Millos-Tolima, duelo de peso por los cuadrangulares

Millonarios

Millonarios busca levantar cabeza ante el siempre difícil Deportes Tolima en condición de visitante. Los de Jorge Luis Pinto completaron dos jornadas sin conocer la victoria tras igualar con Patriotas el domingo en El Campín. A falta de cinco jornadas, los azules están a un paso de la clasificación, sin embargo, en los últimos juegos no se ha visto un equipo claro en la cancha, en especial en la zona defensiva.

La línea del fondo de los bogotanos recibe muchos goles, de hecho, son pocos los encuentros en el Torneo Clausura en los que los 15 veces campeones no han encajado anotaciones en contra. Lo anterior, en parte se debe al bajo nivel de Wuilker Fariñez, quien está lejos de su mejor versión este semestre.

Asimismo, en la zona de ataque el plantel por momentos evidencia un fallo y es la ausencia de un creador neto que le dé una mano a David Macalister Silva en la generación de opciones de gol. La lesión de Santiago Montoya limitó la plantilla de Jorge Luis Pinto, que tuvo que recurrir a buscar que un media punta como Óscar Barreto cumpla la función de creador, cuestión que no es fácil.

En otro orden de ideas, Tolima tiene la presión en el encuentro ya que la irregularidad acompañó a los de Alberto Gamero esta campaña. Durante el mercado de transferencias los pijaos perdieron jugadores clave que le han hecho falta al cuerpo técnico. De igual manera, la semana pasada fue suspendido Álvaro Montero, guardameta y capitán del club por doping. La sanción es por dos meses y se dice que el hombre de la Selección Colombia dejará las filas del plantel el próximo semestre.

Tolima saldrá con todas sus armas al ataque y es por ello que Millonarios debe ser organizado en el fondo para realizar contragolpes, aprovechando la velocidad de jugadores como Juan David Pérez, Hansel Zapata y Fabián González Lasso. En punta, José Guillermo Ortiz tiene la responsabilidad de marcar tantos y permitirle a los azules respirar tranquilos en lo que resta de campaña.

Es importante intentar sumar al menos un punto en el Manuel Murillo Toro de Ibagué ya que en la siguiente jornada Millonarios jugará ante América, que es un rival que puede complicar los objetivos del cuadro capitalino.

Marca histórica

La recuperación de Santa Fe es un ejemplo de disciplina, fortaleza y gallardía. Los cardenales, que hace un par de semanas eran coleros de la tabla, ocupan la séptima posición y además de ello sumaron siete victorias de siete partidos posibles. Al parecer, la llegada de Harold Rivera le dio a los rojos un sistema que da resultados y alegrías a una afición que tuvo un año bastante complicado y quiere una alegría en este 2019.

En frente, Santa Fe tiene al Atlético Huila, que no les regalará nada ya que tienen que ganar para alejarse del fantasma del descenso. Los opitas sorprendieron a América en el Pascual con un sistema basado en la reducción de espacios, elemento que pretenden llevar a cabo en El Campín.

Por su parte, una de las cuestiones que genera tranquilidad en la hinchada cardenal es que el delantero Jefferson Duque está respondiendo y marcó de nuevo, esta vez ante Equidad. El exjugador del Deportivo Cali y Atlético Nacional llegó a su sexto gol en el Torneo Clausura y pretende mantener su desempeño para seguir ayudando a su equipo con su potencia, velocidad y fortaleza.

Plato fuerte

Sin lugar a dudas el encuentro más atractivo de la jornada será el duelo protagonizado por Junior y Deportivo Cali, que medirán fuerzas en el Metropolitano Roberto Meléndez. Los tiburones vienen de menos a más en el campeonato. Con un inicio flojo, y un presente positivo, los curramberos enfrentarán a un equipo que suele jugar con el control de la pelota.

El partido promete llegadas, tanto Cali como Junior son dos equipos totalmente ofensivos que por momentos no cuidan su defensa. Al igual que los tiburones, los azucareros sumaron de a tres en la pasada fecha cuando vencieron en el clásico del Valle al difícil América 3-2.

Precisamente, el último duelo de la fecha será el de América y Unión. Este enfrentamiento tendrá dos caras, por un lado están los escarlatas que vienen en una racha de malos resultados pero siguen en el grupo de los ocho. En el otro costado se encuentran los samarios, que en caso de no ganar podrían en vilo su permanencia en la Primera División.