EL NOBEL DE LOS JURISTAS
“Un Davos del Derecho en Colombia”

Cortesia

Por Pablo Uribe Ruan *

Colaborador de EL NUEVO SIGLO

 

EL NUEVO SIGLO: ¿En qué consiste el Congreso Mundial de Derecho en Barranquilla?

JAVIER CREMADES: Hace sesenta años un grupo de juristas de América, Asia, Europa y África se pusieron de acuerdo, liderados por el presidente de la Corte Suprema norteamericana, Earl Warren, y por el presidente de la American Bar Asocciation, Charlie Rhyne, en promover una gran campaña mundial para la paz a través del derecho. Para promover el gobierno de las leyes frente al gobierno de la fuerza. Se pensaba que la manera de resolver esa etapa histórica era hacer una apuesta por el Rule of Law (Estado de Derecho).

Entonces, cada dos años, un grupo de dos mil, dos mil quinientos juristas del mundo, se reúnen en un país para aprender, proponer y defender que solamente hay una alternativa al uso de la fuerza, que es someterse al imperio de la ley.

Por lo tanto, lo que vamos a hacer en Barranquilla (por primera vez este Congreso es en Colombia) y además vamos a reconocer, que es la novedad de este Congreso -siempre se ha ido reconociendo el trabajo de algunos grandes estadistas como Churchill, Nelson Mandela, el rey Felipe, la jueza Ginsburg-, es el rol, no de una persona, el de toda una República, la democracia colombiana, que es un país que ha demostrado al mundo, a través de una Constitución, un sometimiento del poder a las leyes. Vamos a reconocer a un país entero, a una sociedad.

ENS: Usted dice que hay dos aportaciones de Colombia para el mundo del Estado de Derecho ¿Cuáles?

JC: Creo que Colombia tiene dos grandes aportaciones al mundo. La primera es que se puede promover un desarrollo económico y social con base en la libertad y la dignidad humana, respetando el Estado de Derecho, dentro de un Estado constitucional. Se ve, como es el caso de Venezuela, claramente, lo que sucede cuando destruyes el Estado de Derecho. La manera en que un país, que es probablemente el más dotado del mundo en recursos naturales, se sume en la pobreza y ves, al otro lado, como otro país, que hace 30 años era casi un Estado fallido, va superando dificultades y va progresando.

Una aportación es el mostrar que a través del sometimiento a la ley las sociedades pueden desarrollarse social y económicamente. Colombia es una democracia vibrante, fuerte. Una democracia real que se ha convertido en el mejor país de la región. Los demás países están acechados por populismos y mecanismos que a veces lo que pretenden es la destrucción de la Constitución.

Y la segunda enseñanza, que creo que es mucho más contemporánea, es esa gesta que no tiene ningún precedente en la historia de la humanidad: haber acogido a un millón 800 mil refugiados venezolanos, de una manera generosa e increíblemente efectiva, con un estatuto para proteger su vida, su dignidad y su libertad. Entonces vamos a entregar el World Peace Anniversary Award a la democracia de Colombia. Lo recoge su Presidente y lo entregan antes en España. Creo que es un momento muy interesante para destacar todos los logros de Colombia.

ENS: ¿Cuáles son las principales voces que van a ser invitadas al Congreso?

JC: Más que voces particulares lo que hay es una gran orquesta. Vamos a tener juristas asiáticos, africanos… Hay casi 40 presidentes de Corte Suprema de distintos países, fiscales generales, ministros de Justicia (el de Sri Lanka por ejemplo), Rigoberta Menchu, el presidente del Tribunal Constitucional belga. Hay muchas autoridades jurídicas. Es una especie de Davos del Derecho y este premio que le han conseguido a Colombia se le considera el Nobel de Derecho.

Diferenciación

ENS: Ya ha dicho las dos grandes raíces que diferencian a Colombia del resto de Latinoamérica ¿Pero qué pasa en el resto de la región?

JC: Lo que pasa en América es que en algunos países se está produciendo una mutación constitucional. Donde parece que la Constitución no sigue en vigor. Se ve en Bolivia, Nicaragua y Venezuela, donde aparentemente parece haber un ropaje de Estado de Derecho, pero realmente el Estado de Derecho es una obra maestra de la humanidad que lo que hace es limitar la legitimidad del uso del poder público con el respeto a la dignidad de la persona. No hay legitimidad del uso del poder si no se respeta íntegramente la dignidad de cada individuo. Por tanto, no es un partido, no es una persona, es un concepto antropocéntrico, son los seres humanos los que son importantes en un Estado de Derecho y en esos países no es así. Se ha impuesto un golpe de Estado, utilizando la Constitución, han subvertido la democracia.

ENS: ¿Aún más detalladamente en qué escenarios el Estado de Derecho se ha ejecutado bien en Colombia?

JC: Colombia es un país muy atractivo para la inversión. Lo ha demostrado y lo es porque es un país con seguridad jurídica, porque hay tribunales independientes, porque hay juristas de prestigio que saben ser agentes de la seguridad jurídica, porque hay contradicción de procedimientos. Porque es una democracia verdadera.

ENS: Es importante aterrizar la idea Estado de Derecho para que la gente entienda su importancia ¿Cómo hacerlo?

JC: Hay países como China o Venezuela en donde hay un partido que decide por ti como suele ser la vida en sociedad.

Hay un modelo muy interesante. Por ejemplo, en Barranquilla una parte del Congreso se va a celebrar en The Icon, que es la torre más importante de la ciudad, que es una inversión de un empresario español que ha puesto 45 millones de dólares. Porque él se fía de Colombia, porque piensa que esa inversión va a tener sentido, la va a recuperar. Si hay algún problema, va a poder dirimir conforme a derecho sus discrepancias. Bueno, es un ejemplo muy, muy concreto. Sin ese dinero y sin ese empresario Barranquilla, que no tenía un ícono, ahora tiene un The Icon.

ENS: ¿Cuáles son los principales temas de este Congreso?

JC: Hay cuatro grandes ejes en este Congreso. Uno es el reto de la digitalización. Cómo los algoritmos nuevos pueden ser amenazas a los derechos humanos. Cómo puede haber amenazas al Estado de Derecho a través de la digitalización, por ejemplo, con la alteración de la opinión pública, con falseamiento de la verdad.

Otro eje es el cambio climático. Es todo lo que tiene que ver con la preservación del planeta. Cómo el derecho debe contribuir a ese objetivo global de la humanidad. Un tercer eje es el papel de la mujer creciente en el liderazgo jurídico. Y, finalmente, hay un cuarto eje, que son precisamente las mutaciones y la transformación de la Constitución. En el fondo es de la extorsión a la destrucción de la Constitución. Analizar cómo podemos preservar la Constitución.

* Colaborador de EL NUEVO SIGLO. MPhil Universidad de Oxford.