Uribe y Santos se pronunciaron por 5 años del Acuerdo de Paz

Cortesia

Al cumplirse el quinto aniversario de la firma del Acuerdo de Paz, los expresidentes Juan Manuel Santos y Álvaro Uribe se pronunciaron haciendo un balance del mismo. El primero destacó avances como el sistema de justicia transicional, que dijo están funcionando. El segundo consideró que se fracturó la legislación nacional al dar impunidad y elegibilidad política a responsables de delitos de lesa humanidad

“Sin duda, este Acuerdo es irreversible”: Santos

A continuación, apartes de la entrevista que el exmandatario concedió a la AFP sobre el quinto aniversario del Acuerdo de Paz

¿Cuál es su balance?

JUAN MANUEL SANTOS: Quisiera que celebráramos estos cinco años porque (...) el 95% o más de los exguerrilleros están dentro del Acuerdo; porque la justicia especial para la paz (...) haya funcionado y esté avanzando más rápido que cualquier otro acuerdo en la historia reciente. La desmovilización, desarme y reintegración se ha cumplido en tiempo récord y eso hay que celebrarlo. Muchísimos acuerdos se han deshecho, han fracasado en los primeros tres, cuatro, cinco años.

Por otro lado, importante es que hay muchos puntos del Acuerdo que no se han implementado, que tienen problemas y que tenemos todavía 10 años más para hacerlo. 

¿La paz es irreversible?

JMS: Sin duda, este Acuerdo es irreversible (...) Ningún acuerdo ha tenido tanto respaldo de la comunidad internacional, ningún acuerdo como el Acuerdo de Paz que firmamos hace cinco años ha tenido resoluciones apoyando unánimes por parte del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Eso le da una tremenda fortaleza.

¿El acuerdo les ha cumplido a las víctimas?

JMS: Creo que se ha hecho un esfuerzo enorme. No nos olvidemos que hay más de nueve millones de víctimas, eso no tiene precedentes en ninguna parte del mundo. Que ya hemos reparado más de un millón de víctimas, eso tampoco tiene precedente (...) ¿Que falta muchísimo? Por supuesto, pero eso se va a tomar generaciones, siempre va a haber grupos de víctimas que van a decir "nos falta reparación".

Pero la violencia está regresando a varias regiones...

JMS: Los que dicen que la violencia que estamos viendo es producto del Acuerdo están equivocados. Es la falta de implementación de los acuerdos. La violencia que estamos viendo, el asesinato de los excombatientes -ya vamos en cerca de 300-, de los líderes sociales que tienen que ver con puntos del Acuerdo, como por ejemplo la restitución de tierras, la sustitución voluntaria de cultivos ilícitos, la parte ambiental. Eso se debe a una falta de política de seguridad del Estado colombiano. (...) Era evidente que las Farc se iban de las zonas que controlaban y que iba a haber una disputa por esos territorios.

¿La exguerrilla ha cumplido?

JMS: En términos generales, sí. El hecho de que a pesar de las dificultades más del 95% de los desmovilizados estén en el Acuerdo (...) es un aspecto muy importante. Creo que con lo que han hecho con la justicia especial de paz, de reconocer los delitos de guerra y los crímenes de lesa humanidad, es un paso importantísimo porque no nos olvidemos que este Acuerdo es el primer acuerdo en el mundo donde las dos partes pactan un sistema de justicia y aceptan someterse a ese sistema de justicia, y en eso estamos.

La guerrilla puede hacer más esfuerzos en materia de verdad, puede hacer más esfuerzos en materia de poner en conocimiento de las autoridades (...) las rutas del narcotráfico que ellos conocían. 

"Acuerdo de Paz no ha habido”: Uribe


A propósito de que el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, se encuentra en Colombia en una visita de dos días, el expresidente Álvaro Uribe le envió una comunicación con unos comentarios, como él señala, sobre el Acuerdo de Paz, los cuales expresa en 26 puntos.



A continuación, apartes de este documento:

“Acuerdo de Paz no ha habido. Simplemente se fracturó la legislación nacional y se desafío la internacional al dar impunidad total y elegibilidad política a personas responsables de delitos atroces, por ejemplo, de secuestro y violación de menores".

En este sentido, el exmandatario dijo que “no se quiso aceptar por el gobierno de entonces la alternativa que propuso la oposición para que estas personas por lo menos cumplieran  una sanción razonable antes de ejercer la actividad legislativa".

Dijo también Uribe que "varios de los integrantes del equipo negociador del Gobierno han señalado graves fallas del proceso de negociación y del Acuerdo. También de incumplimientos de Farc".

Añadió en este sentido que "las cifras oficiales anuncian que hay 13 mil personas en armas y las disidencias de Farc suman más de cuatro mil personas".

Señaló también el exmandatario que la "permisividad con el narcotráfico de Farc, elevada a rango constitucional, llevó a pasar, según la medición de ONU, de 45 mil hectáreas de coca, aproximadamente, en los años 2012 y 2013, a más de 150 mil en 2018. Esto sin tener en cuenta la medición de los Estados Unidos que hoy sobrepasa las 250 mil hectáreas y que en 2018, al asumir el presidente Duque, ya estaba en 209 mil hectáreas".

Dijo también Uribe Vélez que "el Acuerdo y las medidas concordantes del gobierno de entonces, como la prohibición de la fumigación, dejaron al actual Gobierno en serias dificultades para erradicar esos cultivos. Y con el riesgo de minas antipersonas que han asesinado a tantas personas que participan en la erradicación manual".

Siguiendo con el problema del narcotráfico, el exmandatario dijo que "los programas de sustitución que dejó el anterior gobierno han resultado muy costosos e ineficientes. Muchas personas reciben el dinero, eliminan la droga en algunas parcelas pero en el entorno se amplían los cultivos. En la práctica no existen los compromisos colectivos o no se cumplen. Es importante mirar el escaso número de hectáreas de erradicación voluntaria y el altísimo costo estatal".

Así mismo conceptuó el expresidente que "el Acuerdo de La Habana con la impunidad y el narcotráfico sembró un Estado criminal alternativo que se constituye en seria amenaza al Estado de derecho".

Agregó que "de manera injusta, totalmente injusta, especialmente en la comunidad internacional, se ha culpado al Gobierno del presidente Duque del asesinato de líderes sociales y de reinsertados de Farc. El tema no debería admitir discusión, la mayoría de esos crímenes han ocurrido en zonas de narcotráfico".

De otra parte, señaló Uribe que "la imposición antidemocrática del Acuerdo y la negativa a reformar los textos de La Habana fue una acción polarizante que quisieron justificar con la cautivante palabra paz. Se desconoció la democracia al desconocer el resultado del plebiscito con una mera proposición del Congreso".