Liberaciones del Eln no son muestra de buena fe: Defensor

Foto cortesía

Tras la liberación el pasado miércoles por parte del Eln de dos comerciantes que tenía secuestrados desde hace más de un año, el defensor del Pueblo, Carlos Negret, dijo que no se trató de un gesto de buena voluntad sino que medió el pago de un rescate. Enfatizó a esta guerrilla que así no se construye la paz que ha venido pregonando que quiere alcanzar.

En la última semana este grupo subversivo ha liberado cinco personas que tenía en su poder. Precisamente una de las exigencias del gobierno Duque es la liberación de todos los secuestrados para reanudar las conversaciones sobre un eventual proceso de paz, la otra es que frene sus acciones terroristas.

En contraste Negret recordó que la semana pasada el Eln entregó en el municipio de Arauquita, Arauca, a la Defensoría del Pueblo tres niños entre los 10 y 11 años, lo que calificó como “un gesto” por parte de esta guerrilla de devolver unos chicos que no tienen por qué estar en la guerra sino en las aulas de clase.

No obstante, dijo que “lo que tiene que ver con la libración de Diana María Toro y Octavio Sánchez en el Chocó, eso no tiene sentido. Eso no fue una liberación de queridos, si se quiere, por buscar la paz. Hubo pago y por eso fueron liberados, y así no se puede con una mano borrar lo otro”.

Remarcó Negret que “el Eln si quiere construir paz en Colombia tiene que construir paz sin extorsionar a las empresas, sin secuestrar a los particulares porque Colombia está cansada del actuar del Eln”.

El expresidente y senador Álvaro Uribe, jefe del Centro Democrático, también se manifestó sobre el particular preguntándose en Twitter si “¿habrá que agradecer al Eln?”  por “un rescate de $3 mil millones, una familia arruinada y endeudada para toda la vida, 15 meses de cautiverio”.

El pasado miércoles el comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, trinó “nos alegramos con las familias de Diana María Toro y Octavio Sánchez Correa, quienes han podido regresar con los suyos y compartir esta navidad. El Eln debe liberar, sin condiciones, a todos los secuestrados en su poder".

En tanto que el Gaula de la Policía adelanta investigaciones para establecer si en el caso de la comerciante Toro se pagó un rescate al Eln.

“Ella llegó en una embarcación por el río Atrato. Llegó a Quibdó y allí estaba la Policía. Estamos manejando diferentes hipótesis sobre la liberación. Frente a la liberación y un posible pago de recompensa, estamos investigando”, dijo el comandante encargado de la Policía Antioquia, coronel Jorge Cabra.

El pasado 2 de diciembre el comisionado Ceballos dijo que “lo ha dicho el Presidente la República… que una condición fundamental para avanzar en cualquier espacio de diálogo será la liberación de todos los secuestrados y el cese de acciones criminales”.

Indicó Ceballos en esa oportunidad que “por eso urgen la entrega inmediata para que en esta época de Navidad puedan estar con sus familias, por eso el Gobierno respalda esa urgencia de liberación”.

Según el Gobierno quedan en manos del Eln al menos cinco personas más.

Advertencia

El Eln ha pedido desde el primer momento del gobierno de Iván Duque reactivar las negociaciones de paz que sostuvo con la administración Santos, primero en Quito (Ecuador) y posteriormente en La Habana (Cuba).

Sin embargo, Duque ha sido claro que su gobierno solo aceptará un diálogo con esta guerrilla si entrega a todos los secuestrados y para sus acciones  terroristas. En ese escenario ordenó levantar las órdenes de captura contra sus cabecillas que se habían suspendido para permitir las negociaciones con la administración, que se extendieron durante cerca de dos años sin lograr mayores avances.

En días pasados, el presidente Duque reiteró “mientras ellos (el Eln) persistan en el camino de la violencia, los vamos a enfrentar con todo el peso de la ley, porque nosotros no aceptamos el crimen como mecanismo de presión a la sociedad colombiana”.

Añadió Duque “lo dijimos muy claramente al Eln: si ellos quieren tener alguna oportunidad de aproximarse para ser escuchados por parte del Estado, lo tienen que hacer, primero, liberando a todos los secuestrados, y, óigase bien, poniéndole fin a todos los actos criminales, porque aquí no se acepta conversar mientras se flagela al pueblo colombiano; y ellos lo tienen claro”.