Censo habría “esfumado” 1,1 millón de bogotanos

Foto archivo
De esa magnitud sería el descache del empadronamiento, según cuentas de la Administración distrital

____________

A las múltiples dudas que dejan los resultados preliminares que entregó el DANE del Censo 2018 con 45,5 millones de población contra los 50 millones que había proyectado el empadronamiento de 2005, se sumó ayer la observación que hizo la Administración de la capital de la República frente al dato de que sus habitantes solo crecieron en 310.000 en los últimos 13 años.

Sobre el particular el secretario de Planeación Distrital, Andrés Ortiz, dijo que “tenemos muchas dudas y estamos en ese proceso de aclaración con el DANE porque según ese dato el censo de 2005 dio para Bogotá, después de los ajustes de verificación, 6.840.0000 personas y este, si llegara a confirmar el DANE, 7.150.000. Significa que Bogotá hubiera crecido 310.000 habitantes”.

Añadió Ortiz, que “como las cifras que tenemos y las proyecciones siempre han sido las que establece el DANE, pues tenemos muchas preguntas que surgen de la confrontación de esta cifra con diferentes datos administrativos, que no son discutibles porque son registrados en diferentes entidades”.

En este sentido, el Secretario de Planeación Distrital dio cuatro ejemplos, el primero de ellos sobre población. “Está registrado en estos años 2005-2018 el nacimiento de 1.494.000 personas y también registrado en la ciudad la defunción de 401.000. O sea solo el saldo vegetativo de la ciudad es de 1.100.000 habitantes prácticamente. Y el mismo DANE dice que la migración neta, o sea inmigración menos migración, para Bogotá es el 32% del nacional, que da cerca de 300.000. Entonces por ese lado tendríamos 1.400.000 habitantes”.

Agregó que “por la Empresa de Acueducto pasó de 2005 a 2018 en suscriptores residenciales de 1.336.000 a 1.815.000. O sea, creció 480.000 viviendas. La venta de vivienda según los datos nuestros, los de Camacol, dice que en Bogotá se vendieron en esos años 463.000 viviendas. Y catastro, otro tercer dato, pasó de matrículas inmobiliarias residenciales de 1.464.000 a 2.021.000”, es decir 557.000 más.

Señaló Ortiz que como se puede ver todos los datos de población, de acueducto, de venta de vivienda y de catastro giran alrededor de 500.000 viviendas nuevas de 2005 a 2018. “Lo que significaría según el tamaño de hogar del DANE, millón y medio de habitantes más durante estos años”.

Por ello, el funcionario dijo que “tenemos mil preguntas para el DANE porque los registros del acueducto son los que pagan, población son los que nacieron y los que se murieron, venta de vivienda es los que se escrituraron y catastro los que tuvieron matrícula y hay que confrontarlo contra esto porque no puede ser que Bogotá haya crecido 312.000 habitantes”.

El secretario Ortiz sostuvo ayer una reunión con la gente del DANE donde el tema ineludible fue las diferencias abismales del Censo 2018 frente a las cuentas de la Administración de la capital del país.

“Creo que seguramente se encontrará la precisión de estas cifras, puede ser que el Censo de 2005 sea el del problema, pero el hecho es que tenemos que encontrar la precisión”, dijo Ortiz.

Efectos

La ciudad y la nación requieren conocer efectivamente cuál es la población de Bogotá pues es un dato fundamental para la expedición de políticas públicas y realizar las proyecciones de oferta y demanda en materia de subsidios y provisión de servicios como educación, salud, saneamiento básico, entre otros.

Ortiz, señaló que “lo más importante para el POT es planear la proyección de la demanda, tener la certeza de cuánto estamos creciendo al año y cuánto vamos a crecer en los próximos 12 años”.

Añadió el funcionario distrital, que “un dato fundamental es que en sí los datos preliminares que dio el DANE coinciden con los nuestros de que el tamaño de los hogares se viene reduciendo dramáticamente, él dijo que Bogotá ya está por debajo de los nueve, nosotros habíamos hablado 2,9. Si esos datos coinciden lo importante es que precisemos la demanda de vivienda de los próximos 12 años, año a año, con estas tasas poblacionales también porque eso es realmente para lo que nos tenemos que preparar”.

También con problemas

El exdirector del DANE, Héctor Maldonado, recordó que todos los censos en el país han tenido problemas con los resultados.

“En 1973, nueve años después del anterior, se presentaron problemas como un paro de maestros (responsables de la recolección) y demoras en la publicación de los resultados. Tuvo una muestra de avance en 1978 y el resultado final en 1981”.

Añadió que 1985 se introdujo la combinación de un cuestionario censal reducido y uno ampliado para una muestra del 10% de las viviendas en cada municipio; el tamaño de la muestra impidió tener información confiable para los municipios pequeños (un número muy grande); a mitad de camino en su etapa de diseño se presentó un cambio de administración que hizo variaciones en la metodología, como el diseño de la muestra, la eliminación del concepto del hogar (presente en todos los demás censos) y no convocó a la Junta Nacional del Censo ni al Comité Técnico.

“El siguiente, en 1993, se contrató con empresas privadas la digitación de la información y – probablemente relacionado con las condiciones de esos contratos– el resultado fue una duplicación de una cantidad importante de los datos con una sobreestimación de la población. Para solucionarlo fue necesario conformar una comisión de expertos con los que durante dos años se hizo el diagnóstico y eliminación de los duplicados”, dijo.

El censo de 2005 es el que más variaciones simultaneas introdujo: una encuesta cocensal, un dispositivo móvil de captura (DMC) que evita el uso de papel en la recolección y la posterior digitación de los datos, un período de recolección de varios meses, un módulo para unidades económicas anexas a las viviendas y cartografía de precisión. Estos cambios se empezaron a diseñar apenas seis meses antes del inicio del censo, lo que ocasionó muchas inquietudes por parte de los principales técnicos y académicos usuarios de la información y dudas de la opinión pública sobre la validez de los resultados. Para hacer frente a estas inquietudes se convocó una misión con tres expertos internacionales y varios académicos nacionales que concluyeron que a pesar de que se corrieron muchos riesgos los resultados eran aceptables y se podían y debían usar.

 

 

Población Bogotá

Población censada 2005          6.778.691

Población censada 2018          7.150.000

Población proyectada a 2018 censo 2005       8.181.047

Fuente DANE