La joven Roja española mide a la vieja guardia de Costa Rica en Catar

Twitter Selección Española

La renovada España de Luis Enrique arranca este miércoles su camino en el Mundial de Catar contra una Costa Rica que sigue confiando en los héroes de Brasil-2014.

Al frente de la tercera selección más joven del Mundial, con una media de 25,8 años, Luis Enrique afronta su mayor prueba desde que asumió las riendas de la Roja tras la decepcionante eliminación en octavos de final en Rusia-2018.

España, semifinalista de la pasada Eurocopa y finalista de la Liga de Naciones, donde cayó ante Francia en octubre de 2021, inicia su recorrido mundialista en Catar con ganas de repetir el éxito de 2010 en Sudáfrica.

Entre la nueva generación española destaca el centrocampista Pedro González ‘Pedri’, que desde su irrupción con España a principios de 2021 se ha convertido en un imprescindible para la medular de la Roja.

Comparado con Andrés Iniesta, el héroe de Sudáfrica, por su toque y su visión de juego, Pedri será uno de los presentes el miércoles sobre el césped del estadio Al Thumama de Doha.

Como en el Barcelona, los jóvenes Pedri y Pablo Paéz Gavira ‘Gavi’ forman la escolta del veterano Sergio Busquets, de 34 años, último superviviente de la escuadra que levantó la Copa del Mundo en Johannesburgo hace doce años y que sigue siendo el pilar de la Roja en el centro del campo.



El capitán de la Roja será el encargado de marcar los tiempos ante Costa Rica, “un rival que va a ser muy intenso, que se nos va a encerrar”, según el delantero español Ferran Torres.

La selección ‘tica’ buscará dar la vuelta a la estadística en el mejor escenario y cosechar tres puntos de oro en el complicado Grupo E, en el que le esperan otro campeón mundial, Alemania, y Japón.

El conjunto entrenado por el colombiano Luis Fernando Suárez vuelve a reposar sobre los últimos supervivientes de la gesta de Brasil-2014, cuando alcanzaron los cuartos de final después de ser primeros de un grupo con Inglaterra, Italia y Uruguay.

El arquero del Paris Saint-Germain Keylor Navas es el gran líder de un grupo que jugará su tercer Mundial seguido.

Navas, el defensa Óscar Duarte, los mediocampistas Celso Borges y Bryan Ruiz y el delantero Joel Campbell intentarán ayudar a los más jóvenes a superar lo logrado hace ocho años.

Costa Rica espera explotar la tendencia ofensiva de la Roja para poder perforar la meta defendida por Unai Simón.

De otro lado, Alemania debuta contra Japón y querrá dejar atrás en esta edición el fiasco de 2018, en la que fueron eliminados en fase de grupos. En Catar, la Mannschaft busca su quinta corona mundial después de 1954, 1974, 1990 y 2014.

Sin Timo Werner, lesionado en el tobillo izquierdo antes del inicio del Mundial, y con Thomas Muller fuera de forma, el seleccionador Hansi Flick espera que el joven Kai Havertz (23 años) confirme su buen inicio de temporada en el Chelsea.

Tras quedar fuera de los cuartos también en la Eurocopa 2021, recuperar la confianza es una de las claves de la Mannschaft desde hace varias semanas, tras caer 1-0 ante Hungría e igualar 3-3 ante Inglaterra en la Liga de Naciones, resultados que muestran los límites del grupo de Hansi Flick, que sustituyó a Joachim Löw en 2021.

El grupo F reúne a los croatas, derrotados en la final del último Mundial por Francia y a los belgas, víctimas de los franceses en semifinales y que terminaron en el tercer puesto en Rusia.

Liderada por la experiencia y virtuosismo de Luka Modric, de 37 años, Croacia debuta con un partido contra Marruecos, que no podrá contar con Amine Harit, víctima de una grave lesión en la rodilla izquierda con su club, el Marsella.

Bélgica se enfrenta a Canadá y deberá sobrevivir al menos los dos primeros partidos sin su atacante estrella Romelu Lukaku, lesionado en el muslo izquierdo.

Un consuelo para Thibaut Courtois, Kevin De Bruyne y compañía, una generación de gran talento pero que, pasada la treintena de años, todavía no consiguió coronarse con ningún gran título internacional, a pesar de haber ocupado durante largo tiempo el primer puesto de la clasificación mundial.

El año pasado los ‘Diablos Rojos’ perdieron en cuartos de final de la Eurocopa y el triunfalismo parece haberse frenado.

Enfrente, el atacante del Lille Jonathan David espera tener “una posibilidad” en el regreso de Canadá a una Copa del Mundo, 36 años después de su primera aparición y a pesar de no estar entre los favoritos del grupo./ENS-AFP