Gobierno y sindicatos acuerdan un pacto de no violencia durante el paro

Foto Presidencia

El paro nacional convocado para el próximo 21 de noviembre por diferentes actores sociales parece que no tiene reversa, consciente de ello el Gobierno sigue adelantando reuniones y enviando mensajes a los que participarán en la jornada para explicar sus políticas sectoriales en materia de inversión y desvirtuar rumores que han venido circulando, como es la presentación de un supuesto paquetazo laboral y pensional que golpearía a los trabajadores.

Precisamente en el marco de esa ofensiva del Ejecutivo ayer fue convocada la Mesa Permanente de Concertación, con los representantes de los pueblos indígenas, que fue liderada por la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, en donde se evaluó el cumplimiento de los compromisos pactados en el Plan Nacional de Desarrollo y se trabajó en una hoja de ruta dirigida al fortalecimiento de las comunidades en 2020.

Vale señalar que los pueblos indígenas han anunciado que participarán en el paro del próximo jueves, en su caso particular para protestar por la violencia que se ha recrudecido contra esta etnia en el Cauca, en donde han denunciado que durante lo corrido de este año se han registrado 68 asesinatos, 179 amenazas, 15 atentados, 15 masacres, siete acciones armadas.

La ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, dijo que “junto a los líderes de los pueblos indígenas se está acordando un presupuesto para el fortalecimiento de las comunidades en 2020”.

Con los sindicatos

El pasado martes por primera vez fue convocada por el Gobierno para sesionar en la Casa de Nariño la Comisión de Concertación de Políticas Salariales y Labores, la cual fue liderada por el presidente Iván Duque y contó con la participación de empresarios, la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC), quienes firmaron un comunicado en el que reiteran el respeto al derecho constitucional a la protesta pacífica así como rechazan “rotundamente la violencia e incitación a la misma como mecanismo de protesta”.

En las redes se han visto en los últimos días mensajes incitando a la población a manifestarse de forma violenta en este paro, siguiendo el ejemplo de las protestas en los últimos días en Bolivia y Chile.

El presidente de la CGT, Julio Roberto Gómez, dijo a propósito de esta reunión que “tuvimos un diálogo directo y franco con el señor presidente Duque. Lo primero que podemos decir es que quedó claro que se garantizará la protesta. Además de ello quedó claro que no hay proyectos de reforma laboral, pensional ni reducción del salario para jóvenes y fue una buena reunión con el presidente Duque”. Añadió el dirigente sindical que “es un parte de tranquilidad el que nos entrega el presidente Duque y, por lo menos, en este año no habrá tales temas”.

No obstante, Gómez explicó que hay otros temas que justifican la presencia de los trabajadores en las marchas este 21 de noviembre, como el empleo, acceso al trabajo decente para jóvenes así como acuerdos incumplidos desde gobiernos anteriores.

Ayer el Jefe de Estado recalcó que “valoro que centrales obreras como la CGT o la CTC  manifiesten el rechazo absoluto a la violencia y a la incitación de la violencia, porque los que quieren convertir la protesta social en un mecanismo de violencia, de pandillaje o de vandalismo son los que pretenden exacerbar sentimientos de odio en la sociedad; y eso no lo podemos permitir como sociedad”.

En ese sentido, el Mandatario Nacional reiteró su rechazo a quienes “pretenden incitar a la violencia sobre la base de mentiras” y resaltó que el Gobierno nacional “no ha presentado ninguna reforma pensional y no ha presentado ninguna reforma laboral”.

Aseguró que cualquier discusión sobre estos temas se debe adelantar “en el marco de la Comisión de Concertación como el mecanismo tripartito para el debate de las políticas salariales y de empleo en la sociedad”.

Aseveró que en la citada Comisión “dejé muy claro que no solamente estoy en desacuerdo, sino que rechazo la idea de algunos de reducir el salario mínimo. Este Gobierno rechaza esa sugerencia”.

También señaló que su Gobierno “rechaza la idea de pagarles a los jóvenes por debajo del salario mínimo, porque sería pauperizar el trabajo los jóvenes”.

El Presidente, de la misma manera, dijo “que nosotros no estamos proponiendo aumentar la edad de pensión ni aumentar la cotización. Lo que sí necesitamos es que, pensando en la equidad en Colombia, tengamos mayor cobertura”.

Días antes, Duque en un mensaje a los universitarios dijo que objetará el artículo de la Ley de Financiamiento que obligaba a las universidades a pagar de su presupuesto fallos condenatorios contra la Nación.