Decomisan el equivalente a 13 millones de dosis de cocaína

Foto Twitter Policía Antinarcóticos

Un alijo de cocaína que en los mercados negros equivalía a 13 millones de dosis, fue incautado en coordinación con la DEA.

Según la Policía Antinarcóticos, “en cooperación con guardacostas de Costa Rica y de Estados Unidos, logramos la incautación de 5.610 kilogramos de cocaína en aguas internacionales que pretendían invadir las Islas del Caribe y Norteamérica”.

Explicó la Institución en su cuenta de Twitter que en un primer operativo y tras una persecución, fueron detenidos por guardacostas estadounidenses siete venezolanos y tres colombianos, quienes habían zarpado en una embarcación desde el sector de Castilletes, (La Guajira) y Cojoro (Venezuela) con 4.200 kilogramos de cocaína.

La segunda acción se dio en cooperación con guardacostas costarricenses, que con información suministrada por la Policía de Colombia, capturó a tres nacionales en Boca Chica cerca a Costa Rica. La embarcación había zarpado del Puerto de Merizalde en el Cauca. Allí fueron decomisados 1.410 kilogramos de cocaína.

“De esta forma evitamos que cerca de 13 millones de dosis del alcaloide invadieran las Islas del Caribe y de los Estados Unidos. Bloqueamos las finanzas del narcotráfico en US$78 millones 150 mil dólares”, añadió la información oficial.

Las autoridades colombianas vienen trabajando de la mano con las de otros países con el fin de golpear las finanzas de los traficantes de drogas que a diario buscan nuevas formar de sacar el alcaloide del país.

A la lucha que libra la Policía Antinarcóticos se suma la de la Armada Nacional, que en lo corrido del año ha incautado más de 40 toneladas de cocaína.

Uno de los grupos más golpeados ha sido el ‘Clan del Golfo’, liderado por Dairo Antonio Úsuga, uno de los hombres más buscados del país, así como de narcotraficantes que trabajan con los carteles mexicanos.

Colombia, además de ser considerado el mayor productor de cocaína del mundo, libra una dura batalla contra los cultivos ilícitos y, según cifras de la Casa Blanca y de la ONU, en 2018 logró detener la tendencia al alza en el incremento de hectáreas con plantaciones de hoja de coca, en cerca de 200 mil.