LAS PREVISIONES DE LOS EXPERTOS
Crecimiento de la economía podría superar el 10% este año

El resultado del Producto Interno Bruto (PIB) del tercer trimestre, con 13,2% anual, despejó el panorama de la economía colombiana para el cierre de este año. De hecho, a partir del acumulado entre enero y septiembre de 2021, con 10,3%, se estima que el PIB podría mantener un comportamiento de dos dígitos.

Incluso el propio Gobierno ya modificó sus pronósticos. El presidente Iván Duque instó a los colombianos a trabajar por un crecimiento económico de más de 10% en el 2021, al indicar que las recientes cifras sobre el desempeño del PIB no representan un simple rebote, sino una recuperación sostenida y vigorosa.

El mandatario dijo que el crecimiento acumulado de más de 10% en el primero, segundo y tercer trimestre del 2021, da razones para ser optimistas, y que las medidas adoptadas por el Gobierno, como los tres días sin IVA y el anticipo de la prima de servicios para los empleados del Gobierno central, darán un impulso adicional.

“Nuestro país está registrando una recuperación muy vigorosa en su economía. Que hayamos logrado en el consolidado en el primero, segundo y tercer trimestre de este año un crecimiento de más de 10% nos tiene a nosotros que motivar. Que todos nos pongamos en un propósito nacional para lograr un crecimiento del 10% este año”, expresó.

De los primeros

Con el resultado del tercer periodo del año, Colombia se ubicó como el de mejor comportamiento entre los países miembros de la OCDE que han registrado sus estadísticas del PIB hasta ahora, y en los primeros lugares de América Latina.

Por su parte, el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, resaltó el repunte del PIB de cara al tercer trimestre del 2021.

Para Restrepo hay una gran dosis de optimismo con la tasa de crecimiento al tercer trimestre de 2021 en Colombia.

“Los primeros nueves meses registran un aumento histórico. Buena parte llega jalonado por el comercio, la industria y con especial énfasis en la industria del entretenimiento”, dijo Restrepo.

De acuerdo con el Ministro, llama la atención que este crecimiento llega con la generación del empleo del que tanto adolece el país como consecuencia del covid-19. Restrepo también destacó el hecho de que, al hacer la comparación con otros países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Colombia tiene una tasa de crecimiento de más del doble frente a esas economías en el trimestre, y dijo que el PIB de este año va a ser superior al 10%.

“Se evidencia un repunte por encima de economías como China, Estados Unidos, zona euro, Corea e Indonesia. Colombia es ejemplo de reactivación para el mundo”, concluyó el funcionario.

La ANDI

Por su parte, el presidente de la ANDI, Bruce Mac Master, dijo que “se ratifica la tendencia de reactivación que ha venido registrando el país durante este año. Es de destacar que estos resultados son los mejores respecto al resto de países de la OCDE que han publicado sus cifras, y es también de los mejores en Latinoamérica. Todo esto es un logro, sin lugar a dudas, de la estrategia de reactivación económica segura y el avance sostenido del plan de vacunación masiva”.

Así mismo, el dirigente gremial destacó que “será fundamental aumentar la vacunación para poder consolidar esta tendencia, tan importante para la creación de empleo y el bienestar de las familias colombianas”.

Por otro lado, Mac Master subrayó que “de seguir con esta tendencia en lo que falta del año, estaremos recuperando los niveles de 2019, que es la aspiración de todas las economías en el mundo hoy en día. Estas son noticias que deben seguir promoviendo el trabajo conjunto y el optimismo, para que el cierre del 2021 supere incluso las buenas previsiones de la mayoría de los analistas”.

“En esa medida, esperamos que este crecimiento sea sostenido por encima del 10% y que el 2022 sea un año de consolidación de esos buenos resultados, de la mano de creación de más y mejor empleo formal para poder mitigar el impacto de la pandemia en el mercado laboral, para lo cual se deben crear condiciones que hagan cada vez más atractivas la inversión y la creación de puestos de trabajo. Es una lástima que dos de las calificadoras de riesgo se hayan precipitado a emitir su concepto negativo sobre la economía colombiana, esto las condujo a cometer un protuberante error”, concluyó Mac Master.



Camacol

De otro lado, la presidenta de Camacol, Sandra Forero Ramírez, dijo que la construcción de edificaciones continúa en la senda de la reactivación económica. Al tercer trimestre del año, el valor agregado del sector de edificaciones presentó una variación anual de 8,9%.

