Finanzas vs Navidad: gastar con inteligencia no es imposible

Foto cortesía

EL dilema y la preocupación en esta época del año siempre son los mismos, cómo vamos a hacer frente a todos los gastos que traen las festividades. Es de sobra sabido que se va a gastar sí o sí; el truco radica en hacerlo con inteligencia y tomar las mejores decisiones para disfrutar en familia y no endeudarnos más de lo que podemos cubrir.

Según varias fuentes, como la encuesta anual de Fenalco y el portal de descuentos online, Picodi, los gastos relacionados con la Navidad en Colombia en años anteriores reflejaron que cada persona destinó entre $600.000 y $867.000 pesos para ese fin; siendo la comida el que constituyó un mayor porcentaje (34%) frente a los regalos (35%) y ropa (31%). La firma de consultoría Raddar resaltó que el gasto de los hogares colombianos para la navidad pasada fue de $17,7 billones.

“Lo anterior indica que los colombianos priorizan los recursos para regalos, comida y ropa, en lugar de ahorrar y pensar más en su futuro y el bienestar en el largo plazo” apunta Fabio Chavarro, gerente corporativo del Grupo Juriscoop.

El ejecutivo ofrece a continuación tips para manejar las finanzas de la mejor manera posible en Navidad.

  • Lo primero que se debe hacer es un presupuesto de ingresos y gastos, incluidos los de la temporada de fin e inicio de año, para planificar bien cuánto podemos gastar. “No te olvides del ahorro, no debemos quedarnos solo con los gastos que tendremos ahora sino mirar también a largo plazo porque seguro en estas fechas haremos uso de las tarjetas de crédito y en los próximos meses tendremos que incluir el pago de estas en nuestros gastos fijos. Además, deberemos hacer frente al inicio de año con matrículas, uniformes, útiles escolares, alzas en transporte, arrendamientos y alimentos, entre otros, por lo que el ahorro puede ser un buen salvavidas” resalta Chavarro.
  • No gastes lo que no tengas y menos en cosas innecesarias. “Lo mejor es priorizar y elegir las cosas que realmente son importantes. Diciembre es época de compartir en familia, y no necesariamente de fiestas, viajes, regalos y demás gastos superfluos, señala el ejecutivo

Y añade “Por ejemplo en lugar de comprar regalos, generalmente costosos e impersonales, haga manualidades, escriba sus propios mensajes en vez de comprar tarjetas. Un detalle hecho a mano tiene mucho más valor que algo comprado, pues demuestra el interés y dedicación especial a los seres queridos. Ponga a funcionar su imaginación y crea un bonito recuerdo para ese día”.

  • Pero en el caso de hacer compras o salir de viaje estos son los mejores métodos para pagar: “Lo ideal es pagar con el dinero que hayas ahorrado para esos fines. No gastes en esta época los ahorros que tienes para otros proyectos más importantes. Si piensas usar la tarjeta de crédito como medio de financiación, intenta diferir las compras a una sola cuota y así evitar intereses. De lo contrario es importantísimo que programes los pagos de tu tarjeta junto con los demás gastos mensuales a partir del mes siguiente; cumpliendo con estos pagos sin que te cobren recargos, con lo que evitarás entrar en morosidad”, sostiene
  • Por otro lado, aprovecha las promociones y descuentos o compra los tiquetes y haz la reserva de hoteles con antelación para evitar el sobrecosto al adquirirlos a última hora.

En esta temporada no es recomendable endeudarse, salvo que sea para compra de activos productivos (aquellos que generan ingresos que permiten pagar la deuda y queda un excedente) o para pago de bienes y servicios que mejoran la calidad de vida y el bienestar personal y familiar, como educación o vivienda. Se recomienda que el endeudamiento total acumulado no exceda a los ingresos de un año. Disfruta de la Navidad pero sin sacrificar el futuro.