PASA A LA CÁMARA
Sí a referendo que prohíbe adopción a gais

Foto El Nuevo Siglo - Juan Sebastián Cuéllar

La plenaria del Senado de la República aprobó con 53 votos a favor y 21 en contra el proyecto de ley de referendo que busca prohibir en Colombia la adopción por parte de parejas del mismo sexo y  personas solteras.

La iniciativa obtuvo la mayoría absoluta (la mitad de los votos más uno) como lo demanda la Constitución para las iniciativas relacionadas con mecanismos de participación ciudadana.

Los testimonios de personas que fueron criadas en hogares conformados por personas gais y las voces de madres solteras que pidieron al Congreso no desconocer que son familia, no fueron suficientes para convencer a la plenaria del Senado de no aprobar el proyecto de ley que busca convocar a un referendo contra la adopción igualitaria. 

La iniciativa, liderada por la senadora Viviane Morales, busca que solo las parejas heterosexuales puedan adoptar niños en Colombia, excluyendo esta posibilidad para las personas solteras y las parejas conformadas por dos hombres o dos mujeres. 

A la Cámara

Luego de superar los dos debates en las comisiones en la plenaria del Senado, ahora la propuesta pasará a la Cámara de Representantes donde hará su trámite en comisión Primera y plenaria, y luego la Corte Constitucional hará una revisión de la iniciativa para verificar que no atente contra la Constitución. 

Si el referendo logra salir victorioso y llegar a esa instancia se espera otro álgido debate jurídico, porque fue ese mismo al tribunal el que hace un año aprobó que las parejas de personas gais pudieran adoptar en el país.

Según Morales, la Corte no tenía competencia para decidir que las parejas gais sí pueden adoptar sino el Legislativo, y tendría que declararse impedida para revisar el proyecto de referendo. 

Sin embargo, juristas como Kenneth Burbano, director del Observatorio Constitucional de la U. Libre, afirma que la congresista “incurre en un grave error. Ni los magistrados deben declararse impedidos ni el asunto en un futuro deberá ser estudiado por conjueces. 

Los magistrados de la Corte Constitucional, al proferir la sentencia que autorizó la adopción conjunta para parejas del mismo sexo, lo hicieron en ejercicio de sus funciones constitucionales”. 

El alto tribunal también ha reconocido en el pasado que las familias en el país no están conformadas exclusivamente por hombre y mujer, y que existen diversas formas para constituirla, entre ellas las conformadas por personas homosexuales. 

El proyecto fue presentado el pasado mes de julio con el respaldo de 2.228.913 ciudadanos que con sus firmas presentadas ante la Registraduría (que avaló 1.740.843) reclaman su derecho para reformar la Constitución por la vía del referendo. En este caso, para que sea el pueblo colombiano quien decida sobre un asunto tan controvertido para la sociedad actual. En palabras de Viviane Morales “la garantía efectiva del derecho fundamental de los niños, niñas y adolescentes a tener una familia”.

El proyecto pretende convocar a los ciudadanos y someter a su consideración un nuevo parágrafo para ser incluido en el artículo 44 de la Constitución, en el siguiente sentido: “La adopción es una medida de protección del niño que busca garantizarle el derecho a tener una familia constituida por una pareja heterosexual en los términos explícitos del artículo 42 de esta Constitución, es decir, por un hombre y una mujer unidos entre sí en matrimonio o unión marital de hecho, con el cumplimiento de los demás requisitos establecidos en la ley”.

La encuesta

El lunes pasado, el Ministerio de Salud publicó la Encuesta Nacional de Demografía y Salud (ENDS) 2015. De acuerdo con estos resultados, el 36,4% de hogares colombianos tiene como jefe a una mujer, el 33,2% familias son biparentales (es decir ambos padres e hijos), el 12,6% monoparentales (falta del padre o de la madre) y el 9,8% por parejas sin hijos.

Tan solo  el 29,7% de las mujeres y el 26,2% de los hombres de 13 a 49 años encuestadas se mostraron de acuerdo con que las parejas homosexuales adopten niños.

En septiembre y antes de que la Comisión Primera del Senado avalara el proyecto de Morales en primer debate, tres exmagistrados de la Corte Constitucional y un exministro de Justicia le pidieron a la corporación no aprobar este referendo. 

Alfredo Beltrán Sierra, Eduardo Cifuentes Muñoz y Jaime Córdoba Triviño, los dos últimos también ex defensores del Pueblo; y Juan Carlos Esguerra Portocarrero, ex miembro de la Asamblea Nacional Constituyente y quien lideró la cartera de Justicia, aseguraron que el proyecto de Morales atenta contra la democracia y viola derechos fundamentales. 

Argumentos

Sin embargo, Morales ha defendido sus argumentos en contra de la adopción igualitaria y ha reiterado que la adopción no es un derecho de los adultos sino de los niños. En su intervención aseguró "la Constitución que nos obligamos a cumplir señala que es el pueblo de Colombia, en ejercicio de su soberanía, el que expide y promulga la constitución, el pueblo ostenta la soberanía…tiene el derecho fundamental a pronunciarse a través de referendos, plebiscitos…Cada vez más las decisiones de la Corte le roban al pueblo el derecho a decidir sobre sus asuntos”.  ". Cabe recordar que en su historia, el Congreso de la República no ha legislado en busca de garantizar los derechos de la población LGBTI, ya sea por falta de trámite o por no aprobación. Ha sido a través de la Corte Constitucional que esta comunidad ha logrado derechos pensionales, el matrimonio y la adopción. 

En la sesión de ayer y a última hora el partido de la U presentó una proposición para excluir a personas viudas, solteras y separadas, a cambio de apoyar la convocatoria para el referendo. El argumento era que el proyecto de Viviane Morales era abiertamente discriminatorio. La idea propuesta por la senadora Maritza Martínez fue derrotada por 64 votos.

Mortales y Lucio habían llegado al momento de la votación con los votos en el bolsillo. Claudia López asegura que el proyecto es inconstitucional porque busca imponer criterios discriminatorios basados en la condición sexual en torno al derecho a la adopción.