Mantendrían tasa de interés en 4.25%

Foto archivo El Nuevo Siglo

La tasa de interés que maneja el Banco de la República se mantendría este año y comienzos de 2019 en 4,25% debido a las bajas presiones que se están presentando con la inflación. En efecto el resultado de noviembre de 0,12% cuando los mercados pronosticaban 0,16%, da un margen de estabilidad en la política monetaria en el corto plazo.

De acuerdo con un análisis del Bancolombia, “esperamos que la tasa de política monetaria permanezca en 4,25% hasta junio de 2019. Consideramos que, una vez disipado el mayor choque previsto sobre la inflación (la ampliación del IVA a la canasta familiar), las expectativas de esta variable van a permitir al Banco de la República mantener su postura expansiva a lo largo del próximo año, que se conseguiría manteniendo la tasa de intervención en su nivel actual”.

Lea también: Inflación creció 0,12% en noviembre

Aseguran los expertos que “sería a partir del segundo semestre cuando la entidad comience, de forma cautelosa, la búsqueda por un nivel de tasa más cercano al neutral, llevando el instrumento de política hasta 4,75%. Sin embargo, la magnitud y el punto de inicio del ciclo alcista dependerá en buena medida de la materialización de las presiones inflacionarias arriba mencionadas”.

Desde el 27 de abril de este año el Emisor mantiene la tasa de intervención en 4,25%.

Inflación

Respecto a la inflación el resultado de noviembre “imprime una presión bajista sobre nuestro pronóstico de 3,4% para finalizar el año. Si bien es necesario analizar con detalle las determinantes de la inflación durante este mes, la referencia del comportamiento histórico de la inflación mensual en diciembre implicaría un escenario en el que se observaría un cierre de año más cercano a 3,3%. Esta sería una noticia positiva, dada la relevancia que toma este registro para la formación de precios durante 2019”. 

A pesar de ello los investigadores financieros advierten que “sin embargo, no se puede desconocer que el balance de riesgos continúa sesgado al alza en este frente. En primera instancia se encuentra la fortaleza y duración que tenga el fenómeno del Niño sobre los precios de los alimentos y la energía, considerando las alertas recientes de las autoridades ambientales. Así mismo, el incremento del salario mínimo para 2019 por encima de la productividad real y un traspaso de la depreciación del tipo de cambio hacia los precios del consumidor mucho más notoria, son fuentes de presión que se tornarían significativas en adelante. Resta mencionar el impulso adicional provendría del cambio del régimen del IVA sobre cervezas y gaseosas. En este sentido, reiteramos nuestra proyección de 3,4% para 2019”.  

Resultado

Respecto al resultado del IPC en noviembre, los analistas señalaron que “en noviembre el Índice de Precios al Consumidor (IPC) registró una variación mensual de 0,12%, inferior a nuestra expectativa (0,2%) y la del mercado (0,16%). Así mismo, la lectura fue menor que la registrada en noviembre de 2017 (0,18%) e inferior a su promedio histórico (0,22%), por lo que el mes pasado fue un periodo de baja inflación. En esta oportunidad, la explicación de la variación se encontró nuevamente concentrada en los gastos relacionados con la vivienda, junto con un aporte adicional del rubro de diversión. En contraste, la inflación de alimentos fue baja y la de los transables continuó gravitando en terreno negativo, lo que moderó el resultado general”.

En el acumulado enero-noviembre la inflación llegó a 2,87% cuando en el mismo periodo de 2017 era de 3,69%.

Sostienen que en términos anuales, la inflación presentó un ligero descenso hasta 3,27%. Esto representa una caída de 6 puntos básicos frente a octubre, y en consecuencia revierte una tendencia alcista que se había acumulado en los dos últimos dos meses. Es importante mencionar que el retroceso fue producto de una moderación de los rubros de los no transables, transables y alimentos. Estos últimos habían ganado participación recientemente. Sin embargo, la inflación de los servicios regulados continuó en acenso (6,53%) y dio cuenta de una tercera parte del avance total de los precios.