Procuraduría pide proteger a menores en fiestas de fin de año

Colombiaagil.gov.co

Mediante una resolución, la Procuraduría General solicitó al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) que ejecute una estrategia articulada con las alcaldías distritales y municipales, gobernaciones y comandantes de la Fuerza Pública, con el fin de proteger la integridad de niños, niñas y adolescentes del país, ante la llegada de las festividades de fin de año, que comienzan con la celebración del Halloween el próximo 31 de octubre y se extenderán hasta el 6 de enero de 2022.

Entre los motivos por los que el ente de control hizo este llamado a las entidades están los constantes accidentes con juegos pirotécnicos, pese a las restricciones legales que existen con respecto a su venta y manipulación en el territorio nacional.

“En la celebración de las festividades decembrinas se incrementa el uso de pólvora por parte de los adultos, quienes permiten -por acción o por omisión- que los menores usen o manipulen pólvora y dispositivos pirotécnicos. Esto origina la ocurrencia de accidentes por su uso inadecuado y amenaza la vida, la integridad física y la salud de aquellos”, señaló Margarita Cabello, jefa del Ministerio Público. 


Le puede interesar: Abanico de socios acusados en caso de Alex Saab


Igualmente, la funcionaria hizo un llamado a los mandatarios locales y departamentales, comandantes de Policía y demás autoridades, para que dispongan de varios equipos que realicen diferentes operativos de inspección, vigilancia y control al uso, almacenamiento, distribución, transporte y comercialización de artículos pirotécnicos, donde se verificarán los permisos de funcionamiento a establecimientos de comercio y personas jurídicas o naturales dedicadas a esta actividad comercial.

Además, Cabello reiteró que se deben diseñar estrategias de comunicación de amplia difusión para informar a la comunidad sobre los riesgos y consecuencias que trae fabricar, comerciar y manipular material pirotécnico, así como permitir que los menores de edad tengan acceso a este.

Finalmente, la doctora Cabello le exigió al ICBF y a las demás autoridades involucradas el reporte detallado y permanente a la Procuraduría sobre los casos de menores que resulten lesionados por el uso de estos elementos. Cabe señalar que el último reporte del Instituto Nacional de Salud registró 538 lesionados por manipular pólvora en el año anterior, de los cuales 187 fueron menores de edad, por lo que existe el riesgo de que se multipliquen para esta época. De igual manera, el ICBF indicó que entre marzo del 2020 y agosto del 2021, 37 casos fueron atendidos por las Comisarías de Familia del país.