Queda mucho por hacer en lucha antidrogas de Colombia: Pompeo

Xinhua
"El gobierno colombiano está comprometido, más que nunca, a reducir las áreas cultivadas", dijo por su parte el canciller Trujillo

_________

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, destacó el miércoles "señales de progreso" en la lucha antidrogas en Colombia, primer productor mundial de cocaína, pero dijo que "queda mucho por hacer".

Antes de reunirse en Washington con su par colombiano, Carlos Holmes Trujillo, Pompeo subrayó el apoyo de Estados Unidos a los esfuerzos del gobierno de Iván Duque para reducir a la mitad el cultivo de coca, materia prima de la cocaína, así como la producción de esta droga para fines de 2023.

"Hemos visto señales de progreso. El año pasado, el cultivo de coca disminuyó por primera vez desde 2012", dijo en una declaración a la prensa.

"Queda mucho trabajo por hacer" para "lograr y mantener la ambiciosa meta de cinco años que fijamos", agregó sin embargo.

"El gobierno colombiano está comprometido, más que nunca, a reducir las áreas cultivadas con cultivos de coca en un 50% en 2023", enfatizó Trujillo en la declaración conjunta con Pompeo.

Y añadió: "En lo que va del año, hemos alcanzado más del 75% de la meta anual de erradicar 80.000 hectáreas de cultivos ilícitos". 

Según las últimas cifras de la ONU, el área sembrada con coca en Colombia se redujo 1,2% el año pasado, al pasar de 171.000 hectáreas en 2017 a 169.000 hectáreas en 2018.

La Casa Blanca, que hace sus propias mediciones, indicó que los plantíos de coca en el país sudamericano siguieron siendo muy extendidos en 2018, pero se redujeron por primera vez en seis años, mostrando una leve baja con respecto al año anterior al pasar de 209.000 a 208.000 hectáreas.

El aumento exponencial de los cultivos de coca y de la producción de cocaína registrados en 2017 en Colombia tensó las relaciones entre Washington y Bogotá, tradicionales aliados en la lucha antidrogas.

El presidente estadounidense, Donald Trump, criticó con severidad el aumento de los narcocultivos y llegó a amenazar con dejar de certificar a Colombia por su compromiso antidrogas, poniendo en riesgo la millonaria ayuda estadounidense.