Cierran playas al este de Venezuela por derrame de petróleo

Archivo ENS

Autoridades locales del estado venezolano de Anzoátegui (noreste) anunciaron este martes el cierre de varias playas producto de un derrame petrolero que cubre kilómetros de línea costera.

"Confirmamos la lamentable noticia de que nuestras costas están siendo afectadas por un derrame de hidrocarburos", informó el alcalde de Lechería, Manuel Ferreira González, en sus redes sociales, sin precisar la extensión cubierta.

Las manchas de crudo, que comenzaron a observarse desde el lunes, han ocasionado la muerte de especies marinas.

"Hay aves muertas, pequeños peces muertos", señaló Ferreira (oposición), quien compartió un video donde se observan trazas de hidrocarburo que cubren las playas de esta ciudad levantada a orillas del mar Caribe y ubicada a unos 320 km de Caracas.

Cerca del área afectada está ubicada la refinería de Puerto la Cruz, la tercera en importancia en Venezuela, con una capacidad instalada para procesar 187.000 bd. 

En la última década y con una mermada producción, la fugas de crudo se han propagado por todo el país, pero rara vez son informadas por la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), que fue consultada por la AFP sobre el incidente, sin respuesta.

El alcalde, alarmado con el "nivel de contaminación", recomendó no acercarse a las playas afectadas pues "los fuertes olores que emanan de estos residuos podrían causar afectaciones en las vías respiratorias".



Gustavo Castillo, director de Protección Civil de Lechería, dijo a la AFP que personal de PDVSA, responsable de atender el derrame, se acercó al sitio, pero estuvieron "herméticos". "No dieron ningún tipo de información", señaló.

"Con cada derrame de petróleo hay mucha afectación en los ecosistemas acuáticos, aves como los pelícanos quedan impregnadas cuando se lanzan a buscar sus presas", comentó a la AFP la bióloga Yurasi Briceño, promotora de varias investigaciones en el Lago de Maracaibo (oeste), uno de los ecosistemas más afectados por los derrames de crudo en el país.

Además de los daños perceptibles en la superficie, el petróleo "crea una capa superficial que limita el paso de los rayos solares y por ende todos los procesos de fotosíntesis que se dan bajo el agua", añadió.