Trump Organization condenada por fraude fiscal

Getty Images

La empresa familiar de Donald Trump fue declarada culpable de fraude y evasión fiscal por un jurado de Nueva York en un duro golpe para el expresidente, que aspira volver a la Casa Blanca.

El fiscal del distrito de Manhattan Alvin Bragg, a cargo del caso, dijo en un tuit que la Trump Organization fue condenada "por TODOS los cargos".

El jurado encontró culpables a dos entidades corporativas de la mencionada Organización de los 17 cargos, incluidos cargos de conspiración y falsificación de registros comerciales: Trump Corporation fue hallada culpable de nueve cargos y Trump Payroll Corporation de ocho cargos.

Así concluyó el juicio de un mes que contó con el testimonio de siete testigos, incluido el jefe de finanzas de la Organización Trump durante mucho tiempo, Allen Weisselberg, y el vicepresidente sénior y controlador Jeffrey McConney. También testificó un contador externo que pasó años preparando declaraciones de impuestos para Trump y la compañía.

La Organización de Donald Trump fue condenada por fraude fiscal en un caso presentado por el fiscal de distrito de Manhattan, un importante repudio a las prácticas financieras en los negocios del exmandatario.



El veredicto de culpabilidad se produjo el segundo día de deliberaciones luego de un juicio en el que la Organización Trump fue acusada de ser cómplice de un plan de altos ejecutivos para evitar pagar impuestos sobre la renta personal en beneficios laborales como apartamentos gratuitos y autos de lujo.

La condena es una validación para los fiscales de Nueva York, que han pasado tres años investigando al expresidente y sus negocios, aunque no se espera que las sanciones sean lo suficientemente severas como para poner en peligro el futuro de la empresa de Trump.

Como castigo, la Organización Trump podría recibir una multa de hasta $ 1.6 millones, una cantidad relativamente pequeña para una empresa de su tamaño, aunque la condena podría complicar algunos de sus acuerdos futuros.

La Fiscalía de Manhattan acusó a la Organización de operar durante más de 15 años una trama de evasión fiscal, argumentando además que la trama llegó a los niveles más altos de responsabilidad, frente al argumento de la defensa de que sus orquestadores actuaron en beneficio propio y no en nombre de la empresa.

Para condenar a la Organización Trump, los fiscales tuvieron que convencer a los jurados de que Weisselberg o su subordinado, el vicepresidente sénior y controlador Jeffrey McConney, eran agentes de “alto nivel gerencial” que actuaban en nombre de la empresa y que la empresa también se beneficiaba de su esquema.