La ludopatía, un problema de constante crecimiento en la era digital

Foto cortesía

La ludopatía es uno de los problemas que otra vez las sociedades han empezado a sufrir notoriamente debido a la explosión de las casas de apuestas deportivas y la facilidad que estas brindan a través de la Internet.  Sin embargo, sitios como apuestasdeportivas24 incluyen toda la información necesaria para la protección de los jugadores.

La amenaza se agrava debido a que es una de las fuentes de entretenimiento más populares y económicas entre un sector vulnerable de las poblaciones. Tal como indica la plataforma española Fuera Casas de Apuestas Zaragoza, “venimos viendo el auge de las casas de apuestas tanto en el ámbito online como en el físico, concentrándose estas últimas sobre todo en los barrios más vulnerables, aprovechando la precariedad y la ausencia de un modelo de ocio alternativo”.

El peligro es aún mayor si se consideran los factores psicológicos y socioeconómicos, pues los centros privados de ‘desintoxicación’ son bastante eficaces, pero especialmente caros, siendo absolutamente inasequibles para los sectores más golpeados de la población.

Ante esta problemática, en la ciudad española de Zaragoza se han creado diversos movimientos en contra de la proliferación de las casas de apuestas, los cuales están integrados por personas de diversas organizaciones sociales e independientes, quienes tienen como principal posición estar “en contra de todas las casas de apuestas/salones/casinos/locales que puedan fomentar la ludopatía entre la clase trabajadora, en especial entre los jóvenes”.

La aparición de nueva casas de apuesta y la total apertura que permite la Internet favorece a que se creen cuadros de ludopatía, muchos de ellos normalizados por la rentabilidad que los mismos ofrecen, permitiendo incluso la existencia de “apostadores profesionales”.

El director del Centro de Envejecimiento y Regeneración de Chile (CARE) explica el proceso de la ludopatía en nuestros días.

“El juego o la apuesta, es una forma de activar emociones placenteras (para el individuo) y que comienzan a ser utilizadas por el ludópata para voluntariamente manejar sus emociones. Así, como regla, la conducta adictiva es una forma de auto regular estados emocionales. Específicamente, el ludópata utiliza el juego como una forma de ‘escapar’ de las sensaciones negativas que padece, las cuales pueden ser ansiedad, sensación de vacío o inutilidad de la vida, miedo al fracaso, etc. Así, la ludopatía cumple un rol de ‘regulación’ del estrés o de la emocionalidad negativa, a través de la generación de un estado positivo a través del juego y la apuesta”, señala.

Es, sin duda, una reto mayúsculo regular las fuentes de entretenimiento de apuestas deportivas en la Internet, las cuales son múltiples y accesibles para todo público, a fin de ganar la primera gran batalla en el origen de la ludopatía en esta sociedad digital. Un punto inicial será educar a las siguientes generaciones con actividades de ocio no determinadas por una computadora o a través del premio fácil que ofrecen las casas de apuestas, ya sean deportivas o de otra índole, disfrazadas inicialmente en inofensivos videojuegos para celular, tableta o computador.