Venezuela, paz e inversión: prioridades de Duque en París

Presidencia
El presidente también habló sobre la Amazonía colombiana y la importancia de protegerla 

 

El presidente Iván Duque, pidió a la comunidad internacional apoyar con recursos que permitan atender a los migrantes venezolanos que han llegado a su país y otras naciones de la región latinoamericana. El anuncio lo hizo en el marco de Foro de París por la Paz.

"Lo que necesitamos hoy en día es contar con un estado de protección temporal en diversos países, para que nosotros no tengamos que asumir toda la presión, y encontrar también fondos para atender a los más necesitados”, sostuvo el mandatario.

Duque catalogó la salida de venezolanos de su país como “la peor crisis migratoria jamás vista en América Latina”.

El mandatario indicó que para su gobierno es un deber moral no cerrar las fronteras, "sino tener una política de brazos abiertos para permitirles venir a Colombia y encontrar oportunidades”.

El Jefe de Estado aseguró que hay una crisis humanitaria en Venezuela donde aseveró que existe “una tiranía para personas que han visto cómo es que el aparato económico ha sido destruido y las instituciones han sido aniquiladas”.

Duque resaltó que la respuesta a la migración debe ser multilateral y destacó el apoyo que ha recibido de las Naciones Unidas y de organismos como el Banco Interamericano de Desarrollo y del Banco Mundial en la atención los venezolanos.

 

Inversión y fortalecimiento económico

invitó este lunes a los empresarios franceses para que inviertan en Colombia, porque “es un país de confianza”, que tiene estabilidad institucional y políticas económicas; “es un lugar en el que se puede confiar”.

“Necesitamos exportar más a Francia. Ustedes han invertido más de dos mil millones de dólares en Colombia, pero necesitamos elevar esa inversión”, dijo el Mandatario en su exposición ante líderes de diversos sectores de la economía francesa.

El Jefe del Estado, quien este martes cumple su segundo día de visita de trabajo a Francia, dijo que las empresas francesas que “han invertido en mi país han generado más de 120 mil empleos formales directos en Colombia y, tal vez, más de 80 mil empleos indirectos”.

Señaló que tal hecho es “una gran señal de la confianza y del deseo que ustedes tienen de ayudar a hacer el bien, haciendo el bien en mi país”.

Durante su intervención, el Mandatario expresó su intención de “convertir a Colombia en un país de altos ingresos y eso quiere decir que podríamos incrementar el ingreso per cápita a más de 15 mil dólares”.

Para ello hay que llegar a “un crecimiento superior al 4 por ciento en las próximas dos décadas”, agregó.

Consideró que es importante mejorar la política fiscal, porque “si tenemos una política fiscal sensata, tenemos ciclo de inversión”.

Contra la informalidad

Así mismo, se refirió a que entre sus objetivos se encuentran la reducción de la deuda, aumentar el recaudo del Gobierno y enfrentar el reto de la informalidad que es una de las situaciones más difíciles de la región.

“América Latina tiene altísimos niveles de informalidad y para reducirlos necesitamos que las pequeñas, medianas y grandes empresas puedan generar más empleo, que puedan pagar más y mejores salarios”, sostuvo.

En ese orden de ideas, el Presidente explicó que las reformas que impulsará su gobierno “se enfocan en la idea de reducir algunos de los tributos agregados, para que haya mayor inversión, y esta inversión se traduzca en empleo”.

Expresó que el objetivo de su administración es trabajar “en el capital intelectual, en la educación, en el cubrimiento, en un currículo bien equilibrado”.

Señaló que busca “promover educación técnica y tecnología, de la mano con educación formal en la educación secundaria”, y elevar los niveles de calidad de la educación universitaria.

También se refirió a la apertura de nuevas oportunidades para las asociaciones público-privadas y para la inversión del sector privado en “los proyectos de infraestructura en terminales, en Urabá, en la Costa del Pacífico, que es tan importante, al igual que la navegabilidad de nuestros principales ríos”.

Por último, sobre el interés de su administración por el desarrollo tecnológico, la inteligencia artificial y la robótica, el Presidente les informó a los inversionistas que “estamos próximos a tomar una decisión muy atractiva que tendrá 0 impuesto a la renta por 5 años para las empresas que estén trabajando en esa clase de proyectos y que generen un número mínimo de empleos”.

 

Gran potencial de desarrollo

Con respecto al desarrollo económico del país, el embajador de Francia en Colombia, Gaultier Mignot dijo que: "pensamos que Colombia tiene un gran potencial de desarrollo”. Además resaltó que mientras otros países están con dificultades, “vemos a Colombia mejor”, ya que con el desarrollo del país se han ido disipando los estereotipos, "con una nueva y mejor imagen".

Después de su encuentro con los empresarios franceses, el presidente destacó “me llama la atención el interés de todas las empresas pequeñas, medianas y grandes para extender sus operaciones en Colombia, entrar a Colombia o volver a Colombia, en el caso de algunas empresas que se habían ido del país hace unos años”.

 

La CPI tiene un ojo encima

 Con respecto a la impunidad en los crímenes de lesa humanidad, el Jefe de Estado dijo que la Corte Penal Internacional "tienen puesto uno ojo encima" para evitar que eso suceda. 

“Lo que nosotros hemos dicho siempre, y hay que ser consistentes, es que la Corte Penal Internacional existe ya hace varios años, y uno de los objetivos de la Corte Penal Internacional es evitar que crímenes de lesa humanidad queden en la impunidad”, dijo.

“Entonces, por eso me parece muy importante que la Corte Penal Internacional tenga el ojo puesto en nuestro país para verificar que, en efecto, haya verdad, justicia, reparación y no repetición. Y sobre todo, que garantice que vamos a tener sanciones proporcionales para crímenes de lesa humanidad que están contemplados en el Estatuto de Roma”, sostuvo.

 

Urge proteger la Amazonía 

 

Entre tanto, durante su intervención en la clase magistral del Foro, el presidente colombiano hizo un llamado al mundo a “ponerle fin a la deforestación” y “pensar en proteger la biodiversidad y la Amazonía”.

“Nosotros estamos viviendo una época en la que el cambio climático es todo un desafío y también tenemos el reto de la deforestación”, dijo el Mandatario, y explicó que este es el caso de Colombia, donde en los últimos diez años se vienen perdiendo 200 mil hectáreas de bosque anuales.

En este orden de ideas, el Jefe de Estado planteó la necesidad de que el mundo desarrollado apoye con recursos de compensación y adopción de políticas ambientales a los países que tienen gran biodiversidad y hacen esfuerzos por conservarla y protegerla, en beneficio de todo el planeta.

Al respecto, citó que Colombia es el segundo país de mundo con la mayor biodiversidad por kilómetro cuadrado y, además, posee el 40 por ciento de los páramos a nivel global.

“Nosotros creemos que, ahora que vamos para la COP 24, este es el momento en el que los países que poseen toda esa riqueza tienen que recibir algún tipo de compensación, pero no solamente para conseguir fondos, sino para encontrar las políticas correctas”, sostuvo.

“Que el mundo reconozca que hay algunos países en desarrollo que poseen esta riqueza y que, además, requieren apoyo para ponerle fin a la deforestación. Pensar en la deforestación, pensar en proteger la biodiversidad y la Amazonía”, puntualizó.