Off the record

Foto cortesía

Calculadora electoral

 

Un ex viceministro, a propósito del informe publicado en la edición dominical de EL NUEVO SIGLO sobre las apuestas de los partidos para las elecciones locales y regionales, le dijo a un periodista de este Diario que, “calculadora en mano”, para cumplir con las expectativas de cada colectividad sería necesario ampliar el número de gobernaciones a más de 50 y subir en un 30% el de las alcaldías. Agregó que “se nota” que hay muchos directores de partidos que se muestran muy cautelosos frente a sus posibles resultados y están apostando por cifras muy “conservadoras” en cuanto a cargos de elección uninominal y de cuerpos colegiados, pese a que las encuestas de las últimas semanas darían pie para que sean más optimistas y arriesgados a la hora de proyectar cómo les ira en las urnas el próximo 27 de octubre.

 

Error en bandera

 

Un experimentado analista político advertía el lunes pasado, tras conocer los datos de la última encuesta para la Alcaldía de Bogotá, en donde se confirma que la aspirante Claudia López sigue descolgándose frente al liderato cada vez más definido de Carlos Fernando Galán, que estaba confirmado que la exsenadora y excandidata vicepresidencial verde “cometió un grave error” al elegir la bandera anticorrupción como el principal eje de sus campaña por el Palacio Liévano. Según el analista, era claro desde hace varios meses que en la administración Peñalosa no se había presentado ningún escándalo de este tipo y, por lo tanto, no era esta la preocupación principal de la ciudadanía capitalina, como sí lo son el desempleo, la inseguridad o los problemas de movilidad.

 

Error costoso

 

Agregó la fuente consultada que también está quedando claro que haberse inclinado de forma tan abierta por la candidatura presidencial para 2022 de Sergio Fajardo, descartando de plano la también cantada aspiración de Gustavo Petro, le terminó saliendo muy caro a López y prueba de ello es que el candidato de la Colombia Humana, Hollman Morris, si bien continúa de último en los sondeos de preferencias electorales, mantiene un porcentaje de apoyo que si hubiera migrado hacia la exsenadora la podría tener todavía en la punta de las encuestas . “… Si se le suma a Claudia lo que tiene Morris en las distintas encuestas, quedaría muy cerca de Galán, pero ella le dio un portazo a esa posibilidad el día en que se lanzó a la Alcaldía, con Fajardo al lado, y dijo a los cuatro vientos que esa era la fórmula ganadora de la Alcaldía de Bogotá y la Presidencia de la República”, puntualizó el analista.

 

Ahí está y ahí…

 

La posibilidad de que Morris dé un paso al costado (así siga apareciendo en el tarjetón el 27 de octubre) está totalmente descartada, pese a que en la izquierda y en las toldas verdes hay quienes insisten en que ese candidato y Claudia López deberían reintentar la posibilidad de una coalición de última hora para tratar de competir con el fortalecimiento de Galán en las últimas tres semanas. Como ya se indicó en esta Sección, la decisión del petrismo es clara: siendo muy difícil que ganen la Alcaldía el 27 de octubre hay que apostar por posicionarse como alternativa ante la próxima Administración, sea cual sea el nuevo mandatario o mandataria distrital. La única forma de hacer eso, es afincarse desde ahora como sector crítico de la entrante Alcaldía. Por eso mismo es que no hay la menor posibilidad de que Morris se haga a un lado para tratar de empujar la campaña de López en estas tres semanas.