Estado francés iría al estrado por "inacción" ante cambio climático

Greenpeace
Esto tras el éxito en la colecta de firmas a través de una plataforma digital impulsada por cuatro organizaciones.  

 

Una petición en internet impulsada por cuatro oenegés para llevar al Estado francés ante la justicia por su presunta inacción en la lucha contra el cambio climático logró un gran éxito, con un número de firmas récord.

Este viernes por la mañana, la petición impulsada por Greenpeace, Oxfam, la Fundación para la Naturaleza y el Hombre (FNH) y la asociación Notre affaire à tous, ya había obtenido 1,82 millones de firmas en sólo diez días, tras su publicación en la página laffairedusiècle.net.

Se trata de un número récord de firmas para una petición en internet en Francia, donde en 2016 otra contra la reforma laboral de François Hollande logró 1,37 millones de firmas en la página change.org y 1,17 millones de signatarios en el caso de una a favor de bajar el precio del combustible, que originó en noviembre de 2018 el movimiento de los "chalecos amarillos".

Para garantizar la validez de los apoyos y evitar que alguien firme varias veces, las impulsoras de la iniciativa verifican las firmas a través de los correos electrónicos personales.

Este éxito fulgurante se debe "a que no se trata de una simple petición, sino de una manera de apoyar un recurso jurídico", explica Jean-François Julliard, director general de Greenpeace.

Las cuatro oenegés quieren llevar al Estado francés ante la justicia, ya que consideran insuficientes sus políticas contra el cambio climático.

Éstas presentaron el 17 de diciembre una "demanda previa" al gobierno francés y al presidente Emmanuel Macron. El Estado tiene dos meses para responder y luego las oenegés prevén introducir, probablemente en marzo, un recurso jurídico ante el Tribunal administrativo de París.

 

"No hacer oídos sordos" -

 

"La búsqueda de un impacto real motiva a la gente", considera Jean-François Julliard.

Es el caso de Amélie, de 36 años, que firmó la petición: "nuestra casa quema y miramos afuera. Hace años que lo decimos y no pasa nada", lamenta esta mujer, que recuerda una frase pronunciada por el expresidente Jacques Chirac: "Espero que una denuncia resultará más apremiante".

Las redes sociales fueron una de las claves del éxito de esta petición, después de que esta recibiera el apoyo de famosos 'youtubers', humoristas, actores, científicos...

"Son sobre todo los jóvenes" los que apoyan la petición, defiende Marie Toussaint, presidenta de la asociación Notre affaire à tous.

Esta gran movilización en las redes francesas se produce después de que en Francia decenas de miles de personas participaran en las "marchas por el clima", que empezaron en septiembre tras la dimisión del exministro de la Transición Ecológica, Nicolas Hulot.

Tras recibir este gran apoyo popular, las oenegés suponen que el gobierno no podrá "hacer oídos sordos".

Dos días después de la publicación de esta petición, el ministro de la Transición Ecológica, François de Rugy, aseguró a la AFP que "se alegraba de que los ciudadanos se movilicen por el clima".

No obstante, De Rugy consideró este miércoles que "no deben ser los jueces los que fuercen al gobierno a adoptar una ley", en declaraciones al diario francés Le Parisien.

Según Audrey Pulvar, presidenta de la FNH, no se trata de forzar al estado para adopte una nueva legislación, sino "obligarlo a respetar sus propias leyes".

Las cuatro oenegés se inspiran en las experiencias de otros países, en los que iniciativas de este tipo resultaron un éxito. 

Por ejemplo, en Holanda, tras una denuncia de la oenegé Urgende, un tribunal exigió en 2015 al Estado que redujera en un 25% la emisiones de dióxido de carbono antes de 2020. En Estados Unidos, una veintena de jóvenes también presentaron una denuncia en Oregón en la que exigen al gobierno que disminuya las emisiones de CO2.