Este positivo desempeño es el reflejo del incremento anual de 23% en el área causada o área efectivamente construida durante el tercer trimestre, llegando a 3,6 millones de m². En materia de vivienda, la construcción de proyectos habitacionales aportó 79% del área efectivamente construida en el trimestre, con un crecimiento de 26%. También se destaca el comportamiento de la construcción de proyectos de bodegas e institucionales, que tuvieron crecimientos anuales de 58% y 18%, respectivamente.

Sobre estos resultados, Forero Ramírez afirmó que “la construcción de edificaciones ha evidenciado su capacidad para generar valor agregado, crecimiento y empleo, por tanto, es fundamental que se sigan generando todas las condiciones para que, con el suelo, los trámites y sobre todo un canal de abastecimiento efectivo, en particular de insumos como el acero -que por su precio actual inviabilizan los proyectos-, se puedan seguir iniciando las obras”.

A octubre de 2021 las ventas de vivienda nueva en el país presentaron un crecimiento anual del 24 por ciento, con 198.771 unidades comercializadas.

Según proyecciones de Coordenada Urbana, en 2022 se espera que 249.400 hogares accedan a una vivienda nueva.

AmCham

En este mismo sentido, la directora de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, María Claudia Lacouture, dijo que “el resultado del tercer trimestre del PIB  confirma que Colombia es un país que ha demostrado que tiene una solidez que le ha permitido avanzar gracias al trabajo público-privado y el 2021 será un año casi sin precedentes en el crecimiento económico de Colombia, derivado del proceso de reactivación que comenzó este año, pero al mismo tiempo por el pésimo desempeño de 2020 por la razón que todos conocemos: el covid-19”.

Sostuvo la dirigente que “es indispensable hacer que ese crecimiento sea sostenible generando productividad y equidad. Es importante mantener el diálogo y las acciones que permitan continuar esta recuperación, teniendo en cuenta que tenemos retos importantes como son las dificultades en el comercio dadas por la crisis mundial de contenedores, el establecimiento del salario mínimo y la generación de empleo a largo plazo. A lo anterior hay que sumarle continuar con los avances en el proceso de vacunación en toda la población para evitar que la mayor presencialidad y aumento en aforos represente un riesgo en la salud pública”.

 

Scotiabank

Para Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria, los resultados significan una noticia muy positiva pues demuestran además de la reactivación en varios sectores también un crecimiento en el consumo de los hogares, pues este creció 20,2%.

“Para el cuarto trimestre seguimos pensando que la economía estará muy robusta y aunque tenemos una proyección de crecimiento para todo 2021 de 9,1%, es muy probable que la economía crezca mucho más, acercándose tranquilamente al 10%, que de hecho es el crecimiento del año corrido; es decir, de enero a septiembre de este año la economía ha crecido 10,3%”.

Señala Olarte que otra noticia muy positiva es que la inversión que no había podido recuperarse ya tiene niveles de crecimiento de 7,5%, liderada por inversión en minas y canteras e inversión en construcción, especialmente en vivienda.

“Lo único que sigue preocupando es el balance externo, ya que esta recuperación de la demanda doméstica viene acompañada con un aumento muy importante de las importaciones, que además de mejorar las cantidades importadas también se ha visto afectada por unos altos precios a nivel internacional”.



Bancolombia

A su turno, Juan Pablo Espinosa Arango, director de investigaciones económicas de Bancolombia, dijo en su análisis que “en este 2021 nuestro país tendrá, de acuerdo con nuestros pronósticos más recientes, el crecimiento más alto desde que tenemos registros (10%). A diferencia de estas cifras excepcionales, para 2022 esperamos que nuestra economía avance a una tasa de 3,6%. Este es un valor que se asemeja más a las lecturas acostumbradas antes del choque del covid-19”.

Sostiene el investigador que estos resultados confirman el buen momento de la economía, que viene apalancada por el consumo. Durante el tercer trimestre, tanto el consumo privado como el público dieron otro paso adelante. Entre ambos causaron casi el 70% del total del avance trimestral. Desde lo privado, esto sería posible gracias a las holgadas condiciones de financiación que han permitido la postura ampliamente expansiva de la política monetaria, junto al aporte de los ingresos por remesas desde el exterior, la recuperación del mercado laboral y el uso de los excedentes de liquidez de 2020 que aún disponían algunos segmentos de los hogares. Entre tanto, el paso adelante del público sería resultado de cómo avanzó la ejecución de gasto, luego de la lentitud del trimestre previo.

Explicó Espinosa Arango que el retorno a un crecimiento moderado tiene una explicación aritmética: la base de comparación para estimar las variaciones anuales ya no tendrá las marcadas distorsiones que produjo el desplome que se dio durante el gran confinamiento del inicio de la pandemia. Pero, además de ello, la economía colombiana seguirá la tendencia predominante en el resto del mundo, que se expandirá a un ritmo menos pronunciado. De este modo, aunque la actividad real todavía se beneficiará de vientos de cola globales, es previsible que estos soplen con menos fuerza.

Banco Itaú

Mientras tanto, los investigadores del Banco Itaú estiman que “el crecimiento se situó por encima del consenso del mercado de Bloomberg, del 12,5%, y de nuestra previsión del 12,4%. El sólido crecimiento del tercer trimestre significa que el PIB se sitúa ahora un 2,6% por encima de los niveles anteriores a la pandemia (cuarto trimestre del 2019), impulsado por el consumo privado”. Aseguran que “el aumento anual del PIB se vio impulsado por un consumo privado aún robusto y la mejora de las exportaciones. El consumo privado creció un 20,2% interanual en el trimestre (+24,9% en el trimestre anterior), impulsado por la recuperación de los servicios (21,8% interanual). El consumo público también se aceleró hasta el 19,1% interanual (desde el 9,9% del segundo trimestre del año)”.

Por su parte, la inversión bruta en capital fijo se moderó hasta el 7,5% interanual desde el 33,4%, al ralentizarse el aumento anual de las compras de maquinaria y equipos. En conjunto, la demanda interna creció un 16,8%, desacelerándose desde el 23,1%. En el margen, la actividad registró una expansión del 24,9% interanual en el trimestre, tras contraerse un 9,5%. La elevada relación de intercambio, la ausencia de restricciones significativas a la movilidad y las políticas macroeconómicas expansivas apoyarán una rápida recuperación del PIB en 2021 que podría alcanzar una cifra superior al 10%.

 

La otra visión del BBVA

Mauricio Hernández-Monsalve, economista de BBVA Research, dijo que “BBVA Research espera un crecimiento de 9,2% para todo el año 2021. El consumo de los hogares se consolidará como el principal impulso al crecimiento, para dar paso al mayor protagonismo de las exportaciones y la inversión en 2022. Para 2022 esperamos una expansión de 4,0% en el PIB”.

Sostuvo el experto que, en el tercer trimestre, el PIB mantuvo un crecimiento anual de dos dígitos, no solo impulsado por la baja base estadística, sino también por la buena dinámica en el margen.

Explicó el experto que el consumo privado se ubicó en el 107% del nivel que tenía antes de la pandemia y el consumo público se mantiene muy fuerte gracias a los gastos asociados al programa de vacunación. Al contrario, la inversión, aunque recuperándose, sigue limitada por la construcción no residencial y aún no logra sus niveles prepandémicos.

La demanda interna siguió creciendo por encima del PIB (16,8% contra 13,2% anual), pero esta vez la diferencia fue menor que en el trimestre anterior. Esto tiene que ver con el importante repunte de las exportaciones y el mayor consumo de servicios, estos últimos con un componente menor de importaciones. No obstante, la contribución de la demanda externa al PIB sigue siendo negativa, aunque menor que hace tres meses.  

De otro lado, la inversión, que creció 7,5% anual, mantiene una gran heterogeneidad en sus componentes y no recuperó todavía el nivel que ya había alcanzado en el primer trimestre, antes de los impactos de los problemas logísticos asociados al paro nacional y la caída temporal en la confianza empresarial entre abril y mayo.

También la inversión en construcción de vivienda se recuperó después del fuerte retroceso del segundo trimestre, pero aún no retornó a los valores que había consolidado en la recuperación de finales de 2020 e inicios de 2021. La inversión en edificaciones no residenciales y obras civiles tuvo caídas, tanto interanual como trimestral.

El mejor desempeño exportador y la fuerte demanda interna impulsaron el crecimiento de la industria y el comercio, los rubros con los mejores resultados en el trimestre, tanto en términos anuales como trimestrales. Entre las 12 grandes ramas de la economía, solo la minería y la construcción no lograron retornar a los niveles que tenían antes de la pandemia.

Sorprende que el sector de entretenimiento sea el que mayor recuperación tuvo por el auge de los juegos de azar en línea, a lo cual se ha unido recientemente el gradual dinamismo de otros servicios con mayor interacción social. La industria manufacturera está en el segundo escalón y se ubica un 10% por encima de su nivel de antes de la pandemia.