Algunas universidades seguirán con el semestre

Archivo

A pesar de las protestas y disturbios que hubo este jueves en el marco del paro de los estudiantes que piden más recursos para la educación superior, algunas universidades de Colombia ya decidieron que no cancelarán ni aplazarán el semestre. 

Esta era una decisión que estaba 'stand by' debido a la crisis por la que atraviesa la educación. 

Hasta el momento la Universidad Nacional y la de Antioquia aseguraron que no tienen contemplado aplazar el semestre. 

"Discutimos con los estudiantes y ellos tienen claro que el tiempo sigue corriendo. El semestre hay que reprogramarlo, pero puede llegar el momento que sea imposible recuperarlo. Lo que estamos buscando es que los jóvenes vuelvan a la actividad académica para no tener que cancelar el semestre", dijo Jaime Franklin, vicerrector de la Universidad Nacional.

Así se vivió la marcha estudiantil

El secretario de Seguridad, Convivencia y Justicia de Bogotá, Jairo García, quien calculó en 14.000 el número de participantes en las movilizaciones, la mayoría de los cuales lo hizo de manera pacífica, dijo que 35 personas fueron conducidas y 14 de ellas terminaron judicializadas.

"La presencia de encapuchados que realizaban actos vandálicos en la cola de la marcha fue el motivo de la intervención inmediata del Esmad", explicó García.

Los choques se presentaron a eso de las 4 de la tarde, cuando una de las movilizaciones avanzaba hacia el norte por la Autopista a la altura de la Calle 100.

El balance en Medellín y Barranquilla no dista mucho de la situación en Bogotá.

La Universidad de Antioquia evacuó las instalaciones debido a que cerca de 20 encapuchados se enfrentaron al Esmad con pintura en aerosol y gases lacrimógenos.

 

Libros y lápices

Mientras la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles de la Educación Superior (Acrees) se movilizó en una “Marcha de los Lápices”, la Unión Nacional de Estudiantes de la Educación Superior (Unees) lo hizo como “Libros en Marcha”.

Sin embargo, la convocatoria corrió por cuenta de las centrales obreras y la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode) en apoyo a los universitarios luego de que se rompiera la mesa de diálogo que se estaba adelantando el estudiantado con el Gobierno.

El frente amplio universitario, integrado por Acrees y Unees, junto a la Federación Nacional de Representantes Estudiantiles (Fenares) y los sindicatos profesorales, como ASPU y Asoprudea, entre otras organizaciones, ha manifestado la continuidad del paro nacional y avances en la construcción y consolidación de escenarios de unidad y articulación exigiendo la reactivación de las mesas de negociación con los ministerios de Educación y Hacienda.

La necesidad de reactivar el diálogo fue secundada por los rectores que ven con preocupación como 20 de las 32 universidades públicas están en paro.

Un comunicado del Sistema Universitario Estatal (SUE) invitó “al Gobierno nacional, a estudiantes y profesores a reanudar la mesa de diálogo que posibilite avanzar en la búsqueda de soluciones a corto, mediano y largo plazo de la crisis estructural de financiamiento de las universidades públicas. La invitación es al diálogo respetuoso y sincero que permita generar entendimientos y acuerdos para superar el estado de parálisis institucional que padecen las universidades públicas”.

La ministra de Educación, María Victoria Angulo, recordó que está dispuesta a sentarse en la mesa para dialogar pero hasta el momento se desconoce cuándo sería el encuentro, ya que el diálogo depende de la agenda gubernamental.

“Siempre hemos estado con la mejor disposición al diálogo con estudiantes y rectores. Ellos se pararon de la mesa y estamos dispuestos a volver a sentarnos con responsabilidad y siempre pensando en el país, poniendo sobre la mesa un esfuerzo sobre los recursos que ha hecho el presidente Iván Duque. Estamos abiertos a temas de educación y esperamos poner en la agenda más recursos para la educación”, aseguró Angulo.

Alejo.

Foto Alejandro Barrios - El Nuevo Siglo.

 

Solidaridad sindical

A través de un comunicado, Fecode dio cuenta de que los profesores marcharon junto a estudiantes, trabajadores, pensionados, organizaciones sindicales y sociales en todo el país.

Pero, por supuesto, los motivos de movilización son varios, como lo explicó el presidente de Fecode, Nelson Alarcón: “Un rechazo rotundo a la ley de financiamiento” se suma a “la defensa de la educación pública, con mayor financiamiento desde el preescolar de tres grados hasta la universidad” y a exigencia de “cumplimiento total e inmediato del acta firmada en 2017 entre el Gobierno nacional y Fecode”.

Como lo informó oportunamente EL NUEVO SIGLO, la jornada de protesta continuará el 28 de noviembre con toma de ciudades y el 13 de diciembre con paro nacional “si el Gobierno nacional no atiende a las peticiones de los sectores en movilización”, señaló Fecode en su comunicado.

A pesar de que el Ejecutivo anunció un incremento inicial de $500.000 millones al sector educación en el Presupuesto de 2019, al cual posteriormente el presidente Iván Duque pidió adicionar otro billón ($500.000 millones cada año) que será gestionado a través del sistema de regalías, los estudiantes siguen demandando $3,2 billones para funcionamiento y $15 billones para infraestructura.

Las acciones sindicales vienen siendo acordadas entre la Confederación General del Trabajo (CGT), la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Confederación de Trabajadores de Colombia (CT), la Confederación Democrática de Pensionados (CDP), la Confederación de Pensionados de Colombia (CPC) y la Coordinadora de Organizaciones Sociales.

El presidente de la CUT, Diógenes Orjuela, señaló que el sindicalismo exige el "retiro del proyecto de reforma tributaria que plantea la extensión del IVA a la canasta familiar, y que se reabra la mesa de los estudiantes, profesores y trabajadores universitarios para que el Gobierno por medio de un diálogo con ellos defina una estrategia para sacar a las universidades colombianas de la crisis en la que se encuentran".