Estamos frente a una cadena perpetua que es revisable y reversible: Matiz

Foto archivo El Nuevo Siglo

La congresista se declaró “segura que el Congreso aprobará en cuarto debate este acto legislativo”

 

EL NUEVO SIGLO: ¿Cree usted que el proyecto de cadena perpetua pase en Senado ya que esa cámara no está discutiendo muy seguido?

ADRIANA MATIZ: Estoy segura que el proyecto de acto legislativo va a pasar el cuarto debate. El Congreso ha mostrado el compromiso que tiene con los niños de este país. Y cómo no tenerlo, si es que desde marzo del año 2014 a marzo del 2019, 112.152 niños fueron víctimas de presunto delito sexual. Durante los primeros seis meses de este año, cada hora tres niños fueron víctimas de este delito y durante el 2018 y el 2019 en promedio dos casos de homicidio ocurrieron contra menores. Así que nuestro compromiso es alto con los niños. Seguiremos con esa tarea y estoy segura que el Congreso aprobará en cuarto debate este acto legislativo.

ENS: ¿Cuáles son las principales características del proyecto?

AM: Primero va a tener un control automático ante el superior jerárquico. Es decir, que serán tres operadores judiciales los que deberán pronunciarse sobre esa responsabilidad penal. Además va a ser revisada la condena en un plazo no superior de 25 años con la finalidad que se evalúe la resocialización del condenado. Aquí hay que advertir que países como Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Bélgica, Holanda y Francia consagran la prisión perpetua, en la mayoría de los casos revisable y solo aplicable a los casos más graves.

Y en segundo lugar, quiero aclarar que no elimina el carácter resocializador de la pena, lo que lo hace diferente a otros proyectos que se han presentado. Y esto no lo hace porque estamos frente a una cadena perpetua que es revisable y reversible, ya que esta puede ser revocada si se cumple la efectiva resocialización del condenado, además los condenados pueden acceder a toda la oferta resocializadora del Estado.

ENS: ¿Después de aprobado el proyecto, cuál será el papel del Gobierno?

AM: Se le da la facultad al Gobierno que al año siguiente a la promulgación reglamente aspectos como el control automático y la revisión de la pena. Además, deberá formular una política integral enfocada a la protección de los niños. Por eso se le da un año para que formule una política pública integral que desarrolle la protección de los menores, enfocada en alertas tempranas, judicialización y acompañamiento psicológico de los menores.

ENS: ¿Cree usted que hay un compromiso del Congreso con los niños luego de la caída del proyecto de conexidad de delitos sexuales?

AM: Siempre lo ha demostrado, más con este proyecto. Sin duda alguna fue desafortunado que se cayera el proyecto del Gobierno que pretendía que los delitos contra los menores que siempre conoce la justicia ordinaria fueran excluidos de cualquier beneficio de la justicia transicional. Y esto por una simple razón, y es que cuando se trata de este tipo de delitos no se pueden recibir penas menores a las ordinarias ni puede haber conexidad. La prevalencia del derecho de los niños no permite esta clase de beneficios. Los violadores de niños en Colombia deben recibir penas ejemplarizantes.

ENS: Hay sectores que insisten en que esto es populismo punitivo, ¿qué responderles?

AM: Muchos consideran que el rechazo a este tipo de crímenes se ha banalizado al considerarlos populismo punitivo y consideran que estas iniciativas procuran generar un favor de la opinión hacia el Gobierno o los parlamentarios; pero debo manifestar que esta insistencia obedece a que la violación contra los menores es de los hechos que no nos ha llevado a una anomia social y que esa banalización que algunos manifiestan irrumpe en el cauce normal de la democracia, porque es a través de los partidos y del Congreso que se da respuesta a las demandas ciudadanas. Y esa petición no obedece a un simple capricho, sino a las alarmantes cifras de violencia que escuchamos en nuestro país. Aquí lo que estamos respondiendo es el clamor de la ciudadanía que no quiere que haya impunidad en esta clase de delito.

ENS: Varios congresistas insistieron en la existencia del concepto de política criminal, ¿ha servido?

AM: Fue fundamental para el análisis y aprobación del proyecto. Allí se dice, entre otras cosas, que las penas que atentan contra la libertad, la integridad y la formación sexual de los niños, niñas y adolescentes, no son proporcionales respecto de la gravedad de las conductas.