Valor de exportaciones de crudo cae 8%

Foto archivo AFP

Una caída del 8% en el valor de las exportaciones de petróleo por parte de Colombia fue atenuada por el incremento de la cotización del dólar durante el trimestre entre junio y agosto de este año. En efecto, esta disminución en los recursos por las ventas se originó en la disminución de los precios internacionales.

Un informe de Campetrol señala que “esto se explicó por la tendencia a la baja en los precios internacionales, desde mayo de 2019, los cuales cayeron desde su máximo registrado este año con US$74,94 hasta ubicarse por debajo de los US$60. Con lo anterior, los ingresos al exportador han disminuido considerablemente”.

Sin embargo el análisis indica que “a pesar de la caída en el valor de exportación y del efecto precio, el volumen de crudo y derivados exportados continua en crecimiento. En efecto, en el trimestre móvil junio-agosto se observó una variación anual de 4,3%. Esta noticia resulta positiva para el sector, pues a pesar de que los ingresos han disminuido, se producen y exportan 423.283 toneladas métricas equivalentes, más que en el trimestre móvil a agosto de 2018”.

Sostiene el análisis que “ante la volatilidad de los precios y la incertidumbre sobre el balance entre oferta y demanda, resulta de gran importancia que el volumen de exportaciones crezca, de tal manera que se logre contrarrestar los efectos del panorama internacional, y mitigar el impacto de posibles caídas de su cotización, generando resiliencia ante las condiciones externas”.

Participación

Para agosto de 2019 el sector petrolero representó el 40,8% del total de exportaciones en dólares, frente a un 43,3% de participación en el mismo mes de 2018. Lo anterior permite afirmar que el sector continúa siendo el principal jalonador de las exportaciones y del ingreso de divisas a la economía colombiana, por lo cual se hace urgente que se siga fortaleciendo el proceso de reactivación en toda la cadena de valor del sector petrolero en Colombia.

Cabe mencionar que, frente al nivel de exportaciones entre 2015 y 2016, cuando la cotización del crudo llegó a niveles cercanos a los US$30, el sector se ha ido recuperando satisfactoriamente, con una tendencia de crecimiento de la producción de petróleo, que permite incrementar la disponibilidad de crudo para exportación. Sin embargo aún enfrenta grandes retos para el resto de 2019, ya que se debe garantizar que la disponibilidad de petróleo a exportar continúe creciendo, de tal forma que se recupere un crecimiento positivo en las ventas externas, y se logre un mayor nivel de resiliencia frente a la actual volatilidad del mercado y las cotizaciones del crudo.

El peso

De otro lado a la caída en exportaciones se suma la alta depreciación del peso, cuyo registro histórico más alto hasta la semana pasada con $3.497 por dólar. Esto se explicó principalmente por la devaluación en las monedas de los principales países en desarrollo, lo cual, ha empujado al alza la TRM en búsqueda de mayor competitividad. Lo anterior, sumado a la disminución en el flujo de dólares que entran a la economía dada la caída en exportaciones, lo que incrementa el déficit de cuenta corriente y presiona el tipo de cambio al alza.

Dado que la producción de crudo ha evidenciado un comportamiento satisfactorio en lo corrido del año y las perspectivas a mediano plazo son positivas, desde Campetrol vemos con optimismo lo que resta del 2019 y esperamos que las exportaciones petroleras reviertan la tendencia a la baja. Esto, siempre y cuando los precios internacionales se mantengan estables o al alza.

A pesar que durante el mes de septiembre se recuperó parte de las pérdidas acumuladas, nuevamente se registra un máximo histórico en la cotización, con $3.497 pesos por dólar al cierre de la jornada del primero de octubre, y con cotizaciones intradía por encima de los $3.500 en la jornada siguiente.

Dado que la producción de crudo ha evidenciado un comportamiento satisfactorio en lo corrido del año y las perspectivas a mediano plazo son positivas, el sector con optimismo lo que resta del 2019 y espera que las exportaciones petroleras reviertan la tendencia a la baja. Esto, siempre y cuando los precios internacionales se mantengan estables o al alza.