Turismo cinematográfico: sígale la huella a los éxitos de taquilla

Foto cortesía

Las montañas de ubicadas en la carretera entre Queenstown y Glenorchy, en Reino Unido, la ciudad amurallada de Atlas en Marruecos o, más recientemente, los 132 escalones  que conectan las avenidas Shakespeare y Anderson en el barrio del Bronx, en Nueva York, ahora son tan reconocidas como las producciones que usaron estos lugares como escenografía, dándole paso al turismo cinematográfico, una tendencia en auge.

Estos escenarios que antes estaban tan lejos de ser un destino turístico, ahora tienen cada vez más visitantes de todas partes del mundo, fanáticos de series como Game of Thrones, la legendaria saga de Harry Potter o la reciente película “Guasón”.

Marruecos

Los turistas cinéfilos tienen al país africano como destino favorito por ser parte de las grabaciones de cintas como El Gladiador, Alejandro Magno, Kingdom of Heaven o El Reino de los Cielos y Game of Thrones o Juego de Tronos.

En El Gladiador, filmada en 2001, resalta el poblado de La Kasbah de Aït-Ben-Haddou, una aldea declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, que en la cinta ambientaba el lugar donde sería llevado Máximo, interpretado por Russell Crowe, general de los ejércitos del emperador Marco Aurelio, y donde sería entrenado como gladiador. 

La aldea se convirtió en una de las más fotogénicas del sur de Marruecos, donde además se grabaron otras clásicas producciones, y sin duda se transformó en una de las más visitadas, por su esencia rústica que hace llevar a los turistas por un viaje al pasado.

Así mismo, en la aldea de Aït-Ben-Haddou  de Marruecos se grabó parte de la famosa y aclamada serie, Game of Thrones, ya que esta ciudad amurallada en las colinas de Atlas se transformó en el poblado esclavo de Astapor que Daenerys, miembro de la dinastía Targaryen, liberó en la tercera temporada.

Pero esta polémica serie no solo ha hecho que sus fans quieran viajar a este país africano, sino que la lista de lugares en los que fue rodada la producción sigue. Entre ellos España, en especial, el islote de Gaztelugache, en País Vasco, donde recreó el sitio de origen de la familia de Daenerys, Dragonstone. Allí se puede visitar un monasterio ubicado en lo alto de la isla y hacer una excursión durante todo un día. Además Juego de Tronos también hizo que sus seguidores se enamoraran de sitios como Dubrovnik en Croacia, Vík en Isalndia o de Dark Edges en el Condado Antrim, en Irlanda del Norte.

Nueva Zelanda

Las películas como “El señor de los anillos” y la trilogía de “El Hobbit” son los motivos para que los viajeros prefieran este destino, según la oficina de turismo del país. El éxito cinematográfico también abarcó el turismo, es así como Nueva Zelanda decidió tomar ventaja de ello, ofreciendo una gran variedad de excursiones y toures por las locaciones de estas producciones, e inclusive, en su aerolínea, la compañía Air New Zeland, grabó en la parte exterior de sus aviones el dragón que representa a la saga de “El Hobbit” y los videos de seguridad son protagonizados por orcos, elfos y otros personajes más.

Entre los lugares más visitados por su participación en la grabación de cintas se encuentra el pueblo de Waikato en Matama en la isla norte, donde se recreó la aldea de Hobbiton; el río Hutt, ubicado entre Moonshine y el Parque Totara;  Wellington en el monte Victoria y el Parque regional Kaitoke, entre muchos lugares más.

Para los fanáticos de El Señor de los Anillos, en la Isla Sur de Nueva Zelanda está Nelson, donde actualmente se exhibe uno de los anillos originales y se pueden comprar copias en oro de 9 y 18 quilates. Otra de las locaciones es Canterbury, un resguardado en el terreno alto del distrito de Ashburton, donde se encuentra el monte Sunday, una colina de escarpadas laderas que sirvió como escenario de Edoras, la ciudad principal del pueblo de Rohan. Además de Mackenzie Country, Southern Lakes y Fiordland, que también fueron importantes en las grabaciones.

Reino Unido

La saga de Harry Potter ha convertido a Reino Unido como otro escenario cinematográfico, pues muchos turistas van tras las huellas y los pasos que dio Potter en varios sitios de la nación.

Uno de los planes para descubrir los más mínimos detalles de la saga es hacer el viaje en el Jacobite Steam Train, un tren a vapor que recorre la ruta de Fort William a Mallagaig, donde también se pueden encontrar algunas de las cosas que compraban los aprendices de mago como los dulces mágicos. Otra de las paradas obligatorias en el castillo de Alnwick, en Northumberland, donde Harry y sus compañeros aprendieron a volar en una escoba e incluso ofrecen clases de quidditch.

Su fama como destino turístico cinematográfico ha crecido tanto que las compañías han empezado a ofrecer excursiones temáticas de diferentes películas que se han filmado en Reino Unido, como Brit Movie Tours, quien abrió el Tour de Harry Potter, de Juego de Tronos, Sherlock Holmes o de James Bond.

Estados Unidos

En Nueva York, en las escaleras que conectan las avenidas Shakespeare y Anderson en el barrio del Bronx, es un destino nuevo en la tendencia de turismo cinematográfico con la grabación de la película “Guasón”, protagonizada por Joaquin Phoenix, una de las producciones más taquillera en la actualidad, compitiendo con la nueva entrega de Maléfica.

Muchos turistas de distintos países del mundo visitan estas 132 escalas donde se filmaron los pasos de baile de Arthut Fleck, algunos hasta hacen fila para tomarse fotografías imitando la portada de la película, al lado de la farola y con los avisos de salida de emergencia de las construcciones.