9 programas sociales que el próximo Alcalde debe continuar

AFP

Entre otras cosas, Bogotá redujo la tasa de trabajo de 8,4% en 2012 a 2,3% en 2017

__________

En su interés por fomentar y enriquecer el debate ad portas de las elecciones regionales, la Veeduría Distrital emitió, durante el fin de semana, un nuevo informe sobre nueve programas sociales a los cuales la próxima Administración deberá darles continuidad, porque han resultado ser efectivos.

Ciudad incluyente

En Bogotá habitan 236.239 personas con discapacidad y el 67% de las mismas reconoce barreras en la accesibilidad de la ciudad. Una de las más importantes está relacionada con la accesibilidad en el espacio público y en el sistema de transporte público.

La próxima Administración deberá continuar implementado estrategias como ‘Por una ciudad incluyente y sin barreras’, que comprende acciones de inclusión educativa y productiva, eliminación de barreras actitudinales, accesibilidad en el sistema de transporte, señalización, información y acceso para la movilidad en el espacio público.

Derechos de niños y adolescentes

De acuerdo con el ICBF, en 2018 se presentaron 4.155 casos de violencia contra menores en Bogotá. Las localidades con mayor ocurrencia de este fenómeno son Ciudad Bolívar, Bosa, Usme y Kennedy. Entre enero y febrero de 2019, se abrieron 647 procesos en materia de restablecimiento de derechos de niños, niñas y adolescentes.

Proteger a esta población es central para la calidad de vida de la ciudadanía. Su atención requiere de estrategias integrales que contemplen medidas sancionatorias a través del sistema de justicia y preventivas desde la perspectiva educativa y social.

Trabajo infantil

En 2017, Bogotá fue la segunda ciudad del país con menor tasa de trabajo infantil y la ciudad que experimentó la más significativa reducción pasando de 8,4% en 2012 a 2,3% en 2017. Esta variación de 6,5% significa que 98 mil niños y adolescentes de cinco a 17 años de edad lograron salir de este flagelo.

La Administración distrital ha implementado acciones para abordar esta problemática desde una perspectiva integral, como la ‘Estrategia Móvil de Prevención y Atención del Trabajo Infantil’ y los ‘Centros Amar’. Además de mantener estos esfuerzos, la ciudad debe asegurarse de incluir estrategias de atención a factores sociales, como la satisfacción de necesidades vitales o las condiciones laborales de los padres.

Una ciudad de puertas abiertas

A 31 de marzo de 2019, la población migrante venezolana en Bogotá ascendió a 278.511 personas, constituyéndose en un 22% del total de migrantes en el país. De estos mismos, solo 168.238 cuentan con un Permiso Especial de Permanencia (PEP).

Ante la dimensión de este desafío, la nueva Administración distrital deberá continuar adelantando acciones como el Centro Integral de Atención al Migrante y considerar a esta población dentro de la planeación de asuntos como los equipamientos escolares, salud pública, empleo, cultura ciudadana, convivencia y atención a la primera infancia, entre otros.

Mujeres y Equidad de Género

La Política Pública Distrital de Mujeres y Equidad de Género señala la importancia del derecho a la salud plena de las mujeres, lo que implica implementar acciones de política pública que permitan prevenir las desigualdades en términos de acceso, cobertura y atención oportuna e integral, así como su participación en la toma de las decisiones que las afectan. Es necesario garantizar su sostenibilidad y evaluarlos para su mejoramiento.

Maternidad y paternidad temprana

Entre 2015 y 2017 se reportaron en Bogotá 3.328 casos menos de maternidad y paternidad temprana pasando de 15.672 a 12.344. La mayor reducción de ocurrencia de casos se presentó en el grupo de jóvenes entre 15 y 19 años a 2017. Para asegurar la tendencia a la disminución de este fenómeno, la nueva Administración Distrital deberá darle continuidad al Programa Distrital de Prevención y Atención de la Maternidad y Paternidad Temprana, así como a herramientas como la Plataforma sexperto.co.

Habitante de calle

Para 2017 un total de 9.538 personas fueron identificadas como habitantes de calle en Bogotá. Las localidades con mayor presencia de esta población fueron Los Mártires con 1.750 personas y Santa Fe con 1.313 personas. Actualmente, Bogotá cuenta con el Programa Prevención y Atención Integral del fenómeno de Habitabilidad en Calle.

La próxima Administración debe fortalecer los alcances de este programa para atender asuntos como la persistencia en la permanencia en calle por parte de los beneficiarios del programa y demora en la prestación de los servicios de salud para esta población. También queda el reto de asegurar la intervención integral en puntos críticos.

El reto del cambio demográfico

En 2018, el 11% de la población total de Bogotá es mayor de 60 años. En 2050, este grupo de personas alcanzará el 25% del total de la población que habitará Bogotá. En los últimos 30 años la proporción de niños menores de cinco años se redujo en 6,2% mientras que la proporción de personas mayores de 60 años aumentó en 5,1%.

La nueva Administración distrital deberá cimentar las condiciones para garantizar que las personas mayores cuenten con las suficientes condiciones para desarrollar su proyecto de vida. Deberá trabajarse en el mejoramiento de la accesibilidad en el espacio público, programas de prevención basados en estilos de vida saludables, iniciativas de inclusión laboral y fortalecimiento de los espacios de participación para garantizar su incidencia en las decisiones públicas.

Atenciones para la primera infancia

Con la puesta en marcha de la Ruta Integral de Atenciones para la Primera Infancia, Riapi, la Administración distrital ha atendido 178.338 niños y mujeres gestantes, lo cual corresponde al 71% de la meta del cuatrienio.

Un aporte a la sostenibilidad de la atención integral para la primera infancia requiere de la dotación y operación de los 11 jardines infantiles que quedarán entregados en 2019 y garantizar la entrega de los dos proyectados para 2020.

La nueva Administración, deberá asegurar los altos niveles de coordinación interinstitucional necesarios para el desarrollo de la Riapi, de las 28 atenciones que fueron priorizadas, y garantizar sostenibilidad aumentando la cobertura a todos los niños, niñas y mujeres que lo necesitan.