Cadena respalda a Uribe: no sabía de 'viáticos' a testigos

Foto El Nuevo Siglo

Las repercusiones por la indagatoria que el expresidente y senador, Álvaro Uribe Vélez rindió ante la Corte Suprema de Justicia, que le sigue un proceso por soborno y fraude procesal, siguen dándose en el país.

Tras la larga indagatoria que rindió ante la Corte y como lo dijo en la rueda de prensa que ofreció tras ésta donde Uribe Vélez insistió en que nunca sobornó testigos, su exabogado, Diego Cadena, lo respaldó y explicó que fue él quien entregó dinero a dos exparamilitares pero que no fueron sobornos sino “viáticos” y ayuda humanitaria.

En entrevista concedida a La W, Cadena señaló que, en 2017, tuvo conocimiento de una pelea en La Picota entre el exparamilitar Carlos Enrique Vélez y Pablo Hernán Sierra, presunto testigo ‘falso’ o ‘fabricado’ por el senador Iván Cepeda para que declarara en contra Uribe Vélez.

Cadena dijo que, como en ese entonces abogado defensor del expresidente, decidió ir a hablar con el exparamilitar Carlos Enrique Vélez y “cuando yo hablé con Uribe yo le ofrecí que yo recolectaba esos datos”. Agregó que fue con base en dicha información, la que pidió al exparamilitar consignar en un “documento con mi membrete y el que contaba lo que había denunciado (la presunta manipulación para declarar contra Uribe), que en julio de 2017 se entregó a la Fiscalía” y por ello le hizo dos pagos que ascendieron a $2 millones, pero que nunca fueron sobornos sino una “ayuda humanitaria”.

El exparamilitar que rindió testimonio ante la Corte dijo que el abogado Diego Cadena le hizo varios pagos, uno de ellos por 2 millones de pesos.

Insistió en su entrevista Cadena que esos dineros, al igual que los $700 mil que entregó a la exjefe política de las Auc, Eurícide Cortés Velasco, alias “Diana” fue por concepto de “viáticos” para que ella buscara paramilitares que testificaran a favor del expresidente.

 “Una persona que está ayudando a buscar otros testimonios no tiene por qué pagar sus desplazamientos o las recargas al celular, por eso se hicieron unos subsidios de viáticos en transporte, pero no se sobornó a una persona para que cambiara su versión”, aseguró el abogado.

Cadena aseguró que “siempre he actuado bajo el marco legal” y que “si hubiera mala fe, hubiéramos entregado el dinero en efectivo. Eso fue meses después de que Vélez entregara el documento y acreditamos que esos dos millones eran una ayuda humanitaria”.

Tras insistir que el expresidente Uribe desconocía dichos pagos, los que fueron revelados por el diario El Tiempo, aclaró que “jamás se le entregó en dinero efectivo a nadie” y que el este señor, Carlos Enrique Vélez, se volteó porque nos pidió más dinero a cambio de no declarar en contra de Uribe y no se lo dimos”.

Inclusive, agrego, hay interceptaciones en las que se escucha cómo Carlos Enrique Vélez supuestamente  llama a Eurícide Cortés con tono amenazante para condicionar su declaración con nuevas solicitudes económicas a la defensa del exmandatario.

Por su parte el senador Álvaro Uribe Vélez dijo tras la indagatoria en la Corte que nunca sobornó testigos o intentó un fraude procesal y que desconocía los pagos que hizo su entonces abogado Cadena.

"Yo no me invento ir a buscar a un testigo o a otro, yo envío a alguien es a corroborar información. Lo que busqué fue afanosamente la verdad, la defensa del bien superior de mi honra y el pedido a la justicia que investigara", señaló. 

"Vine a saber en las últimas semanas que el abogado Cadena, 10 meses después del testimonio de un testigo Vélez, Carlos Enrique Vélez, le dio $2 millones, que por razones humanitarias. Fue a decírmelo a la oficina y le dije: hombre doctor Diego, si me hubiera consultado le hubiera dicho que de ninguna manera (...) le dije al magistrado que mirara la cuantía y que me habían informado en las últimas semanas, recientemente", añadió. 

Luego de cumplirse la diligencia judicial, este martes en el Palacio de Justicia, el expresidente espera que la Corte Suprema de Justicia tome una decisión que bien puede ser el archivo del proceso por presunta manipulación de testigos y fraude procesal o, por el contrario, encuentre mérito suficiente para abrirle juicio, caso en el cual podría, inclusive, ordenar su detención.

Por su parte el senador Iván Cepeda, trinó que “el senador Uribe ha hecho una exposición plagada de mentiras con relación a lo que le dijo la Corte, insultando a magistrados de la Corte Suprema de Justicia, tergiversando de una manera absolutamente grosera el contenido de lo que investigado y las pruebas que hay en el expediente”.

De igual forma insistió en que Uribe “violó la reserva sumarial al públicamente de su indagatoria en la Corte”