MAÑANA SE INAUGURA 26° BIBLIOTECA PÚBLICA
Transmicable inició la transformación cultural de Ciudad Bolívar

Cortesía Museo de Bogotá

¿Quién iba a pensar que la transformación cultural de Ciudad Bolívar, una de las más radicales y rápidas que ha evidenciado la ciudad, comenzó con la llegada de un medio de transporte?

A partir de este domingo la ciudad contará con una nueva apuesta cultural de reivindicación que, como la mayoría de los equipamientos culturales que se han instaurado en los últimos cuatro años, circundan el primer Transmicable de toda Bogotá.

Se trata de la inauguración del Museo de la Ciudad Autoconstruida (MCA), una plataforma que busca evidenciar que la localidad 19 de la capital colombiana se ha construido a pulso y va mucho más allá de los estereotipos y estigmatizaciones que la han categorizado como una localidad tugurial y peligrosa.

Y, precisamente, tanto la nueva biblioteca de la BibloRed como el Museo estarán ubicados en la última estación del Transmicable, un lugar que recibe a personas de todas partes de la ciudad y que se ha convertido en un espacio turístico visitado por ciudadanos de diversas partes del mundo. Esto se hizo con la intención de que este espacio se sienta como el inicio de una experiencia inmersiva de la localidad

Más que un museo, el MCA es una experiencia que quiere mostrar cómo Ciudad Bolívar ha recibido a miles de personas provenientes de otras ciudades del país y del mundo en el que, históricamente, se han desarrollado procesos en defensa de los Derechos Humanos, el cuidado del medio ambiente, la promoción de la educación alternativa, de reconocimiento a la biodiversidad humana.  

“Esta iniciativa nació con la llegada del Transmicable en el 2018. La comunidad quería que no solo llegara un medio de transporte, sino que a su alrededor hubiera una serie de equipamientos culturales en donde los jóvenes, los niños y los diferentes grupos de interés tuvieran unos espacios de participación y de integración social en el territorio”, dijo a EL NUEVO SIGLO el coordinador del Museo de la Ciudad Autoconstruida, Carlos Andretti.

Y es que, como bien lo relató Andretti, la llegada del cable aéreo trajo consigo presencia institucional con equipamientos como el del Teatro del Ensueño, dos equipamientos culturales, uno en la pilona 10 y otro en la pilona 20, y ahora este museo donde los líderes, colectivos y organizaciones sociales tendrán un espacio que visibilizará y mostrará qué es lo que pasa y lo que por décadas ha pasado en esta localidad.

“El territorio de Ciudad Bolívar debe dejar de ser estigmatizado y segregado por las diferentes circunstancias que en ocasiones nos aquejan. Este museo es construcción social y llegó a través del Transmicable, del Museo de Bogotá y del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC). Estas últimas dos entidades se reunieron con la comunidad", puntualizó Andretti, quien también se ha desempeñado por más de 17 años como gestor cultural, social y comunitario de la localidad.



¿Qué se podrá ver?

Ahora bien, ¿en qué consistirá este espacio? El Museo de la Ciudad Autoconstruida les brindará a las personas que viven en la localidad la posibilidad de identificar dónde están, de tener sentido de pertenencia y de luchar más por el territorio y por su bienestar. Esta es la oportunidad para que las nuevas generaciones sueñen con su localidad y es, por consiguiente, una de las metas rectoras de este proyecto.

Adicionalmente, este Museo será un espacio en constante transformación, como la misma Ciudad Bolívar que representa y que, en su misma esencia, es una localidad que sigue llevando a cabo procesos de autoconstrucción y aprendizajes para el resto de Bogotá como, por ejemplo, que permite entender la solidaridad y la construcción de bienes comunes como un aporte.

El Museo de la Ciudad Autoconstruida tiene cinco pisos, y en el sótano se encontrará la exposición inaugural, en la que se abordarán siete casos para reconocer el trabajo colectivo en la historia de la localidad.

Los casos son el Paro de 1993, las luchas medioambientales (relleno sanitario Doña Juana), los modelos de educación comunitaria y alternativa, las prácticas artísticas y la defensa de los Derechos Humanos, los asentamientos y sus luchas de resistencia, la defensa del territorio y la creación de espacios comunitarios y liderazgos femeninos. Este espacio también está destinado para muestras teatrales que ayuden a potenciar los contenidos del guion museológico.

En el primer piso funcionará una biblioteca de BibloRed, mientras que el segundo y tercer piso serán espacios expositivos sobre biodiversidad, estigmatización, resistencias, explotación e injusticias. En la terraza se encontrará una huerta comunitaria, abierta para distintas actividades enfocadas en el intercambio de saberes y en visibilizar a la población rural de Ciudad Bolívar. 

Además, al ingresar al tercer piso del MCA, los visitantes encontrarán una pieza audiovisual de bienvenida, la cual recoge 12 historias de personas y colectivos que han vivido en Ciudad Bolívar, y otra pieza de audio que formula una serie de preguntas a los visitantes, relacionadas con la manera en que la ciudadanía de Bogotá está íntimamente vinculada con la explotación del territorio, la minería, el relleno sanitario Doña Juana y la contaminación de agua, como el río Tunjuelo.

“Cuando me preguntan qué se encontrará en el MCA, yo respondo que podrán saber cómo suena y cómo se vive en Ciudad Bolívar (…) Este es un museo en donde encontrará exposiciones en donde los líderes van a hablar de sus procesos, la historia de Ciudad Bolívar y una exposición que describe todo el proceso social y territorial de la ciudad”, finalizó diciendo Carlos Andretti.



Una idea gestada en la localidad

En 2016 inició la construcción del Transmicable desde el portal Tunal hasta la parte alta del sector del Lucero. Para soportar y permitir el funcionamiento de las 160 cabinas del sistema, se levantaron unas pilonas que afectaron la organización urbana y la vida del territorio. Por esa razón, se comenzaron a adelantar una serie de conversaciones con las comunidades afectadas en Ciudad Bolívar para acordar la construcción de nuevos equipamientos que ayudaran a suplir algunas necesidades en los predios remanentes a la obra civil.

Fue así como varias comunidades de los barrios Paraíso y Mirador, junto a otros aledaños, manifestaron que se necesitaba una biblioteca, un espacio con zonas verdes y otro que estuviera relacionado con las identidades de Ciudad Bolívar.

Y en aquel entonces la idea de tener un MCA, proyecto que se ha desarrollado a lo largo de tres administraciones distritales, quedó sobre la mesa, y una vez consolidada la iniciativa, la curadora del Museo de Bogotá, Cristina Lleras, creó los tiempos y los espacios de encuentro con las comunidades para construir, colectivamente, el guion curatorial de este museo.

Biblioteca número 26 de Biblored

Asimismo, la Biblioteca El Mirador contará con una oferta integral donde se fomentará el acceso a la lectura, la escritura y la oralidad, garantizando el derecho al conocimiento, la información, la cultura, el arte, el bienestar y la recreación.

La biblioteca será de acceso libre, abierta a todo tipo de público y funcionará de 11:00 a.m. a 5:00 p.m. (martes, jueves, viernes y sábado),  los miércoles de 12:00 m. a 8:00 p.m. y los domingos de 11:00 a.m. a 5:00 p.m. De esta manera, BibloRed suma su cuarta biblioteca pública en la localidad de Ciudad Bolívar, donde también se encuentran las bibliotecas de Arborizadora Alta, Perdomo y Pasquilla, esta última ubicada en la ruralidad; y la biblioteca número 26 de la Red.

“Los bogotanos y todas las personas que visiten la capital deben conocer la Biblioteca y el Museo, además de recorrer esta localidad, sus calles, sus murales infinitos y, sobre todo, entender la importancia que tiene la autoconstrucción de la ciudad para la generación de lazos sociales, así como la fuerza de su comunidad”, expresó por su parte Nirza Morales, coordinadora de la Biblioteca Pública El Mirador.