Colombianos usan más el dinero efectivo pese a la pandemia

Foto archivo ENS

CUANDO se pensaba que los colombianos preferían usar el dinero plástico o de las tarjetas para sus compras por bioseguridad ante los riesgos  de la pandemia del Covid-19, una investigación de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) demuestra lo contrario.



Este informe indica que este año de la pandemia se ha dado una marcada preferencia por la liquidez, aunque también ha crecido el uso de las tarjetas debido y de crédito.

Según el análisis, “el dinero efectivo y la digitalización no son excluyentes el uno del otro, ni compiten entre sí, pues ambos hacen parte del ecosistema de pagos que las personas deben tener disponibles como alternativas para escoger el de su conveniencia, inclusive muchos colombianos sugirieron a Fenalco tener en cuenta para los próximos Días sin IVA el pago en efectivo”.

Desempeño

En efecto, Fenalco acaba de dar a conocer una investigación sobre el uso de efectivo en la economía colombiana durante este año de pandemia y, para sorpresa de los analistas, se evidencia que en esta época de crisis, las compras de los consumidores colombianos adquiridas en dinero en efectivo han tenido un mejor desempeño que las realizadas mediante tarjetas de crédito y débito, ya sea con datáfono o con aplicaciones móviles.

ens

La investigación recopiló información reciente de entidades financieras y científicas en el mundo y adicionalmente desarrolló una gran encuesta a tenderos, comercio en general, grandes cadenas y consumidores. En su concepto, “no existe evidencia de que en Colombia por el coronavirus la gente se haya volcado a hacer sus compras sólo con medios electrónicos y que haya relegado el uso de los billetes”.



Inquietud

De acuerdo con Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, esta investigación surge de la inquietud de algunos sectores por el futuro del efectivo en el país y ante la aparición de información que vaticinaba la desaparición de los billetes por el temor de las personas al contagio de la Covid-19. “Sin embargo, vemos que en el día a día de los colombianos no solo persiste este medio de pago, sino que además crece significativamente”, sostiene.

Tras analizar los indicadores monetarios en este año y comparar su comportamiento frente a los anteriores, se establece que la preferencia de los colombianos por el dinero en efectivo crece notoriamente.

En  el presente año el aumento del uso  del efectivo en la economía es mucho  más pronunciado que en los dos anteriores. Por ejemplo, mientras que al cierre de la primera semana de junio de 2018 el crecimiento de esta variable para el año completo (12 meses) era del 8.9%, a la misma fecha de 2019 la variación fue del 14.5% y el dato correspondiente a 2020 marca un incremento del 32.3%.

Comportamiento

A la altura de la primera semana de septiembre el crecimiento del efectivo en poder del público fue de 32% en 12 meses, variación muy superior a la registrada en los dos años anteriores. Idéntico fenómeno se observa a la altura de la primera  semana de noviembre. Cifras que sugieren, que en  este año hay una marcada preferencia por la liquidez entre los  colombianos.



Al respecto Nicolás Botero-Páramo, Director Ejecutivo de FedeSeguridad, gremio de las empresas transportadoras de valores, resaltó que “la tendencia de uso mayoritario de efectivo en Colombia se mantiene. Este estudio encuentra que los ciudadanos prefieren el efectivo ya que es un medio de pago aceptado en todos los establecimientos y les permite a vendedores y consumidores llevar un control inmediato de sus movimientos.”

La crisis

La crisis sanitaria producida por el coronavirus ha dado lugar a importantes cambios en el comportamiento del consumidor. “Con esta investigación quisimos encontrar y verificar la hipótesis, según la cual los colombianos han reducido la utilización de dinero en efectivo durante la pandemia originada por el coronavirus y examinar cuánto han migrado hacia los medios de pago electrónicos”, afirmó el vocero de los comerciantes.

El dinero efectivo y la digitalización no son excluyentes el uno del otro, ni compiten entre sí, pues ambos hacen parte del ecosistema de pagos que las personas deben tener disponibles como alternativas para escoger el de su conveniencia, inclusive muchos colombianos sugirieron a Fenalco tener en cuenta para los próximos Días sin IVA el pago en efectivo”, puntualizó Cabal Sanclemente.

La investigación de Fenalco, que fue realizada por sugerencia y con el apoyo de FedeSeguridad, subraya que según información de la Organización Mundial de la Salud y de varios estudios científicos, una correcta higiene de las manos reduce sustancialmente el riesgo de infectarse con el nuevo coronavirus. El contagio por contacto con objetos, como monedas, billetes o incluso tarjetas de crédito es muy bajo. La OMS desmintió que alguno de sus voceros haya dicho que las personas deben tener cuidado con el efectivo para contener la propagación del coronavirus o que es preferible que usen métodos de pago sin contacto.



Al mismo tiempo, el Banco Central Europeo (BCE), en línea con la OMS, ha manifestado en varias ocasiones que no hay evidencia de que el Covid-19 se propague a través de los billetes. En un análisis que examina el ambiente alrededor del uso de billetes en varios países del mundo, se ha encontrado que hay mercados como el europeo, que han animado a los ciudadanos a usar el dinero en efectivo con total normalidad, luego de confirmar que las fibras de algodón, principal material en que están hechos los billetes, no reúne las características para conservar el virus por un largo tiempo.

El gasto

De otra parte, y de acuerdo con la firma Raddar, el gasto de los hogares, sumando la compra de bienes usados y los canales informales, lleva tres meses de crecimiento frente al año pasado y en noviembre de 2020, creció al 3,6%e, que es la mitad de la dinámica que tenía el año pasado.

Asimismo, la firma indicó que en el mes pasado todas las ciudades estudiadas, crecieron frente a 2019.

"Los hogares han vuelto a comprar bienes semidurables y durables, motivados por el día sin IVA, por una menor inflación y el adelanto de la prima, lo que se refleja en el crecimiento de la compra con tarjetas de crédito en 10,6 por ciento frente al año pasado", precisó.

Y agregó que en noviembre, el gasto en servicios vuelve a crecer frente al año pasado, superando el extraordinario comportamiento que se dio durante los aislamientos.



"Se espera que el empleo en noviembre se haya recuperado aún más. Además, la confianza del consumidor en el mes pasado fue mejor que la de los últimos dos años", concluyó.