunados porque deslegitimaban las movilizaciones.

La Ministra, al ser consultada, mantuvo su posición, asegurando que el mensaje era dirigido a los violentos que “no han podido ni van a poder” hacerle daño al Gobierno que, según ella, tiene claro para donde va.