¿Qué pasa con el Sena?

Foto cortesía
Mientras su director financia eventos para hablar de emprendimiento, la institución está por perder registros calificados, cupos y al parecer su esencia.

__________

Esta semana fue noticia el director del Sena por un comentario inoportuno que tuvo en el evento Detonante que organiza Publicaciones Semana en Quibdó desde hace cinco años. Allí para dar un ejemplo de emprendimiento, dijo “Por ejemplo, la chocoanita, que es hermosa, pudo ser prepago, pero escogió la legalidad”.

La noticia se hizo viral, las críticas corrieron y deja ver que el Sena tiene ahora una prioridad de girar recursos para poder participar como ponente en eventos como Detonante o la Cumbre Líderes por la Educación, y promocionar las presentaciones, celebraciones y eventos sociales dentro de la institución.

Eso no sería inconveniente si no fuera por los problemas estructurales que enfrenta el Sena. Se evidencia que en lugar de destinar recursos para participar en foros y eventos se necesita foco sobre los registros calificados. A la fecha, al parecer la entidad ha dejado vencer 30 registros y eso implicaría una pérdida aproximada de 26.000 cupos anuales.

En Colombia el mecanismo para poder ofertar programas formales de educación son los registros calificados. Mecanismo que administra el Ministerio de Educación Nacional para verificar y asegurar las condiciones de calidad de los programas académicos. Se establecieron por la Ley 1188 de 2008.

Los registros se gestionan por medio de las salas Conaces (Comisión nacional intersectorial de aseguramiento de la calidad de la educación) quien estudia las condiciones para un programa de formación. Cuando un programa recibe el registro, puede ofertarlo durante siete años, periodo en el cual se debe renovar, en ese camino el Sena desde la administración de Álvaro Uribe, comenzó un trabajo por la calidad y el fortalecimiento de los registros calificados. Durante la administración Santos la estrategia se fortaleció y se pensó en la acreditación institucional de alta calidad.

Sin embargo, la posible pérdida de los registros durante esta administración representaría un grave retroceso, que puede ser la razón de la pérdida de cupos en educación superior. El Sena ha perdido 35.000 estudiantes en el último año y ni sumada la reducción de cupos en las universidades, se alcanza una cifra tan elevada. La disminución de esos 35.000 cupos en la institución, conlleva al aumento de las brechas sociales, porque es población vulnerable la que se está quedando sin la posibilidad de formarse para emplearse.

El cambio de objetivo

El objetivo inicial del Sena es capacitar y formar futuros técnicos y tecnólogos para responder a las necesidades de empleo, industrialización, tecnificación y desarrollo del país. Su misión debe ser formar y con calidad. Pero parece que la actual administración habla del emprendimiento y del empleo como prioridad.

El Sena no es una bolsa de empleo y el emprendimiento es algo tan etéreo y gaseoso, que definir una política efectiva en ese campo es complejo y para fortalecerla se requiere primero tener programas de formación acreditados.

El Sena requiere trabajo serio, enfocarse en la recuperación de los registros calificados, trabajar en la formación de calidad, recuperar los cupos perdidos para facilitar el ingreso a miles de colombianos que pueden formarse para la empleabilidad, fortalecer lo técnico y lo tecnológico en aras de responder a las necesidades  del país.

Un Sena robusto ayudará a reducir las cifras del desempleo, pero eso no se resuelve asistiendo a eventos para hablar de emprendimiento, o girando recursos a medios de comunicación para mostrar las tradiciones de las regiones, aspectos que se han resaltado en redes sociales sobre las actividades del director en sus viajes por el país.

Por otra parte, ¿qué responsabilidad le cabe al Ministerio de Educación, en permitir el vencimiento de registros calificados de la entidad educativa pública con más aprendices del país y la más querida por los colombianos?

*Especialista en educación

@hurtado.Beltran

(El contenido del artículo no refleja la posición del medio y es de responsabilidad exclusiva del autor)