Continúa la polémica por la llegada de la Minga indígena a Cali

El Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) desmintió una publicación que fue tendencia en redes sociales, en la cual se aseguraba que la Minga que arribará en una semana a Cali procedería a realizar acciones violentas en dicha ciudad.

“Llegaremos a Cali a establecer nuestro campamento indígena, está programado hacer marchas y quizás un paro si no se cumplen nuestras exigencias; lo sentimos, pueblo caleño. Recuerden, nuestros ancestros estaban aquí antes que ustedes”. Este era el mensaje que el CRIC señaló como una suplantación, por lo que reiteró que su accionar es pacífico y abierto al diálogo.

“Ponen nuevamente en riesgo la vida e integridad física de los pueblos indígenas en los territorios ancestrales, y es una campaña de desprestigio que lideran aquellos que le apuntan a las masacres, a la muerte y están en contra de la protección del derecho fundamental a la vida y la dignidad de los pueblos étnicos protegida constitucionalmente”, indicó la organización a través de un comunicado divulgado en su cuenta oficial de Twitter, en el que señaló, además, que su cuenta fue “usurpada”.

En todo caso, el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, tras el anuncio de la movilización de la Minga por la ciudad y otros municipios del Valle del Cauca, durante los próximos 8, 9 y 10 de diciembre, fue claro al señalar que ellos como colombianos pueden transitar por cualquier parte del territorio y no se puede prohibir su ingreso. 

“Con respeto siempre y constituyendo un protocolo de llegada al territorio, se debe hacer un plan de movilidad y debe haber un punto, a la vez, donde ellos van a llegar y va a estar en sus reflexiones de sociedad; es decir, que nosotros vamos a manejar un protocolo con el Ministerio Público, la Secretaría de Paz, los cascos azules, Personería, la Procuraduría, Defensoría del Pueblo y Personería", sostuvo Ospina.

Sin embargo, la gobernadora del Valle del Cauca, Clara Luz Roldán, indicó que no permitirá actos de fuerza o violencia durante la permanencia de la Minga en la capital del Valle del Cauca.


Le puede interesar: Entidades públicas evaden uso de Pliegos Tipo: Procuraduría


Igualmente, la directora del Partido de La U, Dilian Francisca Toro, hizo un llamado al Gobierno nacional para que ordene instalar unas mesas de concertación en los territorios indígenas del Cauca, esto para que los colombianos puedan conocer si las movilizaciones que los indígenas están convocando se deben a incumplimientos o si, por el contrario, se trata de una bandera para justificar una nueva ola de parálisis nacional.

“Ni el Valle, ni Cali, tienen por qué ser el blanco de una problemática que debe resolver el Gobierno nacional en los territorios indígenas”, enfatizó la dirigente de la colectividad.

Mientras que los congresistas vallecaucanos Cristian Garcés y Gabriel Velasco también se pronunciaron en contra de la Minga. “Organizaciones indígenas anunciaron la intención de regresar a Cali. Solicitamos públicamente a la Alcaldía de Cali que tome las medidas de prevención para impedir que la ciudadanía sea víctima de bloqueos, retenes ilegales o desabastecimiento”, declaró Garcés.

Mientras que Vallejo recordó que en la última ocasión que los indígenas estuvieron en la ciudad tumbaron la estatua de Sebastián de Belalcázar. “Alcalde, usted no puede dejar que la ciudad se nos la tome nuevamente, necesitamos recuperar el orden y la autoridad”, enfatizó.

No obstante, el mandatario de Cali les contestó a través de redes: “Debo decirlo, detrás de los planteamientos de los congresistas Garcés y Velasco existe un profundo racismo y una ausencia total de realismo y consideración política para tratar los conflictos con los pueblos originarios, en especial con la Nación NASA”, expresó.

Igualmente, la senadora del Centro Democrático, María Fernanda Cabal, publicó en un video su enérgica respuesta a Ospina: “El alcalde es un desastre, siente que es el dueño de Cali, se siente como Nerón tocando la lira mientras Roma ardía. Vamos a demoler ese monumento, ese adefesio dizque monumento a la Resistencia", explicó la congresista, haciendo referencia al monumento aprobado por Planeación de Cali, tras las protestas en el estallido social.