Reciclaje de aceite y alimentos, en ruta del emprendimiento social

Foto cortesía

Dos emprendimientos sociales de Medellín, abrieron sus puertas a un grupo de empresarios de esas ciudad y de otras partes del país, para que conocieran sus plantas de producción como parte de un ejercicio pedagógico, en el marco de BBVA Momentum.

Aunque se dedican a negocios distintos a Casai y a Ecogras, las unen varias cosas: su vocación por aportar a la solución de los problemas sociales, su interés en el medio ambiente y hacer parte de la tercera versión en Colombia del programa BBVA Momentum, que tuvo en Medellín una de sus sesiones presenciales.

 Ecogras es una empresa que se dedica a la recolección de aceite de cocina usado, tanto en los hogares, como en los restaurantes y hoteles de Medellín para darle un uso correcto y ambientalmente responsable, utilizándolo como materia prima para productos de aseo y de limpieza en general.

 

Cereales sanos

Casai, por su parte se enfoca en la producción de alimentos sanos a partir de la utilización de granos, tubérculos y verduras de la dieta común de los colombianos, para fabricar cereales enriquecidos y saborizados de manera natural y libres de químicos y otros agregados.

“Somos una empresa de alimentos saludables que hace parte de la cadena de transformación agro del país. Fabricamos cereales a base de garbanzo, café, ñame, quinua entre otros, lo que nos ha permitido la posibilidad de asociarnos con cooperativas de campesinos productores y asegurarles la compra de su producto a precios justos y por encima del mercado”, dice Juan Esteban Garzón, fundador de Casai.

Esta empresa también trabaja para impactar de forma positiva en la comunidad donde tienen operaciones apoyando la inclusión en la sociedad a través de puestos de trabajo a personas que fueron parte del conflicto armado en Colombia y que hoy apuestan por vivir en sociedad y tener una nueva oportunidad y además destinan un porcentaje de su producción mensual con el fin de ofrecer desayunos diarios a 250 niños de las comunas de Medellín.

Durante la jornada, los emprendedores de BBVA Momentum recorrieron la planta de Casai y pudieron observar cada uno de los pasos de la cadena productiva que va desde el procesamiento de los granos y demás material, hasta el empaque de los diferentes productos que se hace bajo los más estrictos parámetros de calidad, que les ha permitido obtener diferentes sellos verdes que los acredita como producto vegano.

 

Más allá de la cocina

“Reciclamos aceite de cocina usado, nuestro objetivo es enseñar a las personas y empresas a hacer una disposición correcta de los restos de sus aceites, que no lo vayan a echar por el alcantarillado ni lo echen a los desperdicios comunes ya que lo van a llevar a un relleno sanitario y no se puede aprovechar. La recolección se hace a partir de 20 kilos, directamente en los sitios o a través de puntos de acopio, ese aceite se lleva a una planta de producción en donde se eliminan las impurezas y se envasa nuevamente para exportarlo a Europa, como materia prima para biocombustibles”, dijo Felipe Tobón, gerente de Ecográs, durante la visita.

Ecográs, emprendimiento que hizo parte del programa de la cadena Sony, Shark Tank en donde obtuvo 300 millones de pesos (90.000 dólares aproximadamente) por una parte de su compañía y a dos tiburones como socios, tambien elabora partir del aceite reciclado, compuestos que permiten solidificar desechos líquidos de mascotas, como gatos y perros y de lixiviados de basuras, entre otros.

La tercera sesión de formación presencial de BBVA Momentum, tuvo también en su agenda la visita a otras empresas, unas enfocadas en temas financieros como Taurus Capital y Finaktiva en donde los emprendedores sociales pudieron informarse de primera mano de opciones para obtener capital a bajo costo y otras dedicadas a temas logísticos como Impact Hub, un coworking que les permitió conocer tipos de oficina y de sitios de reunión que se pueden arrendar por horas o por días.

“Todo este proceso que hemos vivido hoy con BBVA Momentum, visitando otras empresas y conociendo opciones para adquirir capital, instalaciones y acceder a procesos logísticos son las cosas que solo se pueden vivir en este programa del que nos sentimos muy orgullosos de hacer parte y que consideramos como el mejor premio que hemos recibido, ya que nos ha ayudado a consolidar la empresa desde la base”, destacó el CEO de Ecográs.