HISTÓRICA EXPOSICIÓN EN EL MUSEO COLONIAL
“Mindalas”: intercambios culturales del barniz de Pasto

Cortesía Museo Colonial

Hoy el Museo Colonial abre sus puertas a la exposición “Mindalas: intercambios culturales del barniz de Pasto”, que narra la historia de esta técnica artesanal autóctona antigua, y aporta visibilización a quienes participan en la cadena de producción de objetos ornamentados en mopa-mopa: desde los recolectores de la materia prima, hasta los maestros dedicados a la talla y el barnizado.

La muestra consta de 100 objetos que datan del siglo XVII y que fueron utilizados por nobles, religiosos y personalidades de ese tiempo.

En épocas prehispánicas y durante la Colonia se conocía como “mindalas” a los indígenas que comercializaban productos exóticos en la actual frontera colombo-ecuatoriana. Entre estos productos se encontraba la resina mopa-mopa, un material vegetal elástico y maleable que se empleó de muy diversas formas entre los pueblos nativos.

Por sus características, se usó a modo de membrana ornamental para decorar objetos elaborados, principalmente, en madera; este oficio artesanal, que aún se practica, recibió desde la Colonia la denominación de barniz de Pasto. Actualmente, entre comunidades del sur de Colombia, la palabra “mindalas” también hace referencia a la acción de “compartir saberes”.

La nueva exposición temporal del Museo Colonial busca, precisamente, compartir los saberes ancestrales del barniz de Pasto, técnica cuya importancia social, artesanal y local la llevó a ser declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, en 2020.

La inauguración contará con un recorrido guiado por Anamaría Torres, curadora de la muestra.

“Lo que queremos es narrar la historia de esta técnica ancestral de decoración de superficie, principalmente la madera, que se hace con la resina que proviene de los cogollos de una planta que se llama mopa-mopa que crece en el piedemonte amazónico de Putumayo y en ciertas zonas de Ecuador. Como hemos dicho, desde épocas prehispánicas se sabe que diferentes grupos indígenas usaban esta resina para diferentes fines y era muy llamativa porque se parecía a las capas finas de la Colonia”, le dijo a EL NUEVO SIGLO Anamaría Torres.

De relevancia

Se sabe que estas piezas eran muy utilizadas en los oficios artesanales de la época, básicamente para decorar muebles usados por las élites tanto religiosas como civiles de la Nueva Granada.

“Hoy en día esta técnica sobrevive en Pasto porque es el único lugar donde se practica. Entonces, en el Museo Colonial estaban algunas piezas del período de la colonización decoradas con esta resina, y en los últimos años hemos venido trabajando de la mano de los artesanos del barniz y de la Fundación Mundo Espiral, que han estado muy interesados en la declaratoria de la Unesco, para adquirir piezas contemporáneas que precisamente muestren toda la historia de épocas prehispánicas hasta hoy”, resaltó la curadora.

De acuerdo con Anamaría Torres, el Museo busca contribuir en todos los procesos de salvaguardar la técnica del barniz y a la visibilización no solo de los artesanos, sino de los talladores, artistas y familias de recolectores de la resina del mopa-mopa.

Al barniz actualmente se le han dado múltiples usos, que se ven reflejados en los objetos que estarán a la vista de los visitantes. Por ejemplo, en cada una de las piezas se puede admirar el proceso de transformación de esta técnica, como en el cuero, la plata y otros artefactos tradicionales.

“Desde el 2017 incluimos en el nuevo guion del Museo Colonial la técnica del barniz y desde entonces hemos venido trabajando tanto con artesanos como académicos en incluirla en el relato para esta exposición en específico. Fue alrededor de un año, en la construcción y la consecución de las piezas. También es importante mencionar que la investigación fue realizada por cinco académicos expertos en la materia, instituciones académicas, artesanos y coleccionistas que nos prestaron sus piezas. Es un gran esfuerzo de muchos para poder llevar a cabo esta muestra de gran relevancia”, añadió Torres.


Le puede interesar: Colombia tiene un pulso increíble para la crónica: Cristian Valencia


Inauguración

Asistirán también al evento inaugural maestros artesanos del barniz de Pasto y la Compañía de Teatro Danza Pies del Sol que, bajo la dirección del maestro Gerardo Rosero, intervendrá con una acción artística festiva carnavalera, típica del departamento de Nariño. Las colecciones del Museo Colonial, el Museo Nacional, el Museo del Chicó, el Instituto Caro y Cuervo, la Arquidiócesis de Bogotá, el Palacio de Nariño, la Cancillería y numerosos coleccionistas privados aportaron la gran variedad de piezas coloniales y contemporáneas, decoradas todas con la técnica del barniz de Pasto, que se exhibirán en esta muestra.

Quien visite la exposición podrá conocer la historia de esta técnica y su compleja cadena de producción, que incluye gran cantidad de personas, entre ellas a las y los recolectores de la materia prima en el Putumayo y a las y los maestros dedicados a oficios como la talla y la decoración con barniz.

“Mindalas” enfatiza, además, en la necesidad de activar medidas urgentes de salvaguarda para garantizar la protección tanto del ecosistema del piedemonte amazónico donde crece el mopa-mopa, como del saber artesanal ancestral.

Esta exposición contó con el apoyo en investigación de las historiadoras Lorena Guerrero y María del Pilar López, del historiador Álvaro José Gómezjurado, la restauradora María Cecilia Álvarez-White y los antropólogos Giovany Arteaga y Andrés Forero, quienes aunaron esfuerzos con el equipo del Museo en la construcción del guion y el diseño de la muestra.

Es así como “Mindalas” surgió como parte del proceso de renovación integral por el que ha pasado el Museo Colonial en los últimos años y en el que se ha buscado resaltar la herencia indígena y afro existente en los saberes de diversos territorios. Es un aporte al complejo proceso de salvaguarda de los conocimientos y técnicas del barniz de Pasto y una oportunidad para que los públicos puedan conocer y apropiarse de este patrimonio en aras de su necesaria valoración y conservación.

Este encuentro estará acompañado por actividades de la agenda educativa y cultural del Museo, como conversatorios, charlas, talleres y activaciones culturales. La muestra estará abierta al público hasta abril de 2023, en los horarios habituales del Museo (martes a domingo, de 9:00 de la mañana a 4:30 de la tarde).

 

Pasto