7 puntos clave sobre el presupuesto para Bogotá 2021

Foto El Nuevo Siglo/Diana Rubiano

En la semana que comienza mañana comenzará el debate sobre el proyecto de Acuerdo que rige el Presupuesto Anual de Rentas e Ingresos y de Gastos e Inversiones de Bogotá. Sobre este particular, los tres concejales ponentes, María Clara Name (Alianza Verde), Humberto Amín (Centro Democrático) y Rolando González (Cambio Radical), presentarán una única ponencia conjunta positiva con modificaciones. ¿Hacia donde versará el debate?

EL NUEVO SIGLO habló con algunos concejales de la Comisión de Hacienda, primera instancia en la que se debatirá el proyecto, y varios de ellos manifestaron ciertas inquietudes con relación al mismo. ¿Cuáles son hoy, los pros y los contras del presupuesto por $23 billones que propuso la Administración Distrital?

1. Enfoque de género

De acuerdo con una de las tres ponentes, la concejal María Clara Name, este proyecto tiene la gran virtud de que la mayor parte del mismo se destinará a educación, salud e integración Social, pero sobre todo destacó del mismo, que este es un presupuesto con enfoque de género.  



“Este presupuesto le pondrá un rostro de mujer a la base maestra de Bogotá solidaria, que buscará llegar a más de 700.000 hogares con jefatura femenina. Esto va a fortalecer el sistema distrital de cuidado y la atención de la Línea purpura”, comenzó resaltando a este Diario Name. Agregó que ella sí le destinaría más recursos a la Universidad Distrital, “para poder financiar la nueva facultad de medicina. El área de salud de esta universidad Distrital ha sido un compromiso de varios gobiernos y no se ha hecho realidad por falta de recursos”.

2. Más inversión en seguridad

En materia de seguridad, varios concejales se refirieron al bajo presupuesto en esta cartera que, a la luz de los últimos acontecimientos, se ha posicionado como una urgencia que debe ser atendida en la ciudad.

“A mi me llama la atención que la seguridad tenga solamente el 3% de este presupuesto anual, teniendo en cuenta que es uno de los frentes más graves de la ciudad. Yo creo que ese va a ser uno de los reparos más importantes que se debatirán la semana entrante”, dijo la concejal Marisol Gómez.

A este respecto, el representante del Centro Democrático, Jorge Colmenares, indicó que Bogotá necesita este presupuesto, pero que hay sectores supremamente importantes, como el de seguridad, “que desde el Plan de Desarrollo vienen solicitando dinero pero no se han dado soluciones frente al mismo. Hay sectores a los que apoyo y celebro que se le pida presupuesto como este, pero no están bien justificados”.  

3. Vigencias futuras

Otro tema que varios funcionarios refirieron que se debe reevaluar, es el de porqué en el proyecto de presupuesto se están incluyendo las vigencias futuras. “En épocas anteriores se le entregaban al Concejo de Bogotá dos proyectos distintos: uno sobre presupuesto y otro sobre vigencias. Espero que los ponentes tengan en cuenta ese punto”, sostuvo Colmenares.

A este respecto, la cabildante de Bogotá para la Gente, Marisol Gómez, dijo que el reparo que ella le ve a las vigencias futuras, es que estas mismas están destinadas para temas muy menudos.



“Las vigencias por lo general se piden para proyectos de más largo aliento y relevancia. Te pongo un ejemplo: la Secretaría General de la Alcaldía Mayor, para el año 2022, está solicitando por vigencias $24.000 millones para productos alimenticios y 289.000 millones en bebidas. Entonces uno se pregunta, ¿Por qué vigencias futuras para eso y no que entran en el presupuesto ordinario del año entrante?”, se cuestionó Gómez.

Adicionalmente, dijo que todas estas son cosas que deberían incorporarse en gastos ordinarios y también se refirió muy específicamente a la creación de la Agencia Analítica de Datos que quedó aprobada en el Plan Distrital de Desarrollo, pues en este presupuesto “no queda claro cuántos recursos se van a ir para arrancar con la creación de dicha Agencia. No hay nada previsto en el presupuesto de 2021 para un proyecto que es muy importante para diseñar políticas públicas acertadas, puntuales y evitar derroches. No veo nada de eso”, aclaró la concejal.

A este respecto, María Clara Name indicó que la ley permite que se lleven las vigencias futuras dentro del proyecto de presupuesto, “y ahí hay una buena fundamentación. Yo creo que las vigencias están bien adecuadas”.

4. Más presupuesto para control de riesgos

El concejal liberal, Samir Abisambra, resaltó que a los sectores de Integración, Salud y Movilidad no se les redujeron sus presupuestos, pero al concejal sí le preocupa que hay entidades a las que les están dejando muy pocos recursos para poder funcionar, refiriéndose específicamente a las entidades que atienden los riesgos en Bogotá.

“Si tu miras el presupuesto para los Bomberos de Bogotá y el Idiger, a estas entidades les están bajando el 30% del presupuesto y hoy, que estamos viendo una temporada invernal inclemente con el país y con Bogotá, es claro que el Distrito necesita unos sistemas de respuesta eficaces y eficientes, y si le recortamos el presupuestos a estas entidades, cuando tengamos una calamidad no tendremos recursos para atenderla”, señaló.

5. Entidades de control

Punto aparte, el concejal Abisambra también indicó que en la partida del año entrante se le recortaron recursos a los entes de control de entre el 50% y 60%, y si bien Bogotá debería reevaluar a través de una reforma que el presupuesto a los entes que hacen control al Distrito los proporciona el mismo Distrito, “si la administración quiere un control eficiente que le sirva a la ciudad, debe dar las herramientas para que así sea y así se lo manifesté al secretario de Hacienda”, finalizó.



6. Más fuerza para lo social, un imperativo

De acuerdo con la concejal y presidenta de la comisión de Hacienda, Susana Muhamad, lo que su bancada esperaba como resultado de la discusión del cupo de endeudamiento, era una política social más integral y más agresiva, en la medida que aborda no solo el tema de pandemia sino también el tema socioeconómico de la capital el año entrante.

“No vemos esa integralidad en el proyecto presentado. Las inversiones del Distrito, mantenemos nuestra posición, deberían estar más enfocadas en la generación de empleo inmediato hacia 2021, y seguimos viendo la tercera parte del presupuesto de inversión en obras que realmente se van a demorar”, advirtió Muhamad, quien dijo que para el sector de Hábitat, las obras viales y la malla vial local debería haber más destinación.

7. El sector salud se debe robustecer

Y frente al tema de salud, la concejal Muhamad dijo que la ambición del programa de Salud Preventivo al Territorio y la Atención Primaria en Salud decepcionan. “150 equipos en un año y con una inversión de $150.000 millones cuando el Distrito había alcanzado a invertir $300.000 millones al año nos parece que lo que dijo la alcaldesa el pasado 6 de agosto, de que recuperaría el programa de Atención primaria en salud pues no es verdad”, finalizó diciendo la concejal.