Arranca Bicentenario de la Independencia

Foto cortesía
Presidente Iván Duque ha señalado que es una oportunidad para que el país se una en torno a propósitos comunes

_____________

El próximo año se celebrará el Bicentenario de la Independencia de Colombia y el nacimiento de su identidad republicana como Nación, ocasión que el actual Gobierno pretende no quede solo en la recordatorio de un hecho histórico de tan importante naturaleza, a través de actividades culturales y académicas, y la materialización de algunas obras en los municipios por donde pasó la Ruta Libertadora, sino que también sirva para repensar el país con el propósito de corregir los males que lo afectan.

El pasado 18 de diciembre el presidente Iván Duque y la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez dieron apertura en Pore (Casanare) a los actos oficiales por la celebración y conmemoración del Bicentenario de Colombia. Se escogió esta población por formar parte de los lugares históricos en los que se gestó la libertad del país y que fue el escenario donde se convocó el Congreso Provincial, para dar orden y legalidad al proceso independentista.

Por lo pronto los diferentes ministerios y otros organismos delegados por la Presidencia trabajan bajo la coordinación de la Vicepresidencia de la República en la programación de eventos regionales, nacionales e internacionales que se desarrollarán por esta celebración entre los años 2018 y 2023.

En este sentido cada ministerio que participará está pendiente de conocer los recursos que le asignarán para esta conmemoración, de ello dependerá el tamaño y número de actividades que se programarán, como es el caso de la cartera de Cultura que ha pensado en una gruesa agenda de actividades.

A finales de octubre pasado, la vicepresidenta Ramírez encabezó la instalación de la Comisión de Expertos del Bicentenario y de la Ruta Libertadora con el propósito de iniciar la discusión acerca de los proyectos e iniciativas que harán parte.

“Conmemorar el Bicentenario del nacimiento de la República de Colombia es una ocasión para unirnos los colombianos, para pensar nuestro país hacia el futuro”, expresó en esa oportunidad la Vicepresidenta. Agregó que “el esfuerzo de esta conmemoración tiene que recoger todo lo que es el análisis del pasado, pero también hacer un ejercicio hacia el futuro, una prospectiva, cuál es la nación que queremos tener en el tercer centenario”.

La Vicepresidenta anunció que “no solamente será una agenda de eventos culturales y académicos, sino el de construir el legado que queremos dejar para las nuevas generaciones”.

De la Comisión de Expertos del Bicentenario y de la Ruta Libertadora hacen parte altos funcionarios del Gobierno nacional, que, coordinados por la Vicepresidencia, se encargarán de la ejecución de proyectos e iniciativas con los que Colombia conmemorará esta efeméride.

El equipo lo componen los ministros de Relaciones Exteriores; Cultura; Comercio, Industria y Turismo; Educación; Defensa; Agricultura y Desarrollo Rural; Medio Ambiente y Desarrollo; Minas y Energía; Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

Asimismo están el Departamento Nacional de Planeación; el Instituto Colombiano de Antropología e Historia; la Academia Colombiana de Historia y la Asociación Colombiana de Historiadores.

Igualmente, los gobernadores de Arauca, Boyacá, Cundinamarca y Casanare; el Alcalde de Bogotá; un representante de la Federación Nacional de Departamentos; un senador y un representante a la Cámara; designados por la mesa directiva de cada corporación, hacen parte de la Comisión.

Dicho equipo interinstitucional deberá formular, implementar y promover los planes, programas y proyectos relativos a la conmemoración, entre otras de sus funciones.

Gobierno del Bicentenario

Al gobierno de Iván Duque le correspondió estar en la celebración de los 200 años de la Independencia, y así lo ha querido hacer notar el Mandatario desde el mismo discurso de posesión el pasado 7 de agosto, orientando su mensaje a la necesidad de que el país se una.

En esa oportunidad Duque dijo que “este será el gobierno del Bicentenario y todos construiremos la Colombia del Bicentenario, para lo cual, más allá de las celebraciones tradicionales, debemos hacer reflexiones profundas sobre nuestro pasado y nuestro futuro”.

Añadió Duque que “el Bicentenario nos debe llevar a recordar cómo nuestros Padres de la Patria fueron capaces de dejar sus egos para forjar un propósito común. La impronta imborrable de Bolívar, Santander, Sucre, Córdoba, Urdaneta, al igual que los valientes lanceros que se crecieron en la Batalla de Boyacá para entregarnos la libertad, nos debe reafirmar lo grande que somos y podemos ser cuando trabajamos con objetivos compartidos. Cuando nos unimos como pueblo nada nos detiene. Cuando nos sumamos, cuando somos capaces de aportar y de hacer realidad todo lo que nos proponemos unidos, somos capaces de lograr proezas que ni siquiera el realismo mágico es capaz de imaginar”.

ENS

Agregó el Jefe del Estado que “el pasado también nos enseña que los dogmatismos pueden llevarnos a fracasos… pero, colombianos, analizar el pasado también tiene que ser la oportunidad para reconocer que existen problemas que se crecieron, problemas que envejecieron mal y que en repetidas ocasiones se han transformado en terribles amenazas. Así ocurrió con el abandono de muchas regiones, con el narcotráfico, con la corrupción, con el clientelismo, con la falta de acceso a oportunidades de muchas comunidades”.

El pasado 22 de agosto el Primer Mandatario Nacional dijo en la conmemoración de los 90 años del Batallón Guardia Presidencial que “el Bicentenario debe ser la oportunidad para liberarnos del secuestro, liberarnos de la extorsión, liberarnos del fleteo, liberarnos de las voladuras, liberarnos de cualquier intimidación. Pero el Bicentenario también tiene que ser la oportunidad para liberarnos de la corrupción, liberarnos del clientelismo, de la politiquería. Tiene que ser la oportunidad para liberarnos del odio, liberarnos de la pequeña conseja, trapisonda o componenda, que distrae el ejercicio de lo público hacia los intereses más sublimes de la República”.

La Ley

En julio pasado fue sancionada la Ley 1916 por medio del cual la Nación se vincula a la celebración del Bicentenario de la campaña libertadora de 1819, y a propósito de esta fecha autoriza la realización con cargo al presupuesto nacional de una serie de obras de desarrollo en los municipios por los que pasó la Ruta Libertadora.

Los municipios beneficiarios de los planes, programas y obras de desarrollo definidos en esta ley, exaltando su valor patriótico y aporte histórico para la Patria, son Arauca y Tame, departamento de Arauca; Hato Corozal, Pore, Támara, Nunchía y Paz de Ariporo, departamento de Casanare; Paya (Morcote), Pisba, Labranzagrande, Socotá (Pueblo Viejo-Quebradas), Socha, Tasco, Betéitiva, Corrales, Gámeza, Tutazá, Belén, Cerinza, Santa Rosa de Viterbo, Tibasosa, Busbanzá, Floresta, Duitama (Bonza), Paipa (Pantano de Vargas), Tópaga, Toca, Chivatá, Soracá, Tunja (Puente de Boyacá), Ventaquemada, departamento de Boyacá; Villapinzón, Chocontá, Suesca, Gachancipá, Tocancipá, Chía (Puente del Común) y el Centro Histórico de Bogotá, departamento de Cundinamarca.

La Ley 1916 de 2018 establece que los planes y programas que se establecen en la norma y frente a los cuales el Gobierno nacional tiene autorización para incluir en las próximas vigencias presupuestales, tendrán fundamentación técnica en las secretarías de Planeación de los departamentos para que guarden coherencia con los planes departamentales de desarrollo.

Además de las obras y acciones que implica esta declaratoria, esta ley autoriza al Gobierno nacional para disponer las correspondientes apropiaciones presupuestales para la remodelación y embellecimiento de los monumentos del Pantano de Vargas, el Puente de Boyacá, el Parque de los Mártires y el Bosque de la República en Tunja y de lo existente a lo largo de la Ruta de la Campaña Libertadora de 1819.

 

Agenda 2019

Como se indicó está en construcción con ocho ejes de trabajo el cronograma de actividades por el Bicentenario de la Independencia. EL NUEVO SIGLO conoció que en 2019 se hará una celebración que no solo implique un hecho y unos personajes sino que sea la secuencia de procesos que se dieron entre el 7 de agosto de 1819 con la Batalla de Boyacá y 1823, de tal forma que los actos conmemorativos estarán relacionados con los hitos de la Campaña Libertadora que partió de los Llanos del Casanare y coronó el páramo de Pisba hasta llegar a Santa Fe de Bogotá, así como el proceso político civil que se dio en la época.

Además se desarrollará un ejercicio de prospectiva como nación en el cual se convocarán diversos sectores para pensar hacia dónde va Colombia rumbo al tercer centenario.

Igualmente el Gobierno en el Plan de Desarrollo 2018-2022 tiene previsto incluir a propósito del Bicentenario de la Independencia una oferta institucional en el marco de una mirada de país, no de territorios aislados.

También se tiene contemplado enfocar esta conmemoración en reforzar los intangibles que nos definen como colombianos.

Todo esto se está construyendo con diversos sectores, como son aproximadamente 12 academias de ciencia, de historia, de economía, que estarán trabajando agendas específicas sobre la construcción de la nación en estos 200 años.

De igual manera, el próximo año se harán unos eventos relacionados con las narrativas que configuran la diversidad de la Nación, por ejemplo el papel de la mujer en el proceso de Independencia y en estos 200 años. Además se tendrá una agenda que considere las discusiones de los temas étnicos y multiculturales.

Incluso se tiene previsto con las empresas motivarlas a reflexionar sobre los 200 años de emprendimiento.