En un año la Fiscalía ha logrado 13 sentencias en casos de corrupción

Foto Diana Rubiano/ El Nuevo Siglo

Son 13 las sentencias logradas por la Fiscalía General de la Nación dentro de su plan “Bolsillos de Cristal, cero tolerancia contra la corrupción”.

Así lo dio a conocer ayer la entidad al presentar su informe de gestión durante el periodo comprendido entre el 1 de agosto de 2018 y el 31 de julio de 2019, en el marco del Direccionamiento Estratégico 2016-2020, su actual hoja de ruta.

Desde el comienzo de la implementación de la estrategia en 2016, se han priorizado 99 casos de las jornadas de Bolsillos de Cristal. Adicionalmente, la Dirección Especializada contra la Corrupción y las direcciones seccionales han logrado 644 imputaciones, 444 acusaciones, 13 sentencias, 462 capturas, 388 medidas de aseguramiento, 83 medidas de aseguramiento intramural, 135 medidas de aseguramiento domiciliarias y 170 medidas de aseguramiento no privativas de la libertad.

Según el respectivo aparte del documento, el Plan “Bolsillos de Cristal, cero tolerancia contra la corrupción”, ha sido, en el periodo que corresponde al informe, una de las principales estrategias de la Fiscalía para combatir este fenómeno criminal. En la primera fase de implementación, el Plan se centró en la realización de jornadas masivas de denuncias, para incentivar el reporte de casos de corrupción en las entidades territoriales. Estas jornadas se desarrollaron de manera articulada entre varias dependencias de la Fiscalía: la Dirección Especializada contra la Corrupción, las Direcciones Seccionales competentes, la Delegada para la Seguridad Ciudadana, la Dirección de Protección y Asistencia, la Dirección de Comunicaciones y la Dirección del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI).

La Sección de Análisis Criminal de la Dirección del CTI participó activamente en las jornadas de denuncias masivas, con la recepción de las denuncias presentadas por la ciudadanía y en la recolección y procesamiento de información para desarrollar metodologías de análisis criminal y garantizar seguridad, celeridad y efectividad a los procesos de investigación.

Durante el 2019, el plan Bolsillos de Cristal se orientó más a una fase de consolidación de las investigaciones abiertas como resultado de la realización de las jornadas masivas de denuncia. Así, en el periodo que comprende el informe, se impactaron varias investigaciones priorizadas en el plan Bolsillos de Cristal de las cuales se destacan tres, con incidencia en Chocó, Putumayo y Córdoba.

En Quibdó, Chocó, se hizo audiencia de formulación de imputación en contra del exalcalde de Istmina, Jaison Mosquera, elegido en 2011 con aval de Cambio Radical y quien a pesar de estar ‘sub júdice’ se presentó a las elecciones de este año con respaldo de la Coalición Unidos por Itsmina logrando la segunda votación (44,51% de los sufragios). Mosquera está acusado de los delitos de peculado por apropiación, contrato sin cumplimiento de requisitos legales y falsedad en documento público, por las irregularidades en la contratación para la construcción del coliseo mayor de Istmina.

En Putumayo se hizo audiencia de formulación e imputación, en contra de una funcionaria de tesorería del comando de Policía de ese departamento por el delito de peculado por apropiación en concurso con acceso abusivo a sistema informático. Lo anterior, por las irregularidades presentadas en los pagos del Departamento de Policía de Putumayo por medio del sistema SIIF Nación II del Ministerio de Hacienda. Así mismo, se identificaron contratos que en criterio de la Fiscalía no cumplieron con los requisitos legales para su celebración y estuvieron estructurados con sobrecostos.

En Montería, Córdoba, se hizo adición de imputación en contra de dos personas por los delitos de peculado por apropiación, falsedad y concierto para delinquir, por el denominado “Cartel de fundaciones de papel”, las cuales se crearon con el propósito de apropiarse irregularmente de los recursos de la población en condición de discapacidad de la ciudad de Montería.

En el informe, la Fiscalía señaló que en el marco de su plan de acción para enfrentar la corrupción, priorizó la investigación de varias temáticas por su impacto social y nivel de afectación sobre las finanzas públicas. La estrategia desarrollada requirió el trabajo articulado de varias dependencias de la entidad y muestra hasta el momento resultados significativos.