Cámara aprobó en cuarto debate reducir el receso legislativo

Cámara de Representantes

Con 124 votos a favor y nueve en contra, la plenaria de la Cámara de Representantes aprobó en cuarto debate el proyecto de reforma constitucional que reduce el receso legislativo de los congresistas, de cuatro a tres meses.

La iniciativa busca que los congresistas acorten sus vacaciones y puedan dedicar más tiempo al trabajo parlamentario. Actualmente los congresistas salen el 16 de diciembre y regresan el 16 de marzo; con la reforma ese receso se acorta y vuelven a labores el 16 de febrero.

El proyecto de reforma constitucional que busca disminuir el receso legislativo tiene como objetivo modificar el artículo 138 de la Constitución, a fin de extender las sesiones ordinarias del Congreso de la República. De esta manera, la Corporación tendría mayores posibilidades de debatir y aprobar proyectos de origen congresional, así como mayores tiempos para ejercer control político.

La iniciativa es liderada por el Partido Cambio Radical, Conservador y Centro Democrático.

Argumentos

Durante la jornada, el representante a la Cámara Julio César Triana, ponente de la iniciativa, argumentó que al reducir el periodo de receso del Congreso habrá mayor tiempo para el trámite de proyectos de ley y para ejercer el respectivo control político al Ejecutivo.

“Es momento de reconectarnos con la opinión pública. Este Congreso tiene el pleno compromiso de autorreformarse de cara a las exigencias de la ciudadanía. Esta iniciativa, que hemos defendido desde el día en que la radicamos junto a nuestros compañeros de bancada, es el primer paso para lograrlo”, señaló el parlamentario del Huila.

Aunque el proyecto radicado inicialmente planteaba que el Congreso debía retomar sus labores presenciales desde el 16 de enero, en su trámite por Senado y Cámara esta fecha fue modificada para el 16 de febrero. Así las cosas, el receso legislativo se reduciría en un mes.

"Es histórico lo que ocurrió en la Cámara, con 124 votos a favor y tan solo nueve en contra, a favor los partidos de oposición, independientes y de Gobierno con esta iniciativa que busca que el Congreso pase de sesionar ocho meses al año, a nueve”, añadió Julio César Triana, quien pertenece a la bancada de Cambio Radical.

Para ejemplificar la situación, reveló que en la legislatura pasada, de 477 proyectos de ley únicamente 58 terminaron su trámite y solo hubo 68 plenarias. “Pasaríamos de ocho meses de trabajo legislativo a nueve, y nos pondríamos a la par de España, que sesiona nueve meses al año. Pero, además, a la par de Brasil, que hizo una reforma y pasó de sesionar de siete a nueve meses. Recientemente, nuestro vecino, Ecuador, reformó también las normas para aumentar el tiempo de sesiones”, destacó Triana.



Más trabajo para los congresistas

Por su parte la representante por Bogotá Catherine Juvinao también destacó que este periodo pondría al Congreso a la par de otros en el mundo. “La Cámara le está dando un mensaje correcto al país para reducir el receso legislativo. Con reducir un mes, ya nos pone a la par de congresos como el de España, Perú y Chile”.

“Este es el Congreso del cambio, de hecho el Congreso ya cambió y la aprobación unánime de hoy lo demuestra. Me siento optimista al ver que esta iniciativa tiene cada vez mayor consenso y es hoy una causa de todos los partidos políticos. Es muy positivo que los congresistas tengamos más tiempo para hacer control político y para debatir nuestros proyectos; estamos cumpliendo una exigencia clara de la ciudadanía y es que trabajemos más”, expresó la representante Juvinao, al tiempo que reconoció los avances logrados en el pasado Congreso por el exrepresentante Gabriel Santos